Home  >   Cooperativas, Protagonistas   >   “La atomización es el peor enemigo del sector cooperativo”

“La atomización es el peor enemigo del sector cooperativo”

En diálogo con VALOR +, el titular de FECESCOR, Luis Castillo, dio su punto de vista sobre el rol de las empresas e hizo una apuesta por el futuro, instando a las federaciones a trabajar para dejar el pasado atrás.

La gestión en el sector cooperativo tiene particularidades y plantea desafíos específicos. Con el objetivo de interiorizarse sobre los retos que presenta la actividad, las metas que se trazan los dirigentes y otros aspectos relacionados con la cotidianidad del sector, VALOR + dialogó con el titular de Fecescor, Luis Castillo, en la sede de la entidad. Como casi todos sus pares, antes de integrar la Cooperativa Eléctrica de Servicios y Obras Públicas de Oncativo Limitada (CESOPOL) Castillo fue un usuario más de las prestaciones que brinda la firma. Concejal durante dos períodos, el paso por el legislativo de su localidad le dio experiencia. También tuvo una estación de servicios y se dedicó al ramo de la gastronomía, entre otros negocios.

-¿Cuándo comenzó en la actividad cooperativa?
Ingresé en marzo del año 1993, directamente como presidente. Tres años después se jubiló el gerente y el comité Ejecutivo del consejo tomó a cargo la dirección y el gerenciamiento de la compañía. En 1995 llegué a FECESCOR.

-¿Cómo veía a los cooperativistas cuando todavía no integraba la institución? ¿Tenía cuestionamientos?
Si bien me invitaron varias veces para participar en el consejo de administración, en 1984 y 1985, era concejal y estaba en la actividad privada; no tenía tiempo. No tenía una posición crítica hacia la cooperativa, pero sí la veía -como sigo viendo a gran parte del movimiento cooperativo todavía alejada de la realidad de la comunidad, como una gestión con características hasta de empresa privada. No la veía con sensibilidad social ni como una herramienta de la comunidad para solucionar problemas. Mi visión es que el Estado va a aquellos lugares en donde hay posibilidades de captar votos y que el sector privado apunta a un mercado con poder adquisitivo, lo cual deja afuera a sectores con menos recursos. Para que tener una idea, cuando ingresé a la cooperativa la primera reunión que tuve fue con un ingeniero. Había que cambiar luminarias en una escuela y me dijo que la firma no prestaba ese servicio. Pero había que hacerlo y desde ese momento lo empezamos a hacer. Una institución que es de toda la comunidad, que tiene capacidad técnica y operativa, tiene que funcionar solidariamente y hacerse cargo de lo que otros no se hacen cargo. La realidad era que los chicos de esa escuela nocturna no tenían luz y había que resolver el tema. Ésa fue la primer tarea. Luego, buscamos generar un sentido de pertenencia que el asociado antes no tenía.

-¿Qué opina sobre la retribución económica para los consejeros?
Siempre es un tema de discusión que el consejero cobre o no cobre, algo que se instaló con cierta mezquindad. Así como los asesores y los técnicos cobran, los consejeros que tienen que aplicarse realmente a gestionar no lo pueden hacer ad honorem, porque le dedicarían un tiempo muy limitado a la cooperativa y eso no les permitiría tener una conducción política. Yo soy presidente, militante y cooperativista por convicción. Más allá de que no venga del cooperativismo, vengo de la política, y con una misma línea de pensamiento. Pienso que muchas veces cuando la gerencia de alguna manera se adueña de la cooperativa, los integrantes del consejo se transforman en “firmadores de cheques y documentación”. Van una vez a la semana, cuando los llama el presidente, para escuchar al gerente, y pierden la conducción política de la entidad. Las firmas quedan en manos de los que tienen dinero, caen en manos de empresarios que no tienen filosofía cooperativista. Así, la visión se vuelve más comercial y la cooperativa pierde el sentido, pierde compromiso social.

-Usted viene de la política, fue candidato a intendente. ¿Qué distingue las actividades de un político de las de un dirigente cooperativista?
Siempre digo que la diferencia entre un dirigente cooperativo y un intendente es que el intendente regala cosas y da besos buscando votos, y eso es algo que nosotros no hacemos. Las cooperativas no tienen que regalar nada, deben tener sensibilidad y generar posibilidades para que todos tengan acceso a los servicios. Y también deben gestar una cultura del compromiso; es decir, si el usuario no puede pagar hoy, gestionar para que pague mañana, pero trabajar para que cumpla, para que el servicio no sea un regalo.

-¿Se presentan nuevas oportunidades con las energías renovables?
Creo que las dos federaciones tienen que trabajar mucho para que en el sector cooperativo se tome conciencia de que comienza otra historia. No podemos seguir mirando para atrás. Es muy importante trabajar de manera mancomunada, tener una visión de futuro. La historia ya está, con lo bueno y lo malo. Llegamos a un punto en el cual la visión tiene que ser distinta, el cambio cultural que tiene que sufrir el sector cooperativo es muy profundo. La atomización es el peor enemigo. En el tema de las renovables hasta ahora nos quedamos en el discurso.

Definiciones

“Mi visión es que el Estado va a aquellos lugares en donde hay posibilidades de captar votos y que el sector privado apunta a un mercado con poder adquisitivo, lo cual deja afuera a sectores con menos recursos”.

“Una institución que es de toda la comunidad, que tiene capacidad técnica y operativa, tiene que funcionar solidariamente y hacerse cargo de lo que otros no se hacen cargo”.

“Yo soy presidente, militante y cooperativista por convicción. Más allá de que no venga del cooperativismo, vengo de la política, y con una misma línea de pensamiento”.

“Las cooperativas no tienen que regalar nada, deben tener sensibilidad y generar oportunidades para que todos tengan acceso a los servicios”.

“Las dos federaciones tienen que trabajar mucho para que en el sector cooperativo se tome conciencia de que comienza otra historia”.

Artículos destacados

  • Las cooperativas siguen contribuyendo con el Hospital Regional de Calamuchita 24 abril, 2018 El emprendimiento incluyó la edificación completa -y terminada hasta...
  • “La atomización es el peor enemigo del sector cooperativo” 29 mayo, 2018 En diálogo con VALOR +, el titular de FECESCOR,...
  • La participación de las cooperativas eléctricas en el CAPEC 29 mayo, 2018 El Consejo Asesor de Políticas Energéticas de Córdoba es...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.