Home  >   Capacitación, Cooperativas   >   Sólida presencia cooperativa en la diplomatura para operadores de plantas potabilizadoras

Sólida presencia cooperativa en la diplomatura para operadores de plantas potabilizadoras

Con nutrida participación del personal de las cooperativas de servicios de la provincia de Córdoba, se está desarrollando el cursado de la Diplomatura en Operación de Plantas Potabilizadoras de Agua, dictada por la Secretaría de Servicios Públicos -dependiente del Ministerio de Servicios Públicos- y por la Universidad Provincial de Córdoba.
La propuesta se fundamenta en la gran demanda de trabajadores calificados, para asegurar el suministro y el cumplimiento de los parámetros de calidad nacionales e internacionales vigentes.
La instancia formativa tiene por objetivo desarrollar las habilidades necesarias para el tratamiento del agua cruda mediante los diversos sistemas y procesos de potabilización, que permiten hacerla apta para el consumo humano, cumpliendo con los procedimientos internos de las empresas distribuidoras y las normas de seguridad e higiene establecidas para la actividad.

Coordinada por director General de Operaciones de la Secretaría de Servicios Públicos, ingeniero Juan Vallejos, junto con un destacado cuerpo de profesionales del área, la capacitación está organizada en nueve módulos, que engloban un total de 80 horas entre instancias teóricas y prácticas.
Es gratuita para los estudiantes, a quienes se les entregarán certificados de asistencia y aprobación una vez que finalice, en diciembre.

Visitas a las plantas de agua
Entre las actividades académicas comprendidas en el curso, se concretaron visitas a las plantas de potabilización: las instalaciones de tratamiento “Los Molinos” y “Suquía,” de la empresa Aguas Cordobesas, y los predios de La Quebrada, en Río Ceballos, y Cotac, en Villa María.
Los recorridos formativos posibilitaron conocer el paso a paso al que se somete el líquido para ser distribuido en condiciones: limpieza inicial, predesinfección, desodorización, decantación, filtración, desinfección y nivel de acidez, sumado a la reserva y tratamiento de barros.

Cuestión cultural
No toda la población le da importancia a algo tan esencial como el agua potable.
En ese sentido, resulta una cuestión cultural la desvalorización de los servicios de agua y saneamiento, pese a que constituyen prestaciones vitales, con incidencia directa e inmediata en la salud pública y en el ambiente.
Según el Censo Nacional 2010, 83,9% de los argentinos usaba la red pública como fuente principal de agua para beber y cocinar; 14,8% consumía agua de perforaciones o pozos, y 1,3% tenía como fuente principal de agua para beber y cocinar la colecta de agua de lluvia, carros-cisternas, ríos, canales o arroyos.

Viaje de 750 kilómetros para formarse
Martín Román, Daniel Bercía y Manuel Ravera pertenecen al staff de la Cooperativa de Electricidad y Aguas Corrientes de General Levalle (CEAC), localidad del sur de la provincia.
En diálogo con Valor + compartieron su experiencia en el curso para operadores de plantas potabilizadoras.

Valor +: ¿Qué comentarios nos pueden acercar respecto de la diplomatura?
Román: Los profesionales que brindan las clases demuestran no sólo un alto conocimiento teórico sino también conocimiento práctico, lo que, junto a las visitas prácticas que se realizan, permiten que cada tema dictado sea fácilmente entendible.
Si bien la diplomatura abarca todos los métodos de tratamiento de agua para potabilización, no sólo el que nosotros utilizamos (ósmosis inversa), conocer otras metodologías nos permite ampliar nuestros conocimientos y tener mayores herramientas a la hora de solucionar algún problema o plantear alguna mejora en el sistema.
Bercía: Participar de la diplomatura nos implica recorrer semanalmente unos 750 kilómetros, entre ida y vuelta. El trayecto lo realizamos con gusto, ya que la capacitación nos permite apreciar realmente la importancia de nuestro trabajo y la responsabilidad que implica, aprender nuevas técnicas para mejorar y asegurar la calidad del agua potable y también formar lazos entre las cooperativas que brindan el servicio.

V+: ¿Cuál es la trascendencia que tiene para la salud de la población la correcta potabilización del agua?
Ravera: Sabemos que el agua potable apta para consumo humano es de esencial importancia para el desarrollo de una población; sabemos también que es un recurso limitado y que con el pasar de los años va a ser más complicado obtenerlo. Por todo esto, es muy importante estar capacitado para lograr un aprovechamiento óptimo.

V+: ¿Qué importancia tiene la cooperativa para la localidad?
Román: La cooperativa brinda una diversidad de servicios, alrededor de 10, lo que implica una planta de empleados superior a 80 personas. La cooperativa ha estado presente en la ejecución de la mayoría de las obras de infraestructura de la localidad, sea red de gas natural, de agua potable y corriente y de desagües cloacales.
Sin la cooperativa, la ciudad no tendría el desarrollo que tiene actualmente.

Artículos destacados

  • Hacia los 80 años de FACE 30 julio, 2019 Con el lema “Camino al Congreso Nacional de Rosario”,...
  • Compromiso y ética profesional en el asesoramiento cooperativo 30 julio, 2019 El destacado neurocientífico y profesor de la Universidad de...
  • Mutualismo y salud: referentes locales e internacionales participaron de una jornada en Chaco 30 julio, 2019 Presidencia Roque Sáenz Peña, ciudad conocida por sus aguas...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.