Bazán Photo sumó cámara para redoblar su calidad

En el campo de la fotografía profesional, una de las mayores exigencias por parte de los clientes es la perfección del color. En línea con esa tendencia que se ajusta a un elixir de calidad, unos de los mayores estudios de fotografía de Córdoba, Bazán Photo, decidió actualizar su tecnología con un nuevo equipamiento Canon que redobla su capacidad en megapixeles.

“Incorporamos la cámara Canon 5D Mark II de 21.1 megapixeles con la que podemos equipararnos con la performance de calidad de los estudios de fotografía más reconocidos de Buenos Aires”, adelantó a Comercio y Justicia Mariano Bazán, uno de los socios de la firma.

La gran resolución, que duplica la de 12 megapixeles con la que contaban el año pasado, es ideal para captar trabajos fotográficos para cartelería y gráficas. La calidad de imagen responde a los requisitos más exigentes de impresión con una reproducción de colores y una gradación tonal de muy alto rendimiento. El equipo incorpora además un sensor (full-frame) de gran tamaño, que permite incluir en la fotografía un mayor nivel de detalle. A esta estructura, Bazán Photo incorporó una serie de nuevos flashes e iluminación de última generación para entregar a sus clientes un servicio completo de mayor calidad. “También adquirimos un colorímetro, que sirve para calibrar el monitor, y una carta de colores profesional X-rite, que nos permite tener una gestión más controlada desde que se toma la foto hasta que se imprime, y ofrecer al cliente un control y una reproducción de colores mucho mas fiel”, comentó Bazán.

“Tenemos clientes que son pintores y que buscan que sus reproducciones sean lo más reales posibles. De esta manera, el cliente puede lograr que su pintura en pantalla o impresa en el libro sea prácticamente igual a la original”, explicó.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Por otra parte, se sumó a la línea de producción una notebook y un monitor de alta resolución que permite visualizar en control continuo la toma de fotografías. “El director de arte se pone al lado nuestro y visualiza la fotos en el monitor en lugar de hacerlo en la cámara o bien después de bajada la tarjeta de memoria. La cámara dispara y aparece la foto en el monitor con alta resolución y reproducción de colores”, amplió Bazán. De cara a 2010, el estudio Bazán invirtió más de siete mil dólares en maquinarias, equipamientos y ampliación de las instalaciones con el objetivo de sumar servicios de valor agregado y captar un segmento más exigente del mercado.

Artículos destacados