Tecnología como aliada de la prevención: sitios colaborativos y oficinas virtuales

En momentos de emergencia sanitaria, la tecnología se torna una aliada de la prevención. Ya hay instituciones educativas que apuestan al e-learning para que los alumnos no pierdan clases; al mismo tiempo, el teletrabajo se presenta como una herramienta para las empresas que no quieren disminuir su operatividad.
El teletrabajo es la posibilidad de desarrollar tareas laborales a distancia a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Esta modalidad, que ya ocupa casi seis por ciento de la población empleada en el país, podría cobrar mayor protagonismo como consecuencia de la gripe A según la cantidad de empresas que la adopten como alternativa para mantener sus niveles operativos.
“La necesidad de evitar el contacto humano para controlar la difusión de la enfermedad hace que más gente se quede en su casa para trabajar, utilizando más teléfono e Internet”, apuntó el consultor Enrique Carrier, en momentos en que se declaró la emergencia sanitaria en abril por la gripe porcina en México.

Si bien culturalmente y como decisión estratégica, aún la situación provocada por la influenza A amerita resolver primero otras cuestiones -como qué hacer con el espacio público y las actividades comerciales, entre otros aspectos-, es indudable que el trabajo a distancia como método para evitar la propagación del virus hoy ya está siendo analizado por grandes empresas.
La antesala de esta situaciónestá constituida por las aulas virtuales, en las que algunas instituciones académicas y colegios de alta categoría, tanto de Buenos Aires como de Córdoba, ya están incursionando, según fuentes especializadas consultadas por Comercio y Justicia.
En materia de teletrabajo, lo cierto es que los empleados poco a poco podrán acceder a recursos corporativos de forma remota, utilizando laptops, asistentes personales digitales (PDA, sigla en inglés), teléfonos inteligentes y computadoras de escritorio, a través de conexiones de Internet.

Pero más allá de las plataformas de teletrabajo y e-learning adoptadas por las propias instituciones, y por la infraestructura tecnológica en materia de redes y de comunicaciones, el ciberespacio propone un abanico de herramientas colaborativas al alcance del empleado/empleador y del estudiante/ docente:

– Foros: alternativa para dictar pautas o clases on line, usados como sitios para compartir enlaces o intereses comunes y potencial para armar tópicos.
– Blogs: opción para coordinar actividades laborales. El costo para montar un blog en un hosting propio no supera los US$ 36 al año, incluyendo el registro del dominio (dirección web propia).
– Videoconferencia: lejos de la infraestructura disponible de videoconferencia, se puede acudir a CamFrog Videochat, un programa símil Skype, que permite montar salas de videoconferencias.
– Proyectos colaborativos on line: proyectos profesionales que se elaboran a distancia. Teamness es un claro ejemplo de un servicio gratuito (aunque es probable que en un futuro el servicio sea pago) que permite realizar la planificación y el seguimiento de un proyecto, y además ofrece varias herramientas interesantes para facilitar la comunicación entre los integrantes del equipo de trabajo.

Artículos destacados