Mutualismo, Responsabilidad Social Empresarial, Salud, Servicios

Solidaridad: en tiempos de crisis, el mutualismo argentino sigue estando presente

El modo en que va dando respuesta a diversas situaciones locales -según van impactando el avance de la pandemia y las medidas de aislamiento físico- pone de manifiesto una vez más su rol fundamental en las comunidades. Se están diseñados alternativas para ayudar a sectores productivos y económicos afectados

En consonancia con el principio de solidaridad, pese a las dificultades causadas por la pandemia de Covid-19, el mutualismo argentino continúa presente en cada localidad del país.
Además del crédito, vital para la asistencia a municipios y al sector productivo, presta servicios de salud, de farmacia y de provisión de alimentos. También dona, participa de comités de crisis locales y hace campañas de prevención.
“No son meros agentes de distribución de recursos. No es una capilaridad de arriba hacia abajo, sino al revés. Es desde el propio territorio que colaboran en la creación de bienestar y riqueza económica”, aseguró Mario Cafiero, presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), en un encuentro virtual con diputados de la Comisión de Asuntos Cooperativos del Congreso de la Nación.
El modo en que el sector va dando respuesta a diversas situaciones locales -según van impactando el avance de la pandemia y las medidas de aislamiento físico- pone de manifiesto una vez más su rol fundamental y su presencia constante en las comunidades.
Según un informe publicado en la página del Inaes, entre el 10 y el 24 de marzo la inversión directa e indirecta entre las mutuales dedicadas a los rubros farmacia y consultorios médicos superó 30 millones de pesos.
El organismo subrayó que hay alrededor de 600 farmacias mutuales y sindicales que se encuentran prestando servicios, funcionando en pleno confinamiento obligatorio, con 30 empleados promedio cada una. Esto implica que hay unas 18 mil personas -entre empleados de atención al cliente, farmacéuticos y bioquímicos- que están trabajando en plena emergencia.
Las farmacias continuaron ofreciendo descuentos de hasta 20 por ciento y atendiendo demandas de medicina común y de alta complejidad (oncológicos, trasplantes, enfermedades especiales, VIH y otras), con la gratuidad que establece el convenio correspondiente.
De acuerdo con el informe, las entidades no dejaron de atender a ninguna obra social, sean sindicales, privadas o de otro tipo. En tanto, indica que se sumaron también al abastecimiento de alcohol en gel, barbijos, guantes y otros insumos con un esfuerzo hecho con capital propio, sin especulaciones respecto de la cadena de pagos o los precios.

Sol Sport
Ése es el caso de Sol Sport, una de las unidades productivas del Grupo Mutual Cooperativo Devoto, que cerró un acuerdo con las municipalidades de Córdoba y Adelia María para proveer de 50 mil barbijos a las dependencias de salud de ambas ciudades.
A su vez, las mutuales utilizan sus redes para difundir mensajes de prevención. Las Mujeres Mutualistas de la Federación de Mutuales de Córdoba, junto a la Mutual Conexión, la Secretaría de Juventud y con el apoyo de la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM), pusieron en marcha a mediados de marzo una campaña gráfica para informar sobre medidas de prevención de contagios de Covid-19 y de dengue y otra para concientizar sobre la necesidad de acompañar y asistir a los adultos mayores durante el aislamiento. La CAM, además, puso en funcionamiento un bot para difundir información.

Contención
En materia de ayuda económica -uno de los principales mecanismos que las mutuales implementan para acompañar el desarrollo local en sus comunidades- hay entidades que ya se encuentran pensando en alternativas para ayudar a sectores productivos y económicos afectados por la situación.
La Mutual 9 de Julio, de la localidad de Freyre, en la zona este de la provincia de Córdoba, lanzó junto al municipio una línea crediticia para pequeños comerciantes y monotributistas a tasa cero, con devolución en 12 cuotas y 90 días para realizar el primer pago.
Cuando trascendió, por medio del Boletín Oficial, que las organizaciones de la Economía Social y Solidaria (ESS) vinculadas al crédito ingresaban a la lista de actividades exceptuadas para brindar servicios mínimos, el presidente de la CAM, Alejandro Russo, destacó la oportunidad de la medida, ya que permite a las mutuales continuar con la tarea de contención de sus asociados, de los municipios y de aquellos que necesitan o van a necesitar sus prestaciones, allí donde los bancos o el Estado no llegan.

Proveedurías
En las localidades cordobesas de Balnearia, La Para, Arroyito, La Tordilla, Ucacha, Etruria y Laborde hay proveedurías mutuales que -incluso desde antes de las medidas de aislamiento físico dictadas por el Gobierno- implementan acciones para garantizar el abastecimiento de sus poblaciones, conservar los precios y reforzar la atención cuidando la salud de trabajadores y asociados. “Los precios de los alimentos, en su mayoría, están por debajo de lo sugerido en la lista de Precios Cuidados, y además, las previsiones de las mutuales les permiten preservar un stock de mercaderías que luego se venden como ofertas semanales. Éste es un dato relevante en el sistema, porque la reserva se utiliza para mejorar precios, algo que es exactamente contrario de lo que sucede con comercios de fines lucrativos, cuyo acopio generalmente es utilizado para especulación de precios”, analizó el medio Prensa con Opinión, que reseña periódicamente muchas experiencias del sector.
En el mismo sentido, en Santa Fe, la Federación de Cooperativas Entidades Solidarias para la Ayuda Mutua (Fedesam) intensificó las tareas de proveeduría de productos cooperativos que realiza normalmente. La pandemia agravó situaciones que ya eran críticas antes de marzo y, en muchos casos, la respuesta de las organizaciones de la Economía Social fue inmediata, ya que el sector posee un alto grado de capilaridad territorial.

Censo
De acuerdo con el último censo elaborado por el Inaes, en 88 por ciento de las localidades del país existe al menos una mutual o una cooperativa y más de 60 por ciento se ubican en el interior, alejadas de centros urbanos.
El relevamiento consignó que más de tres mil mutuales que existen en el país brindan servicios a cerca de 10.130.000 asociados y crean más de 33 mil puestos de trabajo en relación de dependencia.
La preexistencia de redes articuladas de las organizaciones está permitiendo llegar a los asociados con productos a costos más bajos y evadir los aumentos de precio.
La solidaridad es unos de los principios básicos que mueve al sector y, por ello, las organizaciones estuvieron entre las primeras en dar respuesta a situaciones críticas que se agravaron en los territorios cuando comenzó la emergencia.
En General Deheza y General Cabrera, la Mutual de las Comunidades destinó por medio de sus filiales locales 70 mil y 40 mil pesos, respectivamente, para la compra de alimentos, que fueron distribuidos en sectores que atraviesan por situaciones dificultosas. Paralelamente, la Asociación Mutual “12 de enero”, de Trabajadores Pasteleros, Confiteros, Pizzeros, Heladeros, Alfajoreros y Servicios Rápidos, adherida a la Federación de Mutuales de Buenos Aires (Fedemba), puso a disposición, junto al sindicato del mismo rubro, el camping que poseen en la localidad de  9 de Abril, en donde el municipio de Esteban Echeverría emplazará un hospital de campaña para recibir a cientos de habitantes de la provincia que necesiten aislamiento a la espera de resultados de los tests.

Según un informe del Inaes, entre el 10 y el 24 de marzo la inversión directa e indirecta entre las mutuales dedicadas a los rubros farmacia y consultorios médicos superó 30 millones de pesos.

La CAM está activa y hace reuniones virtuales

-La CAM acata las medidas de aislamiento social dictadas por el Gobierno, pero se mantiene activa y garantiza reuniones ordinarias de manera virtual.
-Uno de los encuentros ocurrió el martes 7 de abril, cuando unos 30 referentes mutuales estuvieron en línea para concretar una reunión de la Junta Ejecutiva.
-En esa oportunidad, Alejandro Russo compartió un análisis del estado de situación del sector y las tareas que se están desarrollando para abordar contingencias.
-Celebró también, junto al resto de los dirigentes, la decisión administrativa de Jefatura de Gabinete que accedió al pedido de Inaes e incorporó a mutuales y cooperativas de crédito a la lista de actividades exceptuadas, para que pudieran establecer un régimen de guardias mínimas y atender a los asociados.
-Además, se informó sobre la situación de las provincias y las acciones que se desarrollan para garantizar la prestación de servicios; especialmente, los vinculados a salud y farmacia.