Enlaces de alta velocidad para conectar el interior a la e-justicia

Los avances de la informática e Internet sobre la vida de las personas son inevitables y necesarios, y la administración de justicia o la gestión en las entidades públicas no deben quedar al margen de esa carrera. En ese sentido, el e-gobierno y la e-justicia son los dos desafíos más importantes del Estado moderno, ya que afectan el eslabón más sensible de la cadena social, como son las personas.
En Córdoba, como ocurre en varias provincias argentinas, lograr un buen nivel de e-justicia es un objetivo primordial, y no se circunscribe solamente a las notificaciones por correo electrónico. En los tribunales cordobeses se está llevando a cabo un trabajo gradual para construir más valor agregado sobre un volumen cada vez mayor de equipos de trabajo. Ese valor agregado también es parte de esa Justicia electrónica, tal como lo aseguró a Comercio y Justicia el titular de la Dirección de Informática del Poder Judicial, Diego La Serna.

El especialista remarcó que el proceso encarado en Córdoba se inició en 2003 y en la actualidad el 70 por ciento de quienes trabajan en Tribunales cuentan con un equipo de trabajo, con un ritmo de actualización de 300 PC por año.
Además, se encuenta una impresora láser cada cuatro computadoras.

Urgencias diarias

La clave es homogeneizar todo el trabajo judicial para agilizar los procesos y hacerlos más eficientes, pero La Serna aclaró que a pesar de lo obvio que resultan las necesidades si se pretende una buena e-justicia (como lograr una óptima cantidad de equipos, tender el cableado y ponerlos en red con un centro de cómputos), el trabajo diario no se rige por la teoría y requiere gestión permanente. Ya sea para reparar o administrar o cambiar equipos. La lucha contra los desperfectos o la obsolescencia de las PC es permanente, destacó La Serna.
Al respecto destacó que la infraestructura es el verdadero motor de la capa de servicios de justicia y la e-justicia “no sólo es una notificación por correo electrónico” o el uso de la firma digital sin un contexto de avance general.

Para el director de Informática el camino hacia la e-justicia implica que lo que se realiza en un escritorio judicial produzca cada vez más contenidos informatizados, ingresar en las bases de datos cada vez más del trabajo de las personas que se desempeñan en el Poder Judicial, y que esos datos se carguen de manera ordenada, integrada, sin duplicidad. Esa es la línea que sigue el área dirigida por La Serna.

Estructura de servicio

En la Justicia de Córdoba las tecnologías para brindar servicios son Internet compatibles, es decir que los usuarios acceden a través del navegador, y esta metodología fue adoptada como estándar para una mejor usabilidad.
Además, la idea es que los servicios también se puedan ofrecer vía browser, para cuando sea factible abrir esa posibilidad. “De esta manera es más fácil de distribuir y es más accesible para un usuario o ente externo”, afirmó La Serna.

Tribunales cuenta con un portal interno que es la vía de acceso a poco más de 70 sistemas con diversos alcances y orientados a distintos tipos de oficinas. Todos estos sistemas están “hosteados” o alojados en la misma base de datos con la adopci&o

Artículos destacados