Basura electrónica, la ley cada vez más cerca

La Cámara de Senadores dio media sanción la semana pasada a los proyectos de Basura electrónica y Patrocinio a la ciencia y la tecnología, que ahora deberán ser tratados en Diputados.

Greenpeace celebró la sanción de la iniciativa de residuos y los privados recibirán una reducción impositiva a cambio de invertir. Luego de más de tres años de debate en la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Cámara Alta, los miembros consiguieron aprobar la legislación sobre los desechos tecnológicos. El proyecto de ley establece la extensión de las responsabilidades legales y financieras de los productores de aparatos eléctricos y electrónicos hasta el final de la vida útil de sus propios productos (Responsabilidad Extendida del Productor), la prohibición de sustancias contaminantes en la fabricación de nuevos artefactos y la creación de una infraestructura a nivel nacional para el descarte, acopio, transporte, reutilización y reciclado de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE).

Los residuos de estos aparatos son, generalmente, descartados como residuos domiciliarios, ya que surgen del flujo habitual. Sin embargo, estos son considerados peligrosos por sus características y, en virtud de los riesgos que traen aparejados, deben tener una recolección diferenciada.

De ser aprobado el proyecto en la Cámara de Diputados la Ley de Basura Electrónica establecerá por primera vez un sistema nacional de gestión para pilas, baterías, computadoras, heladeras, teléfonos de todo tipo, lámparas de bajo consumo, televisores, electrodomésticos, una vez finalizada su vida útil, es decir, cuando el consumidor de deshace de ellos.

Por otro lado, los senadores también dieron media sanción a una iniciativa referida a incentivar los aportes desde el sector privado al desarrollo de la ciencia y la tecnología en el país, con una reducción impositiva a cambio.

Artículos destacados