Cooperativas, Servicios

Se acentúa el conflicto por el servicio de agua potable en Villa Carlos Paz

En enero se intensificaron las protestas de vecinos, trabajadores y representantes de distintas organizaciones sociales que cuestionan el intento de la Municipalidad de Villa Carlos Paz tendiente a quitarle la concesión del servicio de agua a la Cooperativa Integral Regional de Provisión de Servicios Públicos, Vivienda y Consumo (COOPI).
Previo a participar en una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo de la provincia, por medio de miembros del Consejo de Administración, representantes de sus asociados y usuarios y delegados de los trabajadores, la entidad sostuvo que “hay un plan sistemático de destrucción” de la organización.
La COOPI asegura que el municipio aún no recibió a las autoridades de la empresa y que tampoco precisó de qué manera va a prestar los servicios ni qué va a pasar con los trabajadores.
En tanto, insiste con que se trata de un intento de privatizar el servicio de modo encubierto. “No hay contratos de concesión desde el año 2012 para las dos cooperativas que hay en Villa Carlos Paz. El servicio de agua potable sólo lo puede brindar el municipio o cooperativas, en teoría no se puede privatizar. El tema es que el municipio lo asume, pero puede llegar a tercerizar tareas perdiendo la mirada integral del servicio. Esto es lo que no queda claro ni se han dado precisiones», manifestó en ese sentido.
Para comprender el conflicto es necesario recordar que poco tiempo después de que el anterior intendente de Villa Carlos Paz, Esteban Avilés, ingresó al Ejecutivo ya se había puesto en marcha una política orientada a la judicialización de decisiones relevantes para la ciudad; entre ellas, por el servicio de cloacas y la titularidad de la prestación del agua potable.
En 2017, el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba reconoció la potestad del municipio y la posibilidad de prestar aquél desde el mismo Estado, si decidiera no concesionarlo.
Ante ello, la COOPI presentó una acción de amparo que fue rechazada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
El actual intendente, Daniel Gómez Gesteira, ya está avanzando en los trámites de transferencia del servicio de agua.
De acuerdo con lo anunciado a la prensa, la toma total se daría aproximadamente a finales de marzo, una vez concluida la temporada turística.

Apoyo del Inaes
El titular del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), Nahum Mirad, expresó la preocupación del directorio del organismo nacional sobre la situación.
“El Inaes mira con mucha preocupación la situación de la COOPI y del servicio de agua en Villa Carlos Paz habida cuenta de que para nosotros el acto cooperativo tiene una centralidad enorme y fundamental, y más en el momento como el que el atraviesa nuestro país, donde necesitamos generar trabajo y tener servicios accesibles”, manifestó Mirad.
“Se necesita más cooperativismo y más actividad de la economía social y solidaria como una forma de transitar esta pandemia. Esta doble crisis porque a la cuestión sanitaria se suma a las consecuencias de las políticas de ajuste y orientadas a la actividad financiera como las que se implementaron en el gobierno anterior. De esto se sale con más economía social”, dijo en diálogo con el medio cooperativo VillaNos Radio, y remarcó que el Inaes acompaña la lucha y la movilización de la COOPI.
El directorio del organismo se reunió en los últimos días del 2020 con las autoridades de la Cooperativa Integral para conocer de cerca la situación tras el decisorio de la Corte que avaló el decreto para el traspaso del servicio de agua a la esfera municipal.

La COOPI asegura que el municipio no precisó de qué manera va a prestar los servicios ni qué va a pasar con los trabajadores.
Paralelamente, insiste con que se trata de un intento encubierto de privatización.

Fecescor
-Por medio de un parte de prensa, la federación provincial de cooperativas, Fecescor, que nuclea a la COOPI, expresó su preocupación por lo que entiende es un hecho de “gravedad institucional”. Por ello, reclama la intervención de los organismos nacionales y provinciales ante el Municipio de Carlos Paz.
– “Vemos con suma preocupación la situación de la Cooperativa Integral de Carlos Paz. Sin cuestionar los fallos judiciales que dan sustento a las pretensiones del municipio de Carlos Paz, advertimos que no se puede avalar una quita de concesión de prestación de servicios públicos basados en la arbitrariedad y mezquindades personales de los dirigentes que conducen las instituciones”, manifestó Fecescor.
– “En momentos en que la sociedad en general reclama más institucionalidad y menos personalismos, la Municipalidad atenta contra una institución de más de 50 años de vida, autónoma y democrática basada en los principios y preceptos del cooperativismo”, añadió.
-”En todo este tiempo no hemos escuchado esgrimir ni un solo argumento objetivo y valedero referido a la prestación del servicio que desarrolla la COOPI, que nos haga pensar que este atropello tiene otra explicación que no sea la de los caprichos personales de quienes ocasionalmente conducen el Municipio”, continuó.
-”Si el Municipio no coincide con la gestión que realiza la conducción actual de la cooperativa, solo tiene que propiciar una lista en la próxima asamblea, y si los socios a los que dice representar o proteger con esta decisión de rescate acompañan sus propuestas, el problema está solucionado sin necesidad de atentar contra la supervivencia de la Institución Cooperativa, que nada tiene que ver con las diferencias de los dirigentes”, continuó.
– “Los dirigentes cooperativos plebiscitan todos los años su gestión, a diferencia de los municipios que lo hacen cada cuatro años”, alegó Fecescor, razonando que, por ello, no entiende por qué no se apela a los mecanismos democráticos para cambiar la gestión de la institución.