Home  >   Economía   >   En una “economía débil”, alertan sobre los riesgos crediticios para empresas en 2020

En una “economía débil”, alertan sobre los riesgos crediticios para empresas en 2020

Lo indicó la calificadora de riesgo Moody’s, al tener en cuenta las elecciones presidenciales que se desarrollarán en el país

Una economía débil y políticas públicas inciertas en el país aumentarán los riesgos crediticios de emisores corporativos al menos hasta mediados de 2020, según advirtió ayer la calificadora de riesgo Moody’s, al analizar el contexto que enfrentan las empresas ante las próximas elecciones presidenciales.
“La cobertura de la deuda corporativa y la liquidez probablemente sufrirán un deterioro en 2019 frente a una inflación persistentemente alta y mayores costos de financiamiento, según la tasa de política monetaria extraordinariamente alta del banco central”, explicó el informe de la calificadora.
Según el reporte, las empresas argentinas siguen siendo “vulnerables a una economía débil y políticas económicas inciertas de cara a las próximas elecciones presidenciales, las cuales aumentan los riesgos crediticios para los emisores corporativos al menos hasta mediados de 2020”.

Además, el trabajo estimó que la recuperación económica transitoria de Argentina hasta 2020 “beneficiará moderadamente el crecimiento y los márgenes de las empresas de la industria de consumo, aunque este sector sigue siendo muy vulnerable a posibles choques cambiarios”.
Afirmó en el documento Martina Gallardo-Barreyro, assistant vice president de Moody’s: “La posible recuperación económica gradual de Argentina hasta 2020 favorecerá moderadamente el crecimiento de los ingresos y los márgenes de las empresas de consumo”.
Sin embargo, la analista consideró que “el sector de los bienes de consumo sigue siendo vulnerable a choques cambiarios que pueden destruir instantáneamente el poder adquisitivo y la demanda”.
Para Moody’s, la proyección de una cosecha casi récord implica mejorar el crecimiento y la rentabilidad del sector agropecuario pero los esfuerzos de consolidación fiscal del gobierno aumentan la vulnerabilidad del sector frente a cambios repentinos en la política fiscal.
El sector de telecomunicaciones argentino seguirá siendo altamente competitivo en 2019 y años subsiguientes, a medida que las empresas comiencen a ampliar sus servicios convergentes de telecomunicaciones y datos.

No obstante, Moody’s espera una compresión de los márgenes operativos en 2019, ya que a las empresas de telecomunicaciones les resultará difícil aumentar los precios en línea con la inflación.
En tanto, estimó que los fundamentos del negocio seguirán siendo sólidos para la industria argentina del petróleo y el gas, especialmente para el petróleo, aunque los cambios regulatorios repentinos y la incertidumbre política pueden aumentar el riesgo operativo del sector.
“La generación de energía respaldará la demanda de gas natural, pero los actuales cuellos de botella del transporte restringen el crecimiento de la producción en Vaca Muerta, y Argentina seguirá importando gas en los próximos años”, concluyó el informe.

Cautela
Por otra parte, un análisis de la consultora privada Portfolio Personal Inversiones (PPI) observó “cautela” a la hora de invertir hasta que culminen las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatoria (PASO) del domingo próximo, lo que se traduce en poca oferta de títulos con bajo riesgo para volcar los ahorros, y prevé mayores rendimientos a futuro.
“En las últimas jornadas se sigue viendo mucha cautela, a la espera de los resultados de las elecciones primarias de este domingo”, expresó Matías Roig, director de la consultora en declaraciones radiales -que se encuentran disponibles en el sitio de la empresa-.
En este contexto, el especialista destacó “la colocación de Letras de la Ciudad de Buenos Aires en pesos, un bono dual que a principios de diciembre que se emitió con una tasa de 50% en pesos y tuvo una demanda muy altísima”.

E indicó: “Recomendamos una postura muy conservadora y lo que veníamos recomendando a los clientes es la posibilidad de comprar dólares o comprar una Lete con vencimiento antes del 10 de diciembre, que ofrece una tasa cerca de 3,5%”.
A futuro, “luego de esa fecha, los rendimientos de Argentina se disparan, como por ejemplo el Bonar 2020, que actualmente está rindiendo cerca de 16%”, considerando el mayor riesgo de incertidumbre, detalló.
Según explicó el directivo, hoy “todo el mundo se mantiene cauteloso esperando a ver qué pasa el domingo; de hecho, no hay mucha oferta, está todo en modo stand by”. Además, “a los drivers que veníamos viendo se sumó el recrudecimiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China”, observó.

DÓLAR Y LELIQ
La divisa estadounidense cerró ayer en $46,46 para la venta minorista

La cotización del dólar retrocedió ayer apenas 0,71% en el mercado minorista, al cerrar la jornada en un promedio de $46,468 por unidad en los principales entidades de la city porteña, según el relevamiento diario realizado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).
La leve retracción -según los analistas- obedeció a una mejora en el panorama internacional que se reflejó también en la plaza local, que operó con tendencia bajista desde el inicio de la rueda.
En el segmento mayorista, el dólar cayó 31 centavos respecto de la víspera, al finalizar la rueda en $45,29, con un volumen de negocios de US$663 millones.
Por su parte, la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq) volvió a subir -con lo que acumula catorce jornadas consecutivas en alza- al quedar en un promedio de 63,38%.