Positivo BGH producirá 2.500 notebooks por día

En su planta de Tierra del Fuego, la compañía quiere posicionarse entre las tres mejores marcas del país. Desde allí comercializará en Argentina y en Uruguay.

Finalmente, Positivo BGH comenzó a fabricar notebooks en su planta industrial de Tierra del Fuego, donde se producirán 2.500 equipos por día y 30 mil placas madres mensuales. El objetivo es convertirse en una de las tres mejores marcas de Argentina e iniciar la comercialización de sus productos en este país y en Uruguay.

Con el lema “De cero a experto”, la compañía presentó tres líneas de computadoras con la nueva generación de procesadores Intel Core i3, Core i5 y el sistema operativo Windows 7. Todos los productos serán producidos en Río Grande, donde cuenta actualmente con una capacidad instalada para fabricar 2.500 aparatos por día y 30 mil motherboards mensuales para notebooks. La planta se construyó en 2009 y cuenta con 30.000 metros cuadrados.

En ese marco, Norberto Maraschin Filho, CEO de Positivo BGH, recordó que ya se entregaron 37 mil computadoras para el Gobierno y que las licencias no automáticas los ayudaron.

La compañía llevará adelante una política agresiva de precios. El ejecutivo agregó que para diciembre de este año la fabricación será 100% local tanto en memoria como motherboards. BGH proyecta facturar 650 millones de dólares, 70% más que en 2010 y Positivo Informática sumará ventas por US$ 1.700 millones.

Para el hogar
Positivo BGH lanzó siete modelos de notebooks, entre $2.800 y $4.600. Cuentan con procesadores Intel, Windows 7, monitor LED de 14», webcam y DVD. Además, tienen memorias de 2 a 4 GB y discos de 320 a 640 GB, según el modelo.

Como se recordará, la compañía surgió del joint venture entre Positivo Informática, fabricante de computadoras de Brasil, y la empresa nacional de tecnología BGH.

El acuerdo incluyó la creación de una nueva empresa llamada IFSA “Informática Fueguina”, que demandará una inversión de 50 millones de dólares para la construcción de un nuevo predio en la planta de Río Grande, la ampliación de la capacidad productiva y capital de trabajo, siendo ocho millones en activos fijos y 42 millones de capital de trabajo.

Artículos destacados