Educación, Educación Cooperativa

Conversatorios en línea de Cooperativas y Mutuales Escolares

Con la participación de estudiantes y docentes de instituciones de más de 60 localidades del interior provincial, se desarrollaron cuatro enlaces de exposición pedagógica.

Organizados por el Departamento de Cooperativismo y Mutualismo Educacional de la Subsecretaría de Cooperativas y Mutuales de la provincia de Córdoba, se llevaron a cabo los encuentros digitales denominados “Cooperativismo y Mutualismo Educacional, su dimensión social: impacto educativo, cultural y comunitario de las experiencias de cooperación y reciprocidad durante el confinamiento preventivo”.
Con la participación de estudiantes y docentes de instituciones escolares de más de 60 localidades del interior provincial, se desarrollaron cuatro enlaces de exposición pedagógica.
Las instancias contaron con la presencia virtual del ministro de Industria, Comercio y Minería de la provincia, Eduardo Accastello; del presidente de la Cooperativa de Servicios Públicos, Vivienda y Crédito de Tío Pujio y actual subsecretario de Cooperativas y Mutuales, Darío Ranco, y del director de la Subsecretaría, Hans Stieben, junto con Omar Marro, Aldo Truant y Juan Manuel Eula, presidente, secretario y protesorero de FACE Córdoba, respectivamente, y de Félix Lovera, coordinador de foro de Jóvenes Cooperativistas de Fecescor.
Los conversatorios fueron coordinados por Griselda Gallo y Erika Hepp, responsables del área en el ámbito de la subsecretaría, con la destacada colaboración de Silvia Recalde, presidenta de la Célula Argentina y Latinoamericana de Cooperativismo y Mutualismo Educacional (CALCME).
En las reuniones a distancia se abordaron experiencias escolares significativas, resultantes de prácticas educativas relacionadas con el cooperativismo y mutualismo escolar, desarrolladas en el período de aislamiento que comenzó a mediados de marzo.
Al exponer, el ministro Accastello anunció un nuevo programa para fomentar el desarrollo de entidades de la Economía Social en los establecimientos educativos. “Desde el Ministerio vamos a promover las cooperativas madrinas, para que las cooperativas más grandes, ya sean de producción, de servicios, de trabajo, puedan ayudar y potenciar a las cooperativas escolares, porque la cooperación es bien común hacia la comunidad”, anticipó el funcionario.
Asimismo, señaló: “Este programa que impulsaremos va a tratar de brindarles distintos tipos de capacitación, servicios y financiamiento. El cooperativismo y el mutualismo son una acción de entrega, de ayuda, de fortalecimiento institucional y son una luz en el actual contexto. Son justamente las acciones de colaboración y reciprocidad las que ayudan a encontrar alternativas beneficiosas para todas las personas y sus comunidades”.
Córdoba cuenta con un total de 250 cooperativas y mutuales con personería escolar. El dato no sólo merece ser destacado porque la ubica como provincia líder de Argentina en esta materia, sino porque -además- se trata de un resultado del esfuerzo y la coordinación interinstitucional.
El funcionamiento de las cooperativas y mutuales escolares se enmarca en las tendencias educativas modernas, que procuran una participación activa de los alumnos en los procesos de enseñanza.
Los modelos cooperativo y mutual resultan un instrumento mediador de generación y restitución de vínculos sociales, para potenciar las habilidades de las personas y todas sus capacidades de creación, lo cual implica que cada uno pueda responsabilizarse de sí mismo y realizar sus propios proyectos en una atmósfera de reciprocidad, propiciando un diálogo abierto y de confianza que favorece a alumnos, docentes y directivos.
Los logros se aprecian por medio de diferentes perspectivas. En relación con el estudiante, fortalecen su protagonismo, puesto que aseguran el ejercicio del liderazgo como una responsabilidad compartida.
Además, vivifican el esfuerzo propio, la observación de las respectivas capacidades, destrezas y conocimientos, situando al alumno en un medio en el que existe un interés especial por cada uno como persona, a la vez que brindan la oportunidad de conocer cuáles son las áreas hacia las que tiene mayor inclinación.
Una cooperativa escolar es una entidad organizada dentro del ámbito de un centro educativo, integrada y administrada por los alumnos, quienes actúan con la orientación y asesoramiento de los directivos y docentes de cada establecimiento.
Sin importar el tipo de actividad que lleven a cabo -consumo, servicios, agrarias, de producción o culturales, entre otras- les permiten a niños, adolescentes y jóvenes tanto concretar tareas colaborativas como gestionar, dándoles la oportunidad invaluable de conocer y elegir, participar y debatir.
Esta herramienta formativa encuentra soporte normativo en el artículo 90 de la ley de Educación Nacional 26206, que establece la promoción e incorporación de los principios y valores del cooperativismo y del mutualismo en los procesos de aprendizaje.
En nuestra jurisdicción, la metodología tiene completo y exhaustivo tratamiento en la ley 8569, que faculta e instruye al Ministerio de Educación a implementar, con carácter obligatorio, la enseñanza del cooperativismo y del mutualismo de modo teórico-práctico, reconociéndoles personería escolar a las cooperativas escolares y jurídica a las cooperativas escolares juveniles.
Las primeras son asociaciones de alumnos que no persiguen fines de lucro sino educativos, cuyos objetivos son promover el espíritu de solidaridad y de ayuda mutua y contribuir a consolidar una firme conciencia cooperativista que facilite la posterior integración de los participantes al movimiento cooperativo.
Por su parte, las segundas les posibilitan a los estudiantes crear pequeñas unidades de trabajo, para que produzcan y comercialicen bienes y servicios en sus zonas de residencia.
Esas microempresas se constituyen con arreglo a lo dispuesto por la Ley Nacional de Cooperativas (20337), con la intervención del órgano local competente a simple solicitud de la autoridad escolar correspondiente.

Córdoba cuenta con un total de 250 cooperativas y mutuales con personería escolar. El dato merece ser destacado no sólo porque la ubica como provincia líder de Argentina en la materia sino porque -además- se trata de un resultado del esfuerzo y la coordinación interinstitucional.