Home  >   Economía   >   Cayó el optimismo metalúrgico y se ajustaron las expectativas

Cayó el optimismo metalúrgico y se ajustaron las expectativas

Según el monitoreo de Economic Trends para la Cámara de Industriales Metalúrgicos, la confianza se redujo 9,6%, durante los primeros días de enero, debido a una peor percepción sobre la economía actual y las perspectivas de la actividad a futuro. No obstante, sigue en terreno positivo

El Índice de Confianza Empresaria (ICE) de los metalúrgicos cordobeses se redujo 9,6% durante los primeros días de enero con relación al nivel registrado en el tercer cuatrimestre del año pasado, y en función de ello se ajustaron las expectativas para los próximos meses.
Según el Observatorio de la Actividad Metalúrgica que realiza la consultora Economic Trends del economista Gastón Utrera, para la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (Cimcc), la baja se produjo como consecuencia de la retracción de los componentes del Índice de Confianza vinculados con las percepciones sobre la situación económica actual (-8,6%), que venía mejorando desde el segundo cuatrimestre de 2014, y de la caída de los componentes relativos a las expectativas económicas a futuro (-10,6%), que venían en sus máximos históricos desde fines de 2015.

Asimismo y en línea con esas bajas en las expectativas generales, sufrieron cierto deterioro las expectativas sobre crecimiento e inflación.
Así, según el monitoreo, 68,3% de los metalúrgicos cordobeses cree que la economía crecerá durante 2018 más que durante 2017, un tanto menos que en la medición anterior (81,6%), y 61,5% cree que la inflación será durante 2018 menor que durante 2017, también un porcentaje inferior al de la medición anterior (79,6%).
De igual modo, Utrera destacó durante la presentación a la prensa realizada ayer que, pese a la baja, el ICE continúa 7% por encima del nivel registrado un año atrás. “Las expectativas comenzaron a ajustarse”, dijo.
Y agregó: “Cayó casi cinco puntos la evalución positiva del Gobierno nacional y creció la percepción negativa también en casi cinco puntos. De igual modo, la expectativa sigue siendo positiva, está en niveles récord. De hecho es la segunda mayor marca desde que medimos”.

Producción y empleos
Según la consultora, durante el tercer cuatrimestre de 2017 se redujo la cantidad de metalúrgicas cordobesas con incrementos de producción en comparación con un año atrás: bajó de 58,2% a 48,1% de las empresas, aunque todavía en niveles superiores a los registrados durante los años previos. Sólo 22,1% de las firmas tuvo menos producción que un año atrás.
Asimismo, durante los últimos meses de 2017 aumentó levemente la cantidad de metalúrgicas locales con subas en la cantidad de empleados en comparación con un año atrás, al alcanzar 25,9% de las empresas, frente al 23,9% y 21,6% registrados en el segundo y primer cuatrimestres del año, respectivamente.

Importaciones
Finalmente, del 55% de las empresas metalúrgicas locales cuyos productos compiten con otros importados, la mitad admitió que se vio perjudicada por la mayor apertura del comercio internacional.
“El porcentaje fue aumentando desde abril”, dijo Utrera. En efecto, pasó de 28,9% y 38,2% del primer y segundo cuatrimestre, respectivamente.

Reintegro de inversiones
Llegaron los primeros anticipos de apoyo

La presidenta de la Cimcc, Isabel Martínez, informó ayer que llegaron los primeros anticipos de apoyo a las inversiones realizadas por los proveedores de las autopartistas, en el marco de la Ley de Desarrollo y Fomento del Autopartismo. “Se trata de los anticipos de reintegros que otorga el Estado para que las terminales apoyen las inversiones que hacen sus proveedores para poder abastecerlos”, explicó, y agregó: “Es la primera vez en la historia que algo como esto sucede”. Se trata de los préstamos a tasa cero que realiza el Gobierno a las terminales en concepto de reintegro por el volumen de compra de partes nacionales. Según la ley, el mínimo establecido para el armado de vehículos, para obtener el reintegro,  es de 30%, con lo cual la devolución es de 4,3%. El porcentaje de devolución puede crecer hasta 15,5% en tanto la incorporación de piezas nacionales se incremente hasta 50%. “Esos fondos deben devolverse a las terminales, cuando éstas deban devolverle al Estado. Es un pari pasu”, indicó Martínez.