Actualidad

El Instituto Universitario de CAM tiene director y está en marcha

PROYECTO. UNA IMPORTANTE INICIATIVA DE LA CONFEDERACIÓN QUE SE HACE REALIDAD

Fabián Brown, general de la Nación y doctor en Historia, aceptó el ofrecimiento de CAM y la “universidad mutual” ya avanza con la articulación con la Universidad Atlántida. Se trabaja en la oferta académica 2023 y 2024, mientras se afirma el plan de capacitaciones para el segundo semestre del año 

El 29 de abril pasado en el Congreso General Ordinario de CAM se trató en el punto octavo, un tema de suma relevancia ya que allí se consideró un informe de la Junta Ejecutiva de CAM sobre lo actuado hasta la fecha en la gestión para la constitución de la Fundación para Estudios Superiores de la Confederación. En esa oportunidad, el presidente de CAM, Alejandro Russo, dio un informe pormenorizado de todo el accionar llevado a cabo en materia de capacitación hasta la fecha, ratificando lo dispuesto por el Consejo Directivo en cuanto a la constitución del Instituto Universitario para el Desarrollo de la Economía Social de CAM, que posibilitará formación y educación a distancia de alta calidad en todo el territorio nacional, disponible para quienes integran el sector en carreras tradicionales y otras propuestas educativas a bajos costos y con contenidos, que posibiliten una formación académica desde la economía social y solidaria.

También informó que este proyecto tenía la necesidad de contar con un Director Académico con antecedentes sólidos en el campo y con profundos conocimientos y experiencias en el marco de la economía social y solidaria. Por lo antes mencionado, es que se le propuso ocupar este cargo al Gral. Fabián Brown y que su inclusión resultaba una pieza clave en el armado de este proyecto. Lo que sigue es parte de una entrevista al futuro director.

-¿Qué significa para Usted este nombramiento?

Unite a nuestra COMUNIDADSuscribite a Comercio y Justicia Comercio y Justicia
Suscribite ahora por $1008 x mes


-En lo personal, constituye un desafío doble. Primero, por ser presidente de una Federación integrante de la CAM y estar profundamente comprometido con los valores y principios del mutualismo, como con los objetivos estratégicos que se plantea la organización y, en segundo término, porque me permite contribuir desde el ámbito docente universitario dónde he desarrollado parte de mi vida.

Constituye un antiguo anhelo de la CAM el desarrollo de este espacio para que la formación de nuestros dirigentes alcance un estándar universitario. Para lo cual se fueron dando pasos progresivos: Enrique Fernández Quintana viene organizando con la Universidad Atlántida desde hace años una Diplomatura para Directivos y Ejecutivos, en Administración Financiera para Mutuales; complementariamente, Marita Carbonel desarrolló una plataforma virtual desde dónde se imparte una importante oferta educativa. Estas estructuras que se venían desarrollando por separado y ahora se van integrar al Instituto.

Ya estamos trabajando entonces con la Universidad Atlántida para articular nuestra inserción en su ámbito, planificar la oferta educativa para los años 2023 y 2024 y organizar las actividades del segundo semestre de este año, que estarán dadas por una nueva cohorte de la Diplomatura para Directivos y Ejecutivos en Administración Financiera para Mutuales, el dictado de dos seminarios (uno de reforzamiento de la problemática financiera y otro de elaboración de proyectos) y la elaboración de un plan de carrera para una diplomatura en gestión de salud. En ese sentido estamos pidiendo opinión a las entidades de salud sobre sus necesidades, a fin de elaborar un diagnóstico adecuado para formular la oferta educativa.

-Hablamos de capacitación y educación en valores de la Economía Social y Solidaria. ¿Cuál será el perfil de los egresados?

-Es el de un dirigente mutual que esté en capacidad de dar respuesta a las necesidades y a las demandas de nuestra comunidad y nuestros asociados. En el siglo XXI, las soluciones no se encuentran en manuales ni en procedimientos, se requiere construir la solución y para ello es fundamental el desarrollo de pensamiento crítico, que es la esencia del saber universitario.

Pero un dirigente mutual no puede construir cualquier solución, sino una acorde a valores que identifican su razón social, es decir la respuesta de una organización productiva de desarrollo sustentable, de carácter democrático y solidaria, diversa en materia de género, plural y territorialmente situada.

Yo entiendo que es una exigencia de los tiempos la profesionalización de nuestros dirigentes y creo que la metodología de reflexión universitaria es la que mejor se adecúa para la construcción de soluciones para la sociedad del siglo XXI. Por lo tanto, es un salto de calidad pero, esencialmente, es una necesidad del sector.

-¿Cuál será el rol de la Federaciones y las entidades de base?

-Nuestra oferta educativa exigirá un permanente feedback con las entidades de base y las federaciones para conocer sus demandas de capacitación y así formular y reformular nuestra oferta educativa. Esta forma de trabajo es la natural de la CAM.

A su vez, nuestra responsabilidad, a partir de una correcta planificación de la educación y su presupuestación, es que la misma sea sostenible y, al mismo tiempo, accesible a los estudiantes.