Actualidad, Cooperativas, Salud

El sistema solidario de sangre en Córdoba sigue en crisis por la pandemia

Las cooperativas alertan sobre el hecho de que la crisis que generó la pandemia impide cubrir la demanda de sus asociados.

La pandemia de coronavirus puso en suspenso las donaciones de sangre y evidenció la fragilidad del sistema.
Ante ello, las cooperativas, como parte central de aquél, alertan sobre la crisis, que impide cubrir la demanda de sus asociados.
Según un informe de la Fundación Banco Central de Sangre de Córdoba, se necesita que entre ocho y 10 por ciento de la población done sangre voluntariamente para cubrir las necesidades transfusionales en Argentina. Sin embargo, el dato real señala que apenas 1,5% lo hace regularmente y de manera voluntaria.
En tiempos de covid-19 esa relación empeoró y el sistema solidario de donación está en una situación crítica: mientras que la demanda de sangre sigue constante, se estima que las donaciones disminuyeron 70%.
En Córdoba, los bancos de sangre de las cooperativas de servicios públicos son actores esenciales para sostener la cadena de donaciones voluntarias, pero en plena emergencia sanitaria no están pudiendo cumplir con los aportes requeridos y, por lo tanto, no alcanzan a cubrir la demanda de los adherentes al sistema.
Los donantes habituales, ya sea por reposición o por donación voluntaria, no están concurriendo a donar por el temor de ir a un lugar donde exista la posibilidad de contagio.
Enrique Tolkachier, médico especialista en hematología e inmunohematología y coordinador del banco de sangre cooperativo en Córdoba, precisó que hay problemas de abastecimiento en la provincia.
En este marco, en un comunicado, FACE Córdoba y FECESCOR instaron a sus asociadas a extremar los esfuerzos para poder mantener el número de unidades de sangre necesarias en el stock de la fundación.
Entre las acciones necesarias, se les pide a las cooperativas no suspender las colectas de sangre programadas y realizar acciones extraordinarias para sostener “el compromiso solidario y responsable de cada beneficiario de este sistema”.
A fin de paliar la situación, durante las últimas semanas un pequeño grupo de cooperativas intensificó sus campañas de donación voluntaria de sangre.

Advertencias
Las advertencias por el desabastecimiento de sangre datan de principios de julio.
Hace dos meses, la disminución de donantes ya era importante y causaba faltantes en los nosocomios que atienden los casos de mayor complejidad.
Las enfermedades siguen su curso a pesar del aislamiento y muchas patologías requieren a diario del aporte de sangre. Ante la merma de donaciones, los centros que gestionan las unidades de sangre lanzaron alertas.
Tal fue el caso de la Fundación Banco Central de Sangre de Córdoba, que adelantó que la situación era apremiante.
Como respuesta, un grupo de cooperativas de servicios públicos que tiene sus bancos de sangre integrados al sistema provincial activó acciones para alentar a los donantes voluntarios.

Bancos
El sistema solidario de sangre está conformado por más de 70 cooperativas adheridas y cuenta con dos bancos regionales, uno en Oncativo y otro en Monte Buey, que tienen capacidad de extracción diaria. El resto participa de las colectas que se convocan por día.
En la provincia también hay otros bancos de sangre que pertenecen a cooperativas y están integrados a la Fundación Banco Central de Sangre, pero que no forman parte de este circuito de abastecimiento provincial.

 

Bioseguridad

-La gente que dona sangre habitualmente no está concurriendo a los centros de salud por miedo al covid-19. Por lo tanto, las campañas se realizan en espacios no vinculados con la atención médica.
-Las colectas se organizan cumpliendo todas las medidas de bioseguridad que indica el protocolo avalado por el Ministerio de Salud: se dan turnos cada media hora y se respeta la distancia.
-Tolkachier detalló que en el caso del sistema cooperativo, hay 10 bancos instalados. En tanto, precisó que también hay colectas o postas de extracción en las distintas localidades.
-El galeno explicó que para que una colecta sea exitosa tiene que tener entre 40 y 50 donantes y precisó que las cooperativas han colaborado muchísimo.

 

Los bancos de sangre buscan a personas que donen voluntaria y frecuentemente, para disponer de sangre de manera regular. Pandemia mediante, se intensificaron las campañas para suplir el faltante.

 

Según un informe de la Fundación Banco Central de Sangre de Córdoba, se necesita que entre ocho y diez por ciento de la población done sangre voluntariamente para cubrir las necesidades transfusionales en Argentina. Sin embargo, el dato real señala que apenas 1,5% lo hace regularmente y de manera voluntaria.

 

(Fuente: Colsecor Noticias)