Cómo incidió la web en el negocio del turismo aéreo

Del cómo Internet y una de sus más fuertes apuestas como el comercio electrónico, modificó la tradicional fisonomía del intercambio de bienes, pueden dar fe las compañías de turismo aéreo.
Según un informe de Amadeus, líder en soluciones tecnológicas para empresas de viajes, “la red les permitió a las líneas aéreas llegar a potenciales clientes a través de sus sitios web, y así dejar de depender de las agencias de viajes”.
La empresa presentó el documento denominado “Honorarios por Servicios y Reducción de Comisiones” en el marco de la Feria Internacional de Turismo (FIT) que se desarrolla hasta hoy en el predio de La Rural en Buenos Aires.

En la actualidad, los proveedores de viajes pueden llegar directamente a potenciales clientes a través de sus páginas web sin necesidad de recurrir a los canales de distribución tradicionales.
De este modo, Internet aparece como “un canal de distribución eficiente y rentable, ya que las aéreas pueden crear sus propios sitios y vender directamente a los usuarios”.
Según el informe, “durante más de 20 años las agencias de viajes han monopolizado la industria aérea en dos aspectos: información y emisión de tiques. En la actualidad, ese monopolio se ha perdido porque la “información es abundante y la emisión de tiques es mucho más irrelevante”.
Como resultado de este nuevo entorno, las agencias de viajes tradicionales se encuentran en desventaja competitiva con respecto a agencias de viajes online y líneas aéreas que han desarrollado sus sitios online, lo que les permite controlar la disponibilidad de asientos y tarifas.

A su vez, están implementando nuevas tácticas. Las principales son la optimización de sus operaciones al controlar costos y un modelo de negocio focalizado en honorarios por servicios específicos.
En 2007, las reservas turísticas en Internet representaron más del 30% respecto de las reservas de viajes en Europa. Y según Forrester Research, del total de los europeos que buscaban sus viajes de placer en Internet, el 40% realiza la reserva en Internet, y el 27% compra sus viajes en oficinas de ventas.

Artículos destacados