Home  >   Justicia   >   Gómez Demmel negó “aprietes” y aseguró que su tarea incomoda

Gómez Demmel negó “aprietes” y aseguró que su tarea incomoda

gomez demmel

El funcionario judicial atribuyó los ataques en su contra a un proceso de reforma que pretende llevar adelante dentro del Ministerio Público y que molesta a sectores del Poder Judicial. La interna entre Alejandro Moyano y el fiscal Adjunto está más vigente que nunca

El fiscal general Adjunto, José Gómez Demmel, se defendió ayer de las acusaciones en su contra que sacudieron al Poder Judicial de Córdoba y que tienen como protagonistas principales a las máximas autoridades del Ministerio Público Fiscal.
La interna entre el jefe de fiscales, Alejandro Moyano, y su adjunto es un dato de la realidad que ya nadie se encarga de negar, ni siquiera los propios involucrados. “Me quieren sacar del medio” dejó entrever Gómez Demmel en diálogo con Comercio y Justicia. Los motivos: los cambios que pretende implementar dentro del Ministerio Público.

- ¿Qué explicación tiene sobre la denuncia que formuló la fiscal García de Solavagione?
- Simplemente lo que hice fue llamar a la fiscal para interiorizarme sobre ciertas causas en las que se plantea la inconstitucionalidad de la reforma de ley de ART, concretamente sobre las comisiones médicas. Éste es un tema de Estado, Córdoba adhirió a la ley nacional y desde el Ministerio Público estamos trabajando desde 2010 para erradicar a un grupo de personas que se han enriquecido con causas vinculadas a las ART. ésta era mi preocupación, saber si la fiscal había dictaminado y, en su caso, qué había dictaminado.

- ¿El objetivo de ese llamado fue decirle a la fiscal en qué sentido debía pronunciarse?
- No, para nada. Ahora, tengo que aclarar que el Ministerio Público fiscal actúa como un solo órgano, el Ministerio Público Fiscal tiene una subordinación jerárquica, esto lo marca los artículos 1, 2 y 3 de la Ley orgánica del Ministerio Público Fiscal, que establece que el subordinado tiene que dar los informes que se requieren y, asimismo, cumplir con las instrucciones particulares de casos concretos o generales instruidas por sus superiores. Si García de Solavagione me hubiera expresado que está en contra de la constitucionalidad de la norma, yo ahí sin duda tendría que haber acudido al fiscal General para darle mi opinión, porque yo sí estoy de acuerdo con la constitucionalidad de la norma.

- ¿El llamado fue a título personal o en nombre del Ministerio Público?
- Fue como funcionario, como fiscal adjunto de Fiscalía General.

- ¿Pero el fiscal General está también de acuerdo con la constitucionalidad de esta norma?. ¿Se habló del tema?
- No, no llegamos a hablar del tema. Además, porque la fiscal ya había dictaminado y había dictaminado en el sentido con el que yo también estaba de acuerdo. Luego, ella me envió el dictamen por mail. No es que pregunté por una causa en particular, pregunté por una situación general. No impartí ninguna instrucción. Yo me puedo comunicar con un fiscal y preguntarle qué es lo que ha hecho y puedo conversar.

- ¿Le sorprendió la reacción del fiscal general?
- Totalmente.

-¿Lo llamó después de la denuncia de García de Solavagione?
- No, no he vuelto a tener comunicación. La última llamada fue después de una reunión que mantuve con todos los vocales del Tribunal Superior -excepto uno-; estaba el fiscal General, el ministro de Justicia y un par de asesores del Ejecutivo. Allí se trató el abordaje del conflicto penal porque considero que es necesario una reforma profunda. Luego de esa exposición que hice, surge todo esto.
Moyano dice que nunca en sus años de trayectoria ha visto que se comuniquen con los distintos fiscales. Yo los invito a que entrevisten a los fiscales y digan si esto es cierto; decir eso, es desconocer la norma. La norma dice que las instrucciones hasta pueden ser impartidas telefónicamente, no sólo por escrito, y es permanente el diálogo que hay porque es la naturaleza del Ministerio Público fijar políticas criminales; y la única forma de hacerlo es dialogando con los subordinados. Si no, cada fiscal dictaría su propia política criminal y esto sería un desorden.

- Esperaba un llamado del fiscal General después de lo que pasó. ¿Se entera de lo que él piensa a través de los medios?
- Sí, me entero a través de los medios.  La última comunicación fue luego de esa reunión.

- ¿Tiene un problema personal con Moyano?
No, yo considero que es una buena persona. No tengo nada personal, lamento que de esta forma se esté ventilando una interna .

– ¿Existe la interna entonces?
- La interna se plantea a través de lo que ha dicho. Decir que es grave hablar con una fiscal pidiendo una información que es pública y que diga que jamás lo vio y que no corresponde no es cierto. La verdad, él plantea una interna que no es mi deseo que haya. Mi deseo es seguir trabajando por la reforma, que es mi sueño, tener un sistema que contenga la demanda social, que los juicios sean rápidos, orales, que se aborden todos los conflictos penales .

- ¿Por qué se enoja Moyano después de esa reunión?
- Yo siempre cito a un gran tratadista italiano que decía que la mayor resistencia a la reforma está muchas veces dentro del Poder Judicial. Trato de interpretarlo de esa manera.

- ¿Siente que lo quieren sacar del medio?
- La verdad que no sabría decirle pero sería bueno preguntárselo a quien lo sostiene.