Capacitación, Mutualismo, Responsabilidad Social Empresarial

Se lanzó la quinta edición de la diplomatura en Administración Financiera de Mutuales

Atenta al desarrollo del sector de ahorro y crédito y a la normativa que rige el servicio de Ayuda Económica, y con miras a continuar promoviendo la profesionalización de la gestión, CAM reflotó ese ciclo formativo, que ya alcanzó a más de 200 funcionarios y ejecutivos de Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Rosario y la ciudad de Buenos Aires.

Quedaron abiertas las inscripciones para la quinta edición de la diplomatura en administración financiera de mutuales, dirigida a funcionarios, ejecutivos y personal en general de las entidades. Las clases comienzan el 22 de julio. Podrá cursarse de manera virtual, a través de la plataforma de la Universidad Atlántida Argentina, coorganizadora de la capacitación, por lo que será accesible para personas de todo el país.
Atendiendo al amplio desarrollo del sector de ahorro y crédito y a la normativa que rige el servicio de Ayuda Económica, y con miras a continuar promoviendo la profesionalización de la gestión, CAM reflotó el ciclo formativo que ya alcanzó a más de 200 funcionarios y ejecutivos de mutuales de Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Rosario y la ciudad de Buenos Aires.

Idoneidad y experiencia
En 2019, la resolución número 2359/19, del 23 de octubre, introdujo modificaciones a la normativa vigente (resolución 1418/03) respecto del servicio de Ayuda Económica que brindan las mutuales y dispuso que, como mínimo, la mitad de los miembros titulares, de los órganos de administración y fiscalización, incluyendo en forma obligatoria al presidente, al secretario y al tesorero, deberán acreditar antecedentes sobre la responsabilidad, idoneidad y experiencia para administrar la prestación del servicio, así como en materia de prevención de lavado de activos y financiación del terrorismo.
La norma prevé que podrá hacerse mediante constancias de experiencia laboral o certificación de capacitación dictada por especialistas en esta materia, acompañada del programa de la formación y los antecedentes de quienes la dictaron.
Teniendo en cuenta el tenor de esa disposición, y con el objetivo de continuar promoviendo la capacitación de un sector creciente, CAM continúa reeditando la diplomatura.
Consta de 230 horas de formación y propone un tránsito por diversos temas, que parten de la incorporación de herramientas de gestión enfocadas a la luz de la especificidad de la gestión financiera en el ámbito de la Economía Social y Solidaria, pasan por el análisis de experiencias regionales y mundiales y otorgan herramientas para la planificación y la toma de decisiones.
En el documento de presentación de la formación, Enrique Fernández Quintana, coordinador general, consignó: “Para el mejor cumplimiento de sus funciones, las cooperativas de crédito como las mutuales que prestan el servicio de Ayuda Económica deberán ser gestionadas por ejecutivos que tengan conocimientos específicos que hacen a la especialización de la industria financiera. Esto facilitará la adecuada toma de decisiones cotidianas, tácticas y estratégicas. Es ésta la forma más aconsejable y racional para asegurar la estabilidad en el ciclo de vida de este tipo de instituciones. Así, la capacitación generará recursos humanos idóneos, a través de una específica formación, para que sean capaces de conducir, gestionar y asesorar”.
Paralelamente, el académico resaltó la excelencia del cuerpo docente, integrado por profesionales de basta experiencia en la Economía Social, el sector público y el privado, en los ámbitos local e internacional, entre quienes se destaca Arnaldo Bocco, ex presidente del Banco Central. “Conseguimos los mejores capacitadores del sistema financiero a nivel nacional e internacional”, observó.
Cabe recordar que el Consejo Académico de la Diplomatura está integrado por otros referentes de la Economía Social y Solidaria, como Alejandro Russo y Amado Zogbi.
Fernández Quintana precisó que entre el dictado de una y otra edición del ciclo los asistentes presenciaron cómo se fueron generando procesos de integración maravillosos. “Se comenzaron a intercambiar experiencias y surgió a parte de la capacitación la integración, que es uno de los principios del mutualismo. Esto se fue dando en cada uno de los grupos, que aún no se han desarmado”.

Integración
Antonio Dinanno, dirigente de la Mutual de Médicos de la Asociación de Médicos de la Actividad Privada (AMAP) y alumno de la primer cohorte de la diplomatura en Ciudad de Buenos Aires, consideró que se trata de una diplomatura que deben hacer todos los que se desempeñan en cargos directivos y en cuadros gerenciales.
Para Dinanno, a quien siempre le interesaron los temas económicos, el ciclo formativo resultó fundamental para comenzar a entender, captar y aprender los mecanismos de la Economía Social. El ex alumno valoró la calidad del cuerpo docente y las diversas experiencias que propone esta capacitación. “Tuvimos la oportunidad de hablar por teleconferencia con la mutual portuguesa Montepio, la más grande del mundo, y otra cantidad de muy buenas experiencias”, narró, además.

 

En el documento de presentación de la diplomatura, Enrique Fernández Quintana, coordinador general, destacó que para cumplir mejor cumplimiento sus funciones las mutuales que prestan el servicio de Ayuda Económica deben ser gestionadas por ejecutivos que tengan conocimientos específicos sobre la industria financiera, ya que les facilitará la adecuada toma de decisiones cotidianas, tácticas y estratégicas. “La capacitación generará recursos humanos idóneos, a través de una específica formación, para que sean capaces de conducir, gestionar y asesorar”, subrayó el académico.

 

Cabe recordar que, en octubre de 2019, la resolución número 2359/19 introdujo modificaciones a la normativa vigente respecto del servicio de Ayuda Económica que brindan las mutuales y dispuso que, como mínimo, la mitad de los miembros titulares, de los órganos de administración y fiscalización, incluyendo en forma obligatoria al presidente, al secretario y al tesorero, deberán acreditar antecedentes sobre la responsabilidad, idoneidad y experiencia para administrar la prestación del servicio, como así también en materia de prevención de lavado de activos y financiación del terrorismo.