Proyectos cordobeses podrán fondearse en Silicon Valley

Es parte de lo que dejó el viaje de empresarios latinoamericanos, realizado semanas atrás. Consultores Pymes y SV Link seleccionarán emprendimientos y los presentarán a Ventures Capital, en Estados Unidos.

Semanas atrás, un grupo de empresarios latinoamericanos, entre los que se encontraban una decena de cordobeses tecnológicos, regresó del Valle del Silicio (EEUU). Más allá de la capacitación que recibieron y el deslumbramiento cognitivo, el viaje dejó otros benificios concretos, como la posibilidad de fondear proyectos argentinos con grupos de Venture Capital alojados en el Silicon Valley (SV).
La organización SV Links, dedicada a generar vínculos entre las empresas de SV y de Latinoamérica, firmó un convenio con la firma local Consultores Pymes, por medio del cual ambas firmas integrarán un proceso de selección de proyectos locales con miras a ser presentados ante grupos inversores establecidos en el norte de California.

“Allá sobra la plata para invertir pero hay escasez de proyectos y de recursos humanos. En sólo 40 kilómetros de distancia que abarca el SV, hay 360 mil millonarios”, advirtió Juan Negrini, fundador de Consultores Pymes, uno de los organizadores y participantes de la gira que se llevó a cabo días atrás.
Consultores Pymes se encargaría de la primera selección de proyectos (iniciativa factible, innovadora, con ciertos respaldos y garantías) mientras que SV Link los acondicionaría y readecuaría para que puedan ser presentados y clasificados ante los grupos inversores. “No hay límites en los préstamos, ellos otorgan el crédito y una vez que el proyecto esté en marcha, captan desde 20% a 40% de las acciones mensuales”, explicó Negrini.
Esta muestra de continuidad se suma también a las reuniones que esta semana mantendrá la organización en las rondas de negocios que organizan en forma conjunta la Agencia ProCordoba, PTI-Comex y Cluster Córdoba Technology (CCT).

El viaje
La comitiva estuvo conformada por ocho empresarios de Perú, cinco de México, siete de Ururguay y 30 argentinos, entre los que se destacaron socios de firmas cordobesas como Tecme, Argensys, Harriague y Asociados, Uniqs, Neosur, Grupo N y Daphne.
“El propósito principal del viaje fue aprender mediante la inmersión en el ecosistema de Silicon Valley”, contó a Comercio y Justicia uno de los asistentes, Rafael Ibáñez, de Harriague y Asociados. Entre las capacitaciones, el funcionamiento de los procesos de inversión fueron ejes de los ventures capital y sus miradas al momento de invertir, y de los estudios de abogados que conversaron cómo estructuran las inversiones. Se vieron las distintas maneras de conseguir inversores (Seed, Angel, VC, etcétera) para productos innovadores.

Por otra parte, startup (nuevos proyectos que se transformaron en empresas) como We Pay y Leading Club (proyectos transaccionales de pagos y prestamos respectivamente), ATDynamics (autopartes), Loki y Wevideo (gaming y procesamiento de contenido) y Appthority (empresa de seguridad para celulares) contaron su experiencia.
“Como final, el relacionamiento generado en SV, como entre las empresas de los cuatro países, fue de mucha riqueza y valor, por ejemplo de Perú nos solicitaran un Software para la gestion de clínicas odontológicas, pedido que fue canalizado a través de CCT”, explicó Ibañez.
Seguramente surgirán nuevas conversaciones, ya que continúan las reuniones y los conferencias telefónicas tanto con relaciones construidas con personas del SV como de los países participantes.

Una reseña
Riquezas, colaboración y una mercado infinito

“La comunidad del SV quiere cambiar, mejorar, crecer, trascender, y lo manifiesta de esa manera, ya que el ambiente está cargado de gente contándose historias y compartiendo información abiertamente. En el viaje encontramos las riquezas del SV en la comunicación generosa, colaborativa y abundante, que se transforma en conversaciones con sentido, asociativas y de generación de ideas/proyectos/startups (sin dejar de tener en cuenta que aquí abundan los trillonarios). La oportunidad es que el mercado es infinito. Y claro está que hay que ponerle mucho de uno (pasión), de nosotros (equipo alineado), de un plan, del tiempo focalizado (que se dilapida sin una dirección clara) y de varios entre paréntesis más que hay que poder conectar para que suceda algo importante y alcanzar con éxito el mercados de SV”, opinó Rafael Ibáñez, de Harriague y Asociados.

Artículos destacados