Reconocen que no se redujo la brecha digital en el mundo

La penetración de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) a nivel mundial sigue imparable, aunque de forma desequilibrada, con 4 mil millones de suscripciones a la telefonía móvil, 1.300 millones a líneas fijas y cerca de un cuarto de la población que utiliza Internet.
Así lo revelan los datos publicados por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), una agencia técnica de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que señala que, pese al alto crecimiento del sector, persisten grandes diferencias entre regiones y entre países industrializados y en desarrollo.

Telefonía móvil

Según estadísticas de finales de 2008, se registró un cambio de tendencia de la telefonía fija a la móvil, con tres veces más de suscripciones de este último tipo con respecto a las líneas tradicionales a nivel mundial, cuyo porcentaje de crecimiento prácticamente se estancó en los últimos años.
En el mundo en desarrollo, la expansión de los móviles fue exponencial y ya representan dos tercios del total de la telefonía, frente a menos de la mitad en 2002. Por zonas, África es el área en desarrollo con el mayor crecimiento de la telefonía móvil (32% entre 2006 y 2007).
En el 2001 sólo una persona de cada 50 tenía un móvil, mientras que actualmente es un 28% de la población.
En Asia la penetración de los móviles es del 38%; del 72% en América y del 111% en Europa.

Internet

Sobre Internet, el estudio de la UIT señala que 23 de cada 100 personas en el mundo utilizan la red, aunque los niveles de uso pasan de ser muy altos en los países ricos a extremadamente bajos en los de bajos ingresos.
En este ámbito la llamada “brecha digital” es muy clara, ya que mientras los usuarios de esa tecnología en Europa y América son el 43% y el 44% de la población, respectivamente, en Asia es cerca del 15% y en África es menos del 5%. Con estos datos, los expertos del UIT elaboraron un índice de desarrollo en el ámbito de las TIC que compara información de 154 países en el periodo 2002-2007 y combina indicadores como el número de hogares que cuentan con una PC o los usuarios de Internet.
Todos los países a la cabeza son del norte de Europa, con la excepción de Corea del Sur, que está en segunda posición.

El documento sostiene que “la magnitud de la brecha digital global se mantuvo inalterable entre 2002 y 2007”, a pesar de los cambios significativos en el mundo en desarrollo, lo que se asocia a los costos que tienen esas tecnologías.
En 2008, las tarifas de las TIC corresponden en promedio al 15% de los ingresos per cápita de los países, pero con grandes diferencias entre los pobres y ricos. Para los habitantes del mundo industrializado ese costo representa sólo el 1,6% de sus ingresos, mientras que en los de menores ingresos puede suponer el 20%.

Artículos destacados