Home  >   Cooperativas, Mercado eléctrico   >   Transformación del mercado eléctrico:cooperativas difunden anteproyecto

Transformación del mercado eléctrico:cooperativas difunden anteproyecto

Las federaciones de cooperativas de servicios públicos FACE Córdoba y Fecescor divulgaron a sus asociadas la versión final del anteproyecto de ley del nuevo marco regulatorio eléctrico provincial, propuesta elevada al Poder Ejecutivo por el Consejo Asesor de Política Energética de la Provincia de Córdoba (Capec).

El organismo consultivo multisectorial, dependiente del Ministerio de Servicios Públicos, había presentado el 24 de julio pasado un primer borrador para ser analizado por las organizaciones integrantes del Capec, a fin de que efectuaran las observaciones que estimaran pertinentes.
Cerca de fin de año, el 13 de diciembre, los coordinadores del Capec, los ingenieros Benjamín Buteler y Sergio Mansur, expusieron el texto en reunión plenaria.

Ahora, con los aportes procesados e integrados, se aguardan las consideraciones del Ejecutivo y su posterior presentación ante la Unicameral. La coordinación del Capec señala que la reforma responde a diversos fundamentos: reformular la empresa provincial de energía; ajustar la legislación a los nuevos paradigmas internacionales orientados a la eficiencia energética y las fuentes renovables, y dar respuesta a desafíos de desarrollo regional, con metas de homogeneizar tarifas, consumos crecientes, quita de subsidios, estructura de gobernanzas más flexibles y la visión de crear un escenario energético proyectado hacia 2030, lo que supone, entre otros adelantos tecnológicos, redes inteligentes y vehículos eléctricos.

Innovaciones
Desde el punto de vista institucional, la inciativa redefine los roles de las organizaciones y empresas del sector eléctrico, contemplando la existencia de entidades generadoras, transportistas, subtransmisoras, distribuidoras y comercializadoras. El Ejecutivo provincial continúa siendo el concedente del servicio de suministro; la Secretaría de Energía Eléctrica mantiene sus funciones de instrumentación de las políticas energéticas de corto y largo plazos y, aunque se proclamó su remodelación, el Ente Regulador de los Servicios Públicos (Ersep) conserva en la órbita de su competencia la regulación, fiscalización, control y resolución de conflictos.

Generadores múltiples
Con el fin de establecer estructuras tarifarias económicas para los usuarios finales sin alterar la ecuación financiera de los concesionarios, se busca la incorporación de nuevas tecnologías para que, de conformidad con la ley nacional 27424, los usuarios puedan generar electricidad, intercambiando con la red de la distribuidora los saldos de energía faltantes y sobrantes.

El nuevo marco busca la integración natural de la generación distribuida, cuyos costos son competitivos respecto de los precios de la energía, permitiendo una inversión rentable a los usuarios-generadores, de modo que mantengan inalterados los ingresos de las distribuidoras por la prestación de servicios de capacidad de red.

En tanto, el borrador especifica la distinción entre transporte y subtransmisión: el primero es la actividad regulada por el Ente Regulador de la Energía (ENRE), coordinada por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa) en el ámbito nacional, cuya expansión se decide por la normativa central; mientras que la segunda se refiere al transporte provincial de energía y comprende la infraestructura que conecta los generadores al sistema de transporte de energía eléctrica nacional y a otros sistemas de subtransmisión con los sistemas de distribución. Dependerá del IPE el diseño y la expansión de las redes de subtransmisión.

Cabe señalar también que será una actividad regulada por el Ersep que requerirá un contrato de concesión, con exigencias en cuanto a condiciones de calidad y procedimientos para operar y mantener las redes e instalaciones, determinándose en el título habilitante la retribución a cambio del servicio y las penalidades en casos de incumplimientos.

Se propone un sistema participativo que involucre a todos los agentes distribuidores de la provincia (Empresa Provincial de Energía de Córdoba -EPEC- y cooperativas). A criterio del Ersep, se decidirá el operador más conveniente para cada segmento de subtransmisión.

El texto define a la distribución eléctrica como “la actividad regulada de utilidad pública, consistente en recibir, transformar, conducir, medir y entregar energía eléctrica”, en las condiciones de calidad establecidas por el Ersep. Es considerada un monopolio natural, con zonas geográficas de concesión exclusiva, ya sean de EPEC o de las cooperativas. Todos los usuarios ubicados en un área tienen que ser atendidos por el distribuidor de esa zona, no pueden saltearse el nivel de distribución y conectarse al nivel de subtransmisión.

La única excepción ocurre cuando un gran usuario se convierte en un agente del MEM y compra directamente en el mercado mayorista. La nueva propuesta regulatoria abre el juego a la presencia de un actor inédito en el sistema eléctrico provincial. Los comercializadores serán los únicos que podrán comprar la energía a los generadores o a otros comercializadores para revenderla a los usuarios. Además, pagarán el uso de la capacidad de red y los servicios prestados por el transporte, la subtransmisión y la distribución que utilicen sus clientes.

Están previstos dos tipos de comercializadores: los proveedores de última instancia (PUI) y los libres. Los primeros son los distribuidores que obligatoriamente asumen esa responsabilidad cuando les es requerida por un usuario de su área de concesión. Deberán actuar de comercializadores no exclusivos, aplicando las tarifas reguladas por el Ersep.

Paralelamente, los libres podrán competir en todo el territorio provincial y el ente regulador concederá las licencias para la actividad, que comprenderá la emisión de la factura al usuario, la cobranza, la atención de reclamos, la compra de la energía al proveedor de su elección y la venta a un precio que no estará regulado. Del mismo modo, se admite un abanico de opciones mercantiles para el desarrollo de su actividad. A modo de ejemplo, podrá ofrecer cobertura de riesgo por variaciones de precio, mantener uno constante independiente del valor del mercado y ofrecer energía que tenga origen exclusivo en fuentes renovables para satisfacción del consumidor ecológico. También podrá firmar contratos con un generador de energía, construir una generadora y, a su propio riesgo, operarla y mantenerla.

Estrategia regulatoria
La adecuación del ordenamiento energético contempla la implementación de estrategias de regulación por incentivos, para estimular las empresas concesionarias a aumentar su eficiencia mediante la baja en los costos de prestación y la búsqueda gradual de una reducción de las tarifas en términos reales, con una rentabilidad razonable, acorde al riesgo que cada empresa enfrenta.

Este mecanismo supone un cálculo previo de lo que se estima que son los costos. Si la empresa consigue reducirlos -por ejemplo, al implementar mejoras tecnológicas-, podrá utilizar ese beneficio (excedente, en el caso de las cooperativas). Se utilizará una técnica econométrica de eficiencia comparada entre empresas prestadoras de características homogéneas, según diferentes variables. De esta manera, el proyecto procura sustituir la regulación por costo del servicio (sumatoria de costos que luego se transfiere a los usuarios).

Tarifa única y fondo compensador
Con respecto a la tarifa, se prevé la aplicación de una única, tanto para el servicio de subtransmisión como para el de distribución. En ambos casos las fijará el Ersep. Se instrumentará un sistema de transformación gradual desde las tarifas actuales de cada subtransmisor y cada distribuidor, hacia sus respectivas tarifas eficientes reguladas (se implementarán mediante porcentajes crecientes). Las diferencias serán niveladas mediante un fondo compensador.

En el día uno de vigencia de la nueva ley, cada cooperativa tendrá la tarifa que aplicaba antes; por ejemplo, en las zonas rurales son altas porque los costos son elevados, mientras que la tarifa única será muy diferente -mucho más baja-. El fondo compensador aportará la diferencia para cubrir los costos (eficientes, aprobados por el Ersep). Aquellos que operan en mercados más rentables aplicarán una tarifa, en la cual les estará sobrando el ingreso respecto de sus costos y tendrán que aportar al fondo.

En un comienzo, éste va a ser reducido, por aplicación de sólo un mínimo porcentaje de la tarifa única, pero a medida que avance el porcentaje crecerá en volumen.volumen.

Artículos destacados

  • Las cooperativas siguen contribuyendo con el Hospital Regional de Calamuchita 24 abril, 2018 El emprendimiento incluyó la edificación completa -y terminada hasta...
  • “La atomización es el peor enemigo del sector cooperativo” 29 mayo, 2018 En diálogo con VALOR +, el titular de FECESCOR,...
  • La participación de las cooperativas eléctricas en el CAPEC 29 mayo, 2018 El Consejo Asesor de Políticas Energéticas de Córdoba es...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.