Recuperar 20 mil puestos de trabajo

En Argentina hay alrededor de 60 centros de contactos bajo el formato de empleadores formales, de los cuales 28 se encuentran nucleados en la Cámara Argentina de Centros de Contactos (CACC). Actualmente, el sector genera 50 mil empleos distribuidos en provincias como Córdoba, la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Chaco, Santa Fe, Tucumán, Formosa, San Luis, Mendoza y Salta.
Por Laura Pantoja / lpantoja@comercioyjusticia.info

Anualmente este sector logra una facturación de alrededor de US$1.000 millones correspondientes a servicios de tercerización de atención de clientes, cobranzas, ventas, gestión de redes sociales y servicios de business process outsourcing (BPO) entre otros.
El sector sufrió un impacto negativo debido a las políticas económicas de los últimos años y perdió un total de 20 mil puestos de trabajo. Sobre las condiciones actuales y las perspectivas de crecimiento para los los próximos años Comercio y Justicia dialogó con Marcelo Bechara, vicepresidente de la cámara.

¿Han resurgido las posibilidades de contratación de servicios del exterior?
El sector no es ajeno a las fluctuaciones de la economía. Sin embargo, tenemos alentadoras expectativas para 2020. Las devaluaciones de abril/mayo de 2018 y la de agosto último han posicionado de manera más competitiva nuestra actividad dentro de Latinoamérica. Esto último, sumado a que Argentina tiene el indicador más alto de productividad y calidad de servicio, genera un escenario muy alentador. Además, esta expectativa se ve fomentada por la reciente Ley de Economía del Conocimiento, con la cual se promocionan los servicios profesionales de exportación y en la que están incluidas las actividades de los centros de contacto. Nuestro gran objetivo es recuperar en los próximos años los más de 20 mil puestos de trabajo perdidos por las políticas económicas de los últimos gobiernos. Para ello será clave el trabajo conjunto con el Gobierno para que se incentiven el empleo y la inversión.

¿Hay proyectos concretos de expansión en los centros de contacto?
El nuestro es un sector altamente productivo, con mano de obra intensiva, alta densidad de población estudiantil, seguridad jurídica, ubicado dentro de los “servicios basados en el conocimiento” y en una región geográfica con alto potencial de crecimiento. A su vez, la gran transformación digita de esta cuarta revolución industrial que está en constante desarrollo implica la generación de empleos de calidad y registrados tanto en nuestro sector como en industrias vinculadas al Gobierno, la salud, el comercio minorista, la tecnología y la educación.

Sobre estas base, ¿cuáles son los objetivos para los próximos años?
El gran desafío para el sector es lograr el crecimiento en la exportación de servicios en el mercado regional y la captación de entre 10% y 15% del crecimiento de empleo de la región en los próximos cuatro años. Por otra parte, se pretende generar puestos de trabajo no tradicionales vinculados a la especialización tecnológica como inteligencia artificial, redes sociales y big data. La incorporación de tecnologías exponenciales y un modelo de innovación sostenible serán claves para la expansión del sector.

¿Hacia dónde está migrando el servicio?
El sector se encamina hacia nuevos canales digitales, como las redes sociales, chats, mail y procesos BPO. Pero también se dirige hacia nuevas oportunidades comerciales. Entre ellas las actividades de “ventas out” de telefonía, tercerización de servicios, canales e-commerce y la exportación de servicios. En otras palabras, el servicio omnicanal en todo el ciclo de vida y de relacionamiento del cliente.
La clave para lograrlo radica en reconocer estas oportunidades de crecimiento, plantear la meta y guiarla hasta la recta final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *