Home  >   Economía   >   Argentina buscará financiamiento tras acordar con el Club de París

Argentina buscará financiamiento tras acordar con el Club de París

DISCRETO. El resultado de la colocación del Bonar 2020 fue inferior al que se esperaba.

Se llegó a una solución relativa a la deuda con los países miembros de ese foro, tras una maratónica reunión. Se pagarán US$9.700 en cinco años, pero este plazo está sujeto a la llegada de inversiones de los países acreedores.

Argentina alcanzó un acuerdo con el Club de París para saldar en cinco años una deuda de 9.700 millones de dólares, y la presidenta Cristina Fernández anunció que a partir de ese convenio se saldrá a buscar financiamiento externo para obras, “no para construir un gran casino financiero”.

La jefa de Estado utilizó su cuenta de Twitter para celebrar la firma del convenio, que también cosechó aceptación y apoyos entre dirigentes de la oposición, economistas y empresarios, casi en forma unánime.

El acuerdo a cinco años implicará que gran parte de la deuda deberá ser afrontada por el gobierno que sucederá al actual, ya que se debe terminar de abonarse en 2019.

La Presidenta aseguró que, de ahora en más, el país buscará en el exterior “financiamiento para infraestructura” y aprovechó para destacar otra “noticia positiva”: la invitación a Argentina a la cumbre de los Brics en Brasil, en julio.

infoclubparisCondiciones de pago
El convenio con el Club de París se alcanzó en la madrugada del jueves en el Ministerio de Economía francés, luego de una maratónica negociación, de más de 16 horas, encabezada por el titular del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof, con los delegados de los 19 países que conforman el organismo.

En un comunicado, el Ministerio de Economía informó que “el acuerdo apunta a cancelar la totalidad de la deuda en cinco años”.

Según se indicó, implica un pago inicial en concepto de capital de 650 millones de dólares en julio de 2014 y de 500 millones de dólares en mayo de 2015, más intereses; el siguiente desembolso se realizará en mayo de 2016.

“El monto acordado para los intereses asciende a 3% para los saldos de capital durante los primeros cinco años”, precisó Economía, aunque los pagos podrán extenderse hasta siete años, dependiendo del nivel de inversiones que lleguen al país.

Además, “se establece un pago mínimo que deberá afrontar la República cada año y se fija un criterio de pagos adicionales en caso de incremento de las inversiones provenientes de los países miembros del Club”.

“Si durante el plazo de 5 años las inversiones adicionales fueren insuficientes, la república puede posponer los vencimientos hasta dos años más totalizando 7 años, con lo que podría incrementarse el costo financiero en alrededor de 1% adicional para el período completo”, indicó.

El Club de París, también en un comunicado oficial, informó el acuerdo y señaló que “ofrece un marco para una solución sustentable y definitiva de las deudas atrasadas de la República Argentina”.

Obligaciones pagadas
Vía Twitter, la Presidenta recordó que la deuda con el Club de París “se originó en 1956, después del derrocamiento de Juan Perón”, y destacó que “gran parte” del pasivo total se originó antes de 1983 y se incorporó al presupuesto público en 1986.

Subrayó, además, que todas las obligaciones financieras de la República Argentina “se han venido pagando religiosamente” desde el 25 de mayo del 2003, día en que asumió el ya fallecido expresidente Néstor Kirchner.

“El financiamiento que obtendremos para nuestro país no será como en otras décadas, para el gran casino financiero. Financiamiento para infraestructura, para desarrollo, para tecnología”, dijo la mandataria.

Kicillof y los principios
Por su parte, el ministro de Economía, Axel Kicillof, remarcó que el acuerdo se firmó “respetando los principios” de Argentina y admitió que los pagos “pegarán más fuerte” en 2015 y 2017, pero garantizó que los vencimientos se podrán afrontar “sin sobresaltos”.

“Cumplimos con nuestro objetivo de llegar a un acuerdo respetando nuestros principios, que nos permitieron crecer al 6% anual los últimos 10 años”, resaltó el funcionario. Y aseguró que, luego de este acuerdo, “queremos financiamiento, pero no para la timba financiera”.

En diálogo con varios medios, Kicillof señaló que aquél “podrá afrontarse sin sobresaltos. Hemos tenido especial cuidado con 2015 y 2017, cuando la dinámica de la deuda actual pega más fuerte. Para darle sostenibilidad al acuerdo hemos pedido que en el perfil de pago año tras año, la Argentina pague más cuando pueda hacerlo”, enfatizó el ministro.

Al comentar el desarrollo de las negociaciones, Kicillof explicó: “Nunca el Club de París hace un recorte o quita de la deuda, exceptuando a países de muy bajos ingresos. Nuestra discusión fue por el lado de la tasa. Propusimos una tasa baja para lo que venimos pagando (7%) que venía de los contratos viejos. Es una tasa baja para lo que hoy marcan los mercados a la Argentina”.

El ministro recordó que “había muchas agencias internacionales de crédito que tenían el acuerdo con el Club de París como condición para dar préstamos a las empresas que querían invertir en el país”.

“Por eso, estamos dispuestos a pagar más en la medida en que lleguen nuevas inversiones”, subrayó. Confió en que a partir de ahora se van a “facilitar los mecanismos por los cuales el sector privado puede invertir en Argentina”.

Ver además:

I.La Provincia admite oportunidad para reestructurar deuda y aguarda aval de Nación

II. El municipio decide nueva emisión de bonos a cuatro años de plazo