Córdoba: el valor de la producción de soja y maíz se redujo US$660 millones

La pérdida en el valor bruto se debe a la baja de los precios internacionales, que fue agravada por la crisis del Covid-19.
La Bolsa de Cereales de Córdoba estimó que la merma es de US$246 millones para la oleaginosa y de US$414 millones, para el cereal

La pandemia de coronavirus profundizó la situación que atravesaba el sector agrícola en los últimos años, con precios deprimidos como consecuencia de una mayor oferta de granos, conflictos comerciales de escala global y caída en los precios del petróleo.

Córdoba no escapaba de esa situación ni tampoco de ésta generada por el Covid-19 y, según calculó la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCba), el valor de la producción cordobesa de soja y maíz se redujo en 660 millones de dólares.

Según el informe que la entidad bursátil difundió ayer, con la actividad económica reducida, el mundo consume menos y demanda una menor cantidad de energías y recursos. Por estarazón, la demanda del petróleo, que es la principal fuente de energía, se vio fuertemente reducida al igual que su precio. A su vez, esta caída en el valor del petróleo tiene un impacto negativo en los precios de los granos debido a que genera menores incentivos a la producción de biocombustibles, lo cual disminuye la demanda de granos.

Promos Naranja

La incidencia en los valores se puede observar al comparar el precio FOB de exportación de la soja que, en enero se encontraba a en 362 dólares por tonelada y se esperaba que, al momento de la cosecha, fuera de 345 dólares por tonelada. Hoy en día, el promedio del precio de exportación del mes de mayo es de 325 dólares, es decir, 20 dólares por debajo de lo esperado a principio de año.

El efecto de la crisis es incluso mayor al analizar el precio de exportación del maíz. Según detalló la entidad bursátil, 40% del maíz de Estados Unidos, “principal productor del cereal a nivel global se utiliza en la industria del etanol por lo que, al caer los precios del petróleo, disminuyeron los incentivos a la producción de energías alternativas haciendo que la producción de ese biocombustible se desplomara. Además, se suma la menor demanda de combustibles como consecuencia de la menor actividad económica del país norteamericano”.

De este modo, con una menor producción y demanda de etanol, hay mayor cantidad de maíz disponible que se traduce en menores precios.

En este caso, el precio de exportación era en enero de 182 dólares y se esperaba que para el mes de julio fuera de 162 dólares. Sin embargo, hoy en día, el promedio de los precios de exportación para el mes de julio es de 140 dólares, es decir, 22 dólares menos que las expectativas en enero.

Impacto en Córdoba

El Departamento de Economía de la Bolsa de Cereales calculó el impacto que tuvo la pandemia de coronavirus a través de los precios sobre el valor bruto de la producción y los ingresos totales de los productores locales.

Así, detalló que en un principio se estimaba un valor de la producción a nivel provincial de la soja de 4.232 millones de dólares y un ingreso bruto para los productores de 2.886 millones de dólares. Sin embargo, el impacto de la pandemia redujo el valor de la producción en 246 millones de dólares (5,8% menos), ubicándose actualmente en 3.986 millones de dólares. Por otro lado, los ingresos brutos de los productores cayeron 296 millones de dólares (10,3% menos) respecto a las proyecciones de principio de año y al momento de la cosecha tendrían unos ingresos totales de 2.590 millones de dólares.

Al analizar los cambios en los ingresos de los productores y valor de la producción del maíz, los efectos negativos son mayores, debido a que la caída en los precios fue más severa. “Como consecuencia, se dio una caída de 12% en el valor bruto de la producción respecto al valor esperado, llegando a representar 2.924 millones de dólares. En relación con los ingresos brutos de los productores, se vieron niveles 13% inferiores a los esperados antes de la pandemia, alcanzando valores de 2.454 millones de dólares”, indicó la Bolsa.

Eso significa una pérdida de 414 millones de dólares en el valor de la producción y 382 millones de dólares en los ingresos brutos de los productores.

De ese modo, en total, el valor bruto de la producción de la cosecha de soja y maíz de Córdoba perdería 660 millones de dólares en el marco de la pandemia de coronavirus, lo cual implica una menor cantidad de recursos, no sólo para los productores sino también para la economía provincial, concluyó el trabajo.

 

Sé el primero en comentar en "Córdoba: el valor de la producción de soja y maíz se redujo US$660 millones"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*