Comenzará a funcionar un sistema de telemedicina con hospitales del interior

No existen dudas de que con la instalación de las nuevas tecnologías como herramientas de trabajo son muchos los sectores que se ven beneficiados. Y el campo de la medicina no es la excepción: cada vez más crecen los esfuerzos de profesionales, docentes y empresarios tecnológicos para que la telemedicina (asistencia médica a distancia) sea una realidad en Córdoba.
Un ejemplo de esta situación es la donación que la empresa multinacional Intel hizo a la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), particularmente al equipo de telemedicina. Se trata de un sistema de consultas a distancia -interconsultas- que funciona a través de la web.
La idea es que, a través de este software, se agilicen las consultas entre los “hospitales remotos” del interior de la provincia y el grupo de médicos especialistas que atienden desde acá, según explicó a Comercio y Justicia Juan Olcese, gerente de Desarrollos de Negocios de Intel. Al mismo tiempo, agregó que esta nueva herramienta informática se convertirá en “la columna vertebral de una red poco eficiente” que ya existe.
Si bien todavía se están “ajustando” los últimos detalles de las funciones que tendrá el nuevo software, está previsto que se realice el lanzamiento del proyecto en la primera semana de abril. En principio se haría una prueba piloto con 10 hospitales del interior provincial, pero las ambiciones son aún mayores: la empresa espera que la aplicación se implemente en un futuro en otras provincias e incluso en aquellos países de Latinoamérica que se muestren interesados en la propuesta.
El sistema será administrado básicamente por la UNC y cuenta con el apoyo del Ministerio de Salud de la Provincia y del Ministerio de Ciencia y Tecnología.
En lo que respecta a Intel, además de la confección del aplicativo entregará una computadora a cada hospital, dos servidores para recibir la aplicación y housing y hosting gratuitos por dos años. La aplicación fue desarrollada por las empresas tecnológicas Harriague y Tycon, mientras que el papel de Intel es el de brindarles soporte técnico. “Dentro de la donación que hizo la empresa también está considerada la capacitación de los médicos que serán los encargados de utilizar este nuevo sistema”, agregó Olcese.
El procedimiento actual

Actualmente, un médico de una zona alejada escribe un mail sobre un caso particular y en función de los síntomas descriptos el responsable de la red -una persona de la Facultad- lo reenvía al especialista pertinente. Luego hay que esperar su contestación, que le será reenviada a quien hizo la solicitud.
“Siempre se intenta que las consultas se respondan con un máximo de 72 horas de tardanza. Pero de la manera con la que nos estamos manejando actualmente hace que nos demoremos en algunas ocasiones. Por el momento, nuestra conexión con los hospitales del interior la hacemos a través de los mails”, explicó a este diario Cecilia Cravero, coordinadora del Programa de Telemedicina de la UNC, que funciona desde hace 10 años.
De esta manera, según Cravero, el principal objetivo que se persigue con la incorporación de este nuevo aplicativo es “agilizar la llegada de las interconsultas” y poder ser más eficientes. “Hoy estamos trabajando de manera muy manual, lo que no nos permite tener un seguimiento c

Artículos destacados