Se espera en 2022 un impulso en las exportaciones de automóviles y autopartes

Las terminales automotrices prevén un significativo aumento de los despachos externos. Ello impactará en el empleo, el ingreso de divisas y el desarrollo de proveedores internos.

La industria nacional automotriz y autopartistas va adquiriendo, con el correr de los meses, un perfil cada vez más exportador. Hacia mediados de agosto de este año ya se habían igualado los envíos externos de todo 2020 y desde agosto de 2021 hasta el próximo 31 de diciembre todo envío suma para llegar a porcentajes récord, ya no sólo en cuanto a incremento de las exportaciones sino también con respecto a la producción. Ello, siempre teniendo en cuenta que la comparación es con un año particularmente malo por la incidencia de la “coronacrisis”. 

Efectivamente, con los números consolidados del mes pasado, el país ya produjo en nueve meses de este año 85% más que durante el mismo lapso de 2020 y la cifra se eleva a 112% si sólo se contabilizan autos, sin utilitarios o vehículos pesados. Los números de las exportaciones son aún superiores: se exporta 92% más en este 2021, siendo nuestro principal cliente Brasil. 

Así, las cámaras empresariales que agrupan a las terminales automotrices y a sus proveedoras, las empresas autopartistas que también exportan productos al exterior, esperan cerrar un año de franca recuperación y prepararse para uno de crecimiento en 2022. Hace sólo dos semanas, la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) sostuvo que para el año próximo las terminales automotrices prevén un incremento “significativo” de las exportaciones respecto de 2020 y de 2021, con impacto “positivo” en términos de ingresos de divisas y recaudación. Ello, luego de conocerse la medida que el sector venía discutiendo con el Gobierno nacional y que fue anunciada a inicios de octubre: la eliminación de las retenciones incrementales para el sector en 2022.

El presidente de Adefa, Daniel Herrero, señaló en un comunicado que la medida «tendrá un efecto derrame incremental” en la economía local por el aumento de la producción, del empleo, del desarrollo de proveedores y la generación de divisas.

Aquel anuncio realizado por los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, marca la continuidad en 2022 del esquema establecido en el decreto 150/2021 que vence el 31 de diciembre de este año, con algunas correcciones.

«Con una estimación de exportaciones al cierre de este año de 242.000 unidades (+94.000 frente al 2020), por el impacto de la medida vigente, el aporte del sector en materia de ingresos de divisas podría ascender a US$3.500 millones aproximadamente y se estima que la recaudación para el Estado sería 31% superior al 2020«, consideró Adefa.

En este sentido, Herrero destacó: «La importancia de la implementación de medidas de este tipo para un sector que supo forjar un marcado perfil exportador ya que destina en promedio 60% de lo que produce a más de 35 mercados».

Por eso, a partir del año próximo, las empresas continuarán tributando con las alícuotas actuales hasta un monto equivalente a las exportaciones de 2020 y, por las exportaciones adicionales, dejan de tributar derechos de exportación, lo que implica un régimen ampliado de establecido en el decreto 150/2021 que vence el 31 de diciembre de este año.

El sector automotor es uno de los más importantes de la economía argentina por su capacidad para generar valor y empleo de calidad, además de tener un mayor perfil exportador, según destacó el comunicado oficial.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), este sector resultó el tercero en exportaciones al término del primer semestre del año con US$3.038 millones, apenas superado por el maicero, con US$3.744 millones, y la soja con US$11.900 millones.

La cadena cuenta con un entramado de proveedores locales, en su mayoría mipymes, que proveen productos elaborados y con valor agregado.

Asimismo, Herrero consideró que ésta es una medida que sirve a la industria automotriz para continuar creciendo en ese mercado de exportaciones que va a ser muy demandante el año próximo.

Por su parte, María Ángela Stelzer, directora de Asuntos Corporativos de Volkswagen, aseguró sobre la medida: “Es muy buena para el sector, porque incentiva la producción con la importación y exportación. Además, desde marzo podremos ver un gran crecimiento en las ventas al exterior. La empresa tiene una planta en Córdoba desde la que exporta cajas de velocidad a distintas partes del mundo. En todo sentido nos beneficia. Esto genera mayor empleo y mejor previsibilidad a futuro”, aseguró Stelzer.Raúl Amil de la Asociación de Fábricas Argentinas de Tractores (AFAT) destacó: “Este tipo de medidas aumenta la competitividad de nuestros clientes, y por consiguiente, la de los autopartistas”.


La pesca genera unos US$1500 millones de dólar al año

La industria pesquera nacional es uno de los sectores inició la recuperación de la actividad económica a partir de los últimos meses del año pasado y creció fuertemente este año. Se trata de un sector netamente exportador, que al día de hoy genera más divisas a las arcas nacionales que la exportación de cortes cárnicos, por ejemplo, a pesar de su nula visibilización pública. Se trata de una actividad que a comienzos de este mes ya mostraba números importantes respecto del año pasado. “Este 2021 se encamina a ser el segundo año consecutivo de crecimiento en el sector y podría acercarse a los máximos históricos”, señaló un informe de la consultora IES.

«Los índices que está mostrando el sector, tanto en el récord de siembra de granos, la compra de maquinarias y fertilizantes, el ingreso de divisas por exportaciones o, como en este caso, en el incremento sostenido de la actividad pesquera en relación a 2020, son esperanzadores y nos marcan un rumbo positivo para el futuro», afirmaron fuentes del Gobierno nacional al momento de darse a conocer las cifras sectoriales, a inicios de octubre. 

Con una destacada zafra de calamar, el año pasado el sector contabilizó exportaciones por cerca de US$1.300 millones y para este año espera llegar a los US$1.500 millones.

Acercándose al final del año, la industria espera protagonizar una temporada in crescendo. El mismo período del año pasado mostró la mejor pesca en siete años, según la Cámara de Armadores Pesqueros Argentinos (CAPA). 

Los magníficos resultados no dejan de sorprender a propios y extraños, teniendo en cuenta los recortes presupuestarios durante 2019 que derivaron en las escasas prospecciones geológicas y geofísicas del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep), dificultando un normal desempeño de la actividad, sin contar además con la presencia permanente de cerca de 300 embarcaciones extranjeras en las zonas económicas exclusivas de Argentina, Ecuador, Perú y Chile, que extraen parte de la producción regional.


Tecnológicas argentinas acuerdan con empresas chinas

A partir de la participación de empresas argentinas en las ferias internacionales que se desarrollaron en Pekín, China, algunas de las firmas de ambos países ya se encuentran trabajando de forma conjunta en determinados acuerdos de cooperación.

Entre ellas, se destaca la articulación de «Xiaomi con Etercor; Invap con la Jiangxi Nuclear Power Co. para la venta de reactores; la plataforma C-TRIP con el Ministerio de Turismo; empresas del sector nuclear como Conuar y Nuclearis que están consolidando una agenda de trabajo con contrapartes Chinas; Impsa en desarrollo de energías renovables y servicios de ingeniería y empresas de tecnología aeroespacial como Innova Space, VENG y Conea; y de fintech como Agrotoken y de Nanosensores como Fan Iot», informó la Embajada argentina en Pekín.

Además, empresas como DIDI, Hikvision, Huawei, Alibaba, Envision, también manifestaron interés en invertir en este tipo de compañías.

“China coopera y transfiere tecnología con el sector público y privado fomentando el desarrollo integral de los distintos sectores”, refirió el comunicado, e indicó que en este marco “existen numerosas experiencias exitosas de cooperación con inversiones de empresas chinas de reconocimiento mundial en compañías argentinas especializadas en tecnologías, como en el caso de Ualaá, que recibió financiamiento de Tencent o Satellogic, que exporta sus servicios de nanosatélites a provincias del país asiático o Aleph Holding que estrecha su relación con Tik Tok”.

En esa línea, la Embajada argentina en Pekín destacó que “el sector científico y tecnológico argentino ha alcanzado desarrollos de vanguardia en diversos campos como biotecnología, nanotecnología, servicios informáticos digitales, software, industria aeroespacial y otras ramas ligadas a las economías del conocimiento”, lo que vuelve clave a esta agenda de cooperación para apalancar las exportaciones de servicios con alto valor agregado generando empleos de calidad y desarrollo de pymes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *