Home  >   Coronavirus, Economía   >   El Gobierno nacional busca aliviar el impacto del Covid-19 en la economía

El Gobierno nacional busca aliviar el impacto del Covid-19 en la economía

Extensión del plazo para preinscripción en el IFE, reflotamiento virtua del ProCreAr y apertura de bancos para atender a jubilados son las últimas novedades

En el marco del conjunto de herramientas que está poniendo a disposición el Gobierno nacional para mitigar el efecto del Covid-19 en la macro y microeconomía, entre lunes y martes de esta semana se conocieron nuevas medidas complementarias de las centrales que fueron anunciadas durante todo el mes de marzo.
En este sentido, se informó que se extenderá hasta el próximo viernes el plazo para que las personas puedan inscribirse en formulario dispuesto para el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000, que tiene el objetivo de aliviar la situación en la que se encuentran los trabajadores informales o cuentapropistas debido al aislamiento social, preventivo y social que se ha decretado.
Según se detalló oficialmente, la resolución se tomó luego de conocer los resultados de la convocatoria original, dado que hasta ayer ya se habían registrado 9,5 millones de personas.
Al mismo tiempo, la entidad que conduce ahora Alejandro Vanoli informó que los beneficiarios de Asignación Universal por Hijo y por Embarazo comenzarán a cobrar el próximo viernes 3 el IFE, con carácter excepcional, con la meta de minimizar el posible desplazamiento de los beneficiarios y la aglomeración de personas que se pueden producir en los cajeros.
Por otro lado, también este viernes, los bancos volverán a abrir al público sus sucursales -hasta el martes 7- para atender “exclusivamente” el pago a jubilados y beneficiarios de asignaciones de la seguridad social.
La decisión fue adoptada luego de una reunión mantenida anoche entre los presidentes del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, y del Banco Nación, Eduardo Hecker, y el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo.
“Las sucursales sólo se abrirán para pagar los beneficios de la seguridad social, además de realizar tareas internas ya previstas y que se venían realizando”, informó el gremio en un comunicado.
Para tal fin, los bancos abrirán un “registro de voluntarios” entre sus empleados para cubrir estas actividades hasta el jueves a la mañana y, en caso de no alcanzar a la dotación de personal necesaria, “convocarán a los recursos mínimos indispensables para tal fin”, sin incluir a personas de riesgo y personal con hijos a su cuidado por la suspensión del dictado de clase. Según se detalló, durante los días de apertura las sucursales bancarias admitirán a personas “con las distancias de seguridad previstas en la resolución sanitaria” de modo que “el resto deberá realizar la fila fuera de la entidad bancaria”.
“Una vez finalizado el horario de atención al público, se orientarán las filas hacia los cajeros automáticos, previo una interrupción para cargarlos”, informó La Bancaria, al tiempo que convocó a los trabajadores bancarios a asistir a las “más de 13 millones de personas” que tienen “la necesidad de contar con efectivo para realizar sus compras, necesarias para subsistir”.
Por su parte, con relación a las empresas vinculadas al comercio exterior, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) prorrogó hasta el 22 de mayo próximo la fecha límite para la presentación de declaraciones juradas del impuesto a las Ganancias para las empresas de comercio exterior, que originalmente debían hacerlo hasta el 24 de abril.
La disposición se oficializó a través de la resolución general 4689/2020 publicada ayer en el Boletín Oficial.

Construcción y precios
En el marco de las nuevas disposiciones,el Gobierno confirmó que el Programade Crédito Argentino (ProCreAr) seguiráfuncionando de forma virtual en todassus instancias de solicitud y adjudicación,por lo cual no se prorrogaráel proceso de relanzamiento de esteplan cuyo objetivo es contribuir aatender necesidades habitacionalesde la población y, a la vez, a impulsarla actividad de la construcción, sobretodo una vez que haya finalizado elnuevo período de aislamiento preventivo,social y obligatorio.
Así lo aseguró la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, María Eugenia Bielsa, al señalar que el ProCreAr seguirá funcionando de forma virtual en el marco de las restricciones vigentes por el aislamiento social obligatorio.
“Seguiremos virtualmente con las adjudicaciones, sabiendo claramente que las familias no pueden trasladarse a conocer las unidades”, dijo la ministra, al entender que, si bien “no se están entregando físicamente las viviendas, el proceso continúa”.
Vale recordar que a mediados de marzo el Ministerio de Vivienda reflotó el mencionado plan para impulsar el sector de la construcción y hacer posible la compra o refacción de hogares, en el marco de un paquete de medidas para paliar el impacto económico de la pandemia del Covid-19.
Según se anticipó, se ampliará una línea para construcción y refacción de viviendas en 2020 con 100.000 préstamos individuales para construcción, ampliación y refacción.
A la vez se lanzará una nueva línea de rápida implementación destinada a pequeñas refacciones y mantenimiento hogareño, mediante 200.000 créditos de hasta $30.000 cada uno.
Finalmente, en relación a las acciones que se están implementado para controlar los precios al consumidor, el Gobierno nacional estableció que la industria frigorífica de carne bovina deberá informar semanalmente la cantidad de kilogramos de media res y cueros vendidos diariamente y sus respectivos valores promedio, los cuales se difundirán al público.
La medida fue dispuesta mediante la resolución 103/2020 de la Secretaría de Comercio Interior, publicada este martes en el Boletín Oficial, en la cual se precisa que “en el marco de esta situación de emergencia” producto del coronavirus “se han observado desequilibrios en el mercado de la carne vacuna, producto de distorsiones en materia de precios”.
Finalmente, se conoció ayer que Ministerio de Desarrollo Productivo extendió el Programa Ahora 12 por tres meses y dispuso la incorporación de nuevos rubros como alimentos, bebidas, insumos médicos y medicamentos, artículos considerados esenciales en la actual emergencia sanitaria.
Además, el equipamiento médico producido por pymes nacionales, y que abarca electrocardiógrafos, desfibriladores, monitores para distintas señales fisiológicas, balanzas de grado médico, instrumental, elementos de esterilización y máquinas, podrá también adquirirse sin intereses en 12 y 18 cuotas.

Líderes del mundo debaten un plan de acción conjunta

El secretario de Política Económica, Haroldo Montagu, participó ayer de la segunda reunión extraordinaria de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del Grupo de los 20 (G20), que permitió avanzar en los lineamientos principales del plan de acción para enfrentar los impactos en la economía derivados de la pandemia de coronavirus.
La cartera económica informó que durante las conversaciones, que tuvieron lugar mediante videoconferencia, los funcionarios trabajaron sobre los compromisos que los líderes del foro encargaron a sus representantes económicos a partir de su reunión de la semana pasada.
En detalle, Montagu destacó los desafíos que esta crisis impone, tanto para las economías de mercados emergentes como para los países avanzados, y la importancia de coordinar acciones a nivel global de manera decisiva.
El funcionario, además, hizo hincapié en la importancia de la oferta de crédito a la economía real y propuso “que se estudie la utilización de todo el conjunto de instrumentos financieros disponibles, tanto a nivel multilateral, como bilateral”.
Para ello es necesario, consideró, “poner especial atención en la asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional y la ampliación de swaps entre bancos centrales de economías en desarrollo y avanzadas, entre otros instrumentos posibles”.
La semana pasada, el ministro de Economía, Martín Guzmán, participó del primer encuentro virtual desde que se declaró la pandemia del Covid-19 entre ministros de Finanzas y titulares de Bancos Centrales del G20.
En aquella oportunidad, Guzmán llamó a profundizar “la coordinación global y los esfuerzos de cooperación” para preservar la estabilidad social de los países.