Las redes sociales crean grupos sólidos de clientes

La organización internacional Social Media Club compartió su primer desayuno 2.0 en Córdoba. Firmas locales y mundiales hicieron eco de sus logros en Facebook, Youtube y Twitter

El miércoles pasado se llevó en Córdoba el primer desayuno de trabajo 2.0 propuesto por Social Media Club, una organización internacional no gubernamental sin fines de lucro, formada por más de 158.558 miembros entre profesionales de marketing y comunicación, responsables de comunidades web y publicistas.

En la ocasión se presentaron casos de empresas locales e internacionales que implementaron campañas en redes sociales y lograron resultados exitosos. Comercio y Justicia estuvo presente y recogió “tips” y experiencias que sientan bases para las organizaciones que decidan ampliar su negocio, formando comunidades sólidas de clientes en las redes sociales.

Maipú, Audi

La concesionaria Maipú abrió el año pasado la primera terminal de Audi en Sudamérica construida bajo el lineamiento mundial de la marca. “El edificio cuenta con una salón de ventas dinámico, especial para la venta de autos”, precisó Felipe Seia, de Mundo Maipú.

La comunicación de la apertura tuvo en cuenta los medios tradicionales para llegar a la masa y “hacer marca”; pero fundamentalmente reparó en los medios sociales para brindar “un trato diferencial al cliente y fidelizarlo”, informó Franco Giménez, de la agencia Citricox. Así, uno de los pilares fue “estar a la vanguardia de la tecnología”, pretendiendo mostrar un concepto de social media “sin fronteras”. Como primera medida, se imprimieron 2.500 tarjetas de invitación, de las cuales sólo 500 fueron enviadas a quienes prefirieron esta opción, en tanto el resto – 1.900- optó sólo por la tarjeta digital. En el marco de la inauguración, Audi presentó sus nuevos modelos A5 y A8, y su nuevo portal.

El segundo paso fue crear un micrositio del evento, en el que los invitados hicieron el check in on line. En forma previa, se hizo una presentación “exclusiva para twitteros, a quienes se les mostró el back stage de la construcción del salón y de la preparación de la fiesta. Con esto se logró que más de 120 tweets “hablaran”sobre la apertura.

Se convocó por redes sociales a 60 bailarines para que en el marco del evento, y entremezclados con el público en general, sorprendieran con un espectáculo de flash mob. Lo destacado de ello fue que todos los bailarines ensayaron individualmente, mediante el contacto con la coreógrafa vía Internet; sólo el último ensayo fue grupal. El resultado fue que los mismos participantes e integrantes del público publicaron en YouTube más de 1.300 reproducciones en 24 horas.

Por último, se subieron las fotos a la galería social Flickr, a partir de la cual los mismos clientes la viralizaron. Más de 80% de los clientes visualizaron el portal.

Fernet 1882
El fernet 1882 de Porta comenzó a caminar en las redes sociales en el año 2007. Bajo el concepto de que “la marca no habla” de sí misma sino que en lugar de ella lo hace el “propio consumidor”, creó su página en Facebook, en la cual sólo tuvo que borrar tres comentarios de los más de 50 mil que recibieron hasta la fecha. “Se creó una verdadera comunidad de seguidores de la marca, al amparo de una estrategia de captación orgánica y a largo plazo, es decir, gente fiel a la marca y que no sólo se suma por una promoción”, explicó Marcos Saader, responsable de departamento de Marketing digital.

Con la campaña “yo tengo un sillón de amigos”, por la que se sorteaba un sillón 1882 entre quienes ingresaban el código de barra de una botella de Fernet, comprobaron que la publicidad on line rinde más frutos que en la vía pública. Crearon dos URL diferentes, una para los que ingresaban por medio de la visualización de los carteles en vía pública y otra para los que lo hacían por redes sociales. La primera traccionó sólo 3% de los participantes. “Si bien generó un buen impacto de branding no produjo visibilidad en los sitios”, amplió el especialista. En tanto, a lo largo de los 28 días que duró campaña, las redes sociales convocaron a cien mil visitantes, 400 mil páginas vistas, 70 mil votos y 4.000 códigos cargados. Como herramientas se utilizaron el sitio web, para cargar el código, y para subir fotos o videos de amigos. “Se cargaron 12 mil fotos, entre las que los mismos usuarios votaron”, precisó Saader. Los resultados fueron contundentes: “como existía la opción de compartir la foto, los mismos usuarios nos hicieron la campaña. Se lograron 380 tweets, siendo que la marca sólo participa como ‘seguidores’”, detalló.

Usuarios prefieren comunicación por redes

– La misión de Social Media Club (SMC) es conectar a los responsables de medios sociales de todo el mundo para alentar la alfabetización mediática, promover estándares, fomentar las buenas prácticas y compartir conocimientos y aprendizajes. Cuenta con 230 capítulos locales en todo el mundo.

–  Según SMC, 88% de los usuarios quiere que las marcas se comuniquen con ellos por medios sociales.

–  59% de ellos dejarían de seguir a una marca que comunique de más.

–  Para sumarse a SMC, sitio web oficial. E-mail: smccordoba@gmail.com

Experiencias

El sillón de 1882: Por la vía pública la campaña captó sólo 3% de los participantes, mientras que por redes sociales los números fueron gigantes: 100.000 visitantes, 400.000 páginas vistas y 70.000 votos.

Audi Social: 120 tweets, 60 bailarines convocados por redes sociales, 1.300 videos en Youtube en 24 horas,  más del 80% de los clientes visualizaron las fotos en Flickr

Artículos destacados