Actualidad

Organizaciones de la Economía Social respaldaron la continuidad de la COOPI

El miércoles 9 de diciembre, ante la convocatoria efectuada por la Cooperativa Integral Regional de Servicios Públicos de Villa Carlos Paz (COOPI), organizaciones representativas del sector de la Economía Social en Córdoba se manifestaron a favor de la reflexión y del entendimiento de las autoridades del ejecutivo municipal frente a la decisión que pretende regularizar jurídica, prestacional y económicamente la provisión de agua potable en desmedro de la cooperativa, que -por iniciativa de los propios usuarios de la ciudad- está a cargo del servicio desde hace 60 años.
FACE Córdoba señaló que la medida va en sentido contrario a la historia de desarrollo de más de 200 comunidades y ciudades del interior de la provincia, que hallaron en el trabajo estratégico, mancomunado, solidario y democrático, de municipalidades y cooperativas, una respuesta sólida y sustentable a lo largo de su relación.
Destacó que los conflictos y controversias generan innecesarios e infructuosos derroches de recursos, originando confusión y malestar en la sociedad; más aún, considerando que la COOPI, además de tener a su cargo la prestación de agua potable de Carlos Paz, también es la entidad distribuidora en municipios cercanos, como San Antonio de Arredondo, Cuesta Blanca, Estancia Vieja y Mayú Sumaj e, incluso, provee agua en bloque a la Cooperativa de Icho Cruz.
Por su parte, FECESCOR, federación a la que se encuentra asociada la Cooperativa Integral de Villa Carlos Paz, enfatizó que “la COOPI es una entidad democrática cuyos propietarios son los mismos usuarios, quienes conducen la institución mediante la elección de sus representantes en asambleas de asociados/usuarios del servicio”.
Por ello, aclaró que si el Municipio no coincide con la gestión que realiza la actual conducción de la cooperativa sólo tiene que propiciar una lista en la próxima asamblea, y si los asociados acompañan sus propuestas, las diferencias se solucionarían.
Actuando en forma conjunta, ambas federaciones ofrecieron su participación como vehículo de diálogo, asumiendo el compromiso de desarrollar toda iniciativa tendiente a subsanar los diferendos actualmente existentes. De parte del Municipio no hubo respuesta alguna.

Presentación ante la CIDH
Mediante una conferencia de prensa, el martes 15 de diciembre, la COOPI informó que acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
Luego difundió un comunicado en el que precisó: «Ante los últimos avances de la Municipalidad de Villa Carlos Paz en su sistemática persecución hacia nuestra institución, tendientes a despojarnos, sin ninguna razón la prestación de los servicio de agua y cloacas, la COOPI comunica que ha realizado una presentación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con el objetivo de que el Ejecutivo Municipal se abstenga de continuar con su plan sistemático de destrucción institucional».

Estado
«La Coopi, junto a sus trabajadores, asociados y vecinos de la ciudad, denunció ante la CIDH al Estado Argentino – Municipalidad de Villa Carlos Paz, Provincia de Córdoba – por violación a los derechos humanos consagrados en los artículos 1.1, 2, 4, 5, 8, 23 y 26 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante, CADH) y el artículo 6.2 y 10 del Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de derechos económicos, sociales y culturales, en relación con los artículos 26 y 1.1. de la CADH», indicó la firma en el documento que difundió.

Cautelar
La presentación incluye un requerimiento, por la gravedad y urgencia de la situación, para que la CIDH otorgue medidas cautelares que suspendan la decisión del Poder Ejecutivo de Villa Carlos Paz, que busca que el servicio pase a la municipalidad.
En el comunicado, la Coopi exige que «las autoridades municipales se abstengan de seguir avanzando en su irracional embestida institucional».
«Con la misma vocación de diálogo de siempre, y con la profunda expectativa de que se retome la sensatez para que Carlos Paz y la región cuenten con lo mismo que cuentan todas las prestatarias de servicios -un contrato de concesión que garantice la continuidad de su vida institucional y de sus fuentes de trabajo- la COOPI queda abierta a cualquier convocatoria honesta orientada a solucionar un conflicto sin sentido», concluyó.