Home  >   Cooperativas, Protagonistas   >   La prevención del riesgo eléctrico en las cooperativas cordobesas

La prevención del riesgo eléctrico en las cooperativas cordobesas

En diálogo con Valor +, los representantes técnicos de FECESCOR y FACE Córdoba detallaron la labor que desarrolla la Comisión Mixta de Higiene y Seguridad

La prevención del riesgo eléctrico es un compromiso que, por medio de la Comisión Mixta de Higiene y Seguridad, asumen en forma conjunta los organismos gubernamentales, las empresas cooperativas, las federaciones que las nuclean, los sindicatos y los propios trabajadores.
En diálogo con Valor +, los representantes técnicos de las federaciones de cooperativas en la comisión, los ingenieros Juan Carlos Beletti (FECESCOR) y Víctor Re (FACE Córdoba), detallaron la labor que desarrolla el organismo interinstitucional.
Beletti precisó que la comisión empezó a funcionar en 2007 con participación de las dos federaciones de cooperativas de servicios públicos, FACE Córdoba y FECESCOR, el Sindicato Regional de Luz y Fuerza y el Sindicato de Luz y Fuerza de Río Cuarto.
“En ese momento se comenzó a trabajar sobre la elaboración de un manual de higiene y seguridad, todo esto como consecuencia del accidente sucedido en Mina Clavero, ese mismo año, donde falleció un trabajador”, detalló, explicando que ese fatídico evento impulsó lo que ya se venía evaluando y derivó en la conformación de la comisión.
“En un principio nos concentramos en tener algún material desde las federaciones que sirviera a los fines de seguridad de los trabajadores. De esta manera se confeccionó un manual específico que se distribuyó en 2009”, puntualizó Beletti.
Re indicó que en ese momento la Comisión, a la que denominaron “cuatripartita”, participó en Matelectric, la exposición especializada de las empresas de electricidad, y que asumieron el compromiso de sumarse el Ministerio de Trabajo de la provincia de Córdoba y la Superintendencia de Riesgos de Trabajo de la Nación (SRT).
“El 20 de enero de 2010 se firma la conformación de la comisión, de ahí se empieza a trabajar en materia de capacitación y en concientización, a través de cursos que se hicieron en toda la provincia de Córdoba, organizados en regionales que abarcan dos o tres departamentos”, especificó.
Por su parte, Beletti señaló que a fines de 2012 les llegó el borrador de lo que iba a ser luego la resolución 3068/2014 de la SRT -el denominado “Reglamento para la ejecución de trabajos con tensión en instalaciones eléctricas con tensión menor o igual a un kilovoltio (1 kv)”- y el bosquejo de la norma 95705 de la Asociación Electrotécnica Argentina (AEA), sobre “Ejecución de trabajos con tensión en instalaciones eléctricas de baja tensión en corriente continua y corriente alterna”.
“En esos proyectos, como comisión elaboramos una opinión técnica que fue tenida en cuenta para ambas normativas”, ilustró.
Para bregar por la seguridad en el trabajo de los operarios de las cooperativas, durante estos años intentaron llevarse adelante planes de capacitación, comprensivso de todos los riesgos. En ese sentido, Re puntualizó que, en un primer momento, de la mano de la Agencia de Promoción de Empleo y Formación Profesional de la provincia de Córdoba, se lanzó un ambicioso programa de 120 horas (70 de Electricidad y 50 de Higiene y Seguridad), en el marco de la obtención de la habilitación Baja Tensión 1 (BT1) que estipula la resolución 3068/14.
En tanto, Beletti recordó que la comisión llevó adelante una serie de trámites ante la SRT, que culminaron con la aprobación de un programa de capacitación que cumpliera con todos los objetivos requeridos por la resolución. “Se recorrió la provincia y se abarcó la totalidad de los trabajadores que en ese momento prestaban tareas en las cooperativas. La misma resolución establece que cada dos años, todos los trabajadores que tengan esta habilitación, deben revalidarla. Esa revalidación se hace con un curso, cuyo programa, también está acordado y aprobado por la SRT, visado por el Ministerio de Trabajo y por todas las entidades que constituyen la cuatripartita”, puntualizó.
Sobre el tema, Re acotó que la importancia de que los trabajadores estén habilitados no es ni más ni menos que el cumplimiento de la ley. “La propia resolución determina que todos los trabajadores que realicen tareas con baja tensión, deben contar con un carnet de habilitación, también establece cuáles son los temas básicos que debe cubrir la capacitación y las condiciones que debe reunir ese personal, requisitos que tienen que ver con el conocimientos técnicos específicos de seguridad, la experiencia previa en la tarea y además las condiciones psicofísicas”, recordó.
Beletti reseñó que -reuniendo todas esta condiciones los trabajadores- obtienen un carnet de habilitación, que debe ser emitido por la propia empresa cooperativa, luego de ser visado por el profesional responsable de seguridad de esa cooperativa, quien corrobora el cumplimiento del conjunto de requisitos de acuerdo a la resolución de la SRT.

Habilitación
Cabe recordar que la habilitación BT1 es la que posibilita que el trabajador realice por sí mismo tareas con tensión eléctrica. La resolución también establece la existencia de personal con habilitación de categoría BT2, que supone la obtención previa de la BT1 y permite tener hasta seis trabajadores a cargo.
Los cursos BT2 también los dicta la comisión cuatripartita.
La resolución 3068/14, además de referirse al carnet de habilitación y las condiciones para obtenerlo, también expone con precisión los elementos de seguridad para desarrollar las tareas, los controles periódicos que deben hacerse sobre dichos elementos, algunos son simplemente visuales y otros casos alude a ensayos de comprobación de las capacidades eléctricas de esos elementos. También habla del manual de procedimientos seguros y de cuándo pueden realizarse las tareas y cuándo no, de conformidad con circunstancias climáticas adversas.

Labor fundamental
Beletti consideró que un dato importante es la trascendencia del trabajo en conjunto de todas las entidades que componen la comisión. “Las dos federaciones representan a los empleadores y realizan una labor fundamental de concientización en la dirigencia de las cooperativas respecto de las condiciones de seguridad y de salud ocupacional de los trabajadores. Por su parte, los sindicatos, cumplen un rol fundamental, permitiendo llegar a los trabajadores, explicándole en muchos casos la importancia de llevar adelante los procedimientos de trabajo seguro”, aseguró.
Asimismo, destacó la labor del Ministerio de Trabajo local por medio de Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo (CyMAT), que fiscaliza y vela por el cumplimiento de las disposiciones y confirmó que viene acompañando a la comisión desde la primera hora, y así como la Superintendencia de Riesgos de Trabajo de la Nación.

 

 

 

 

 

 

 

Artículos destacados

  • Mutualismo y salud: referentes locales e internacionales participaron de una jornada en Chaco 30 julio, 2019 Presidencia Roque Sáenz Peña, ciudad conocida por sus aguas...
  • Crisis sanitaria: las cooperativas desarrollaron estrategias para mantener servicios esenciales 27 marzo, 2020 Frente a la batería de medidas preventivas adoptadas por...
  • Compromiso y ética profesional en el asesoramiento cooperativo 30 julio, 2019 El destacado neurocientífico y profesor de la Universidad de...