Hugo Pizzi: “Estamos con el mismo equipo pero con agresores mucho más contundentes”

Con respecto a la segunda ola el infectólogo catedrático de la UNC y asesor epidemiológico opina: “Va a ser muy difícil enfrentarnos a variantes más contagiosas”, algunas de las cuales ya están en el país. Asimismo, advierte de la necesidad de modificar los comportamientos de “indolentes e imprudentes”, quienes no dimensionan lo fundamental que son las conductas de cuidado en un momento en que no llegan la cantidad y frecuencia de vacunas esperadas

Por Carolina Klepp

Hay variantes “preocupantes” del covid-19 en el mundo y Argentina no está exenta. Ya se detectaron en el país las de Reino Unido, Manaos, Río de Janeiro y California. Sumado a esto, la confirmación de que la segunda ola ya es un hecho. ¿Cuál es el diagnóstico de situación y cómo nos encuentra esta nueva fase de la pandemia?
Para el profesor titular plenario de la Universidad Nacional de Córdoba -Área Infectología- Hugo Pizzi, “va a ser muy difícil enfrentarnos a variantes más contagiosas”. “El diagnóstico de situación es que estamos con el mismo equipo pero con agresores mucho más contundentes”, se lamenta y agrega: “Se me fue el optimismo”.
Al mismo tiempo, comenta lo que considera una buena noticia por estas últimas horas: el Centro Gamaleya, que creó la Sputnik V, acaba de informar que desarrolló una tecnología para modificar rápidamente sus ensayos para que puedan actuar de manera eficaz contra las variantes del SARS-CoV-2.
“El Instituto Gamaleya acaba de decir que puede modificar la vacuna ante cualquier desafío en una semana, a más tardar en dos semanas. Hay muchas cepas nuevas. La sudafricana está neutralizando una serie de vacunas; a partir de eso, el Gamaleya empezó a estudiar y parece ser que por ingeniería genética puede modificar y adaptarla a los nuevos desafíos en ese tiempo. Es una noticia maravillosa”, afirma Pizzi.

Por otra parte, hace hincapié en las conductas sociales y en la necesidad de actuar con mayor contundencia ante la denominada “segunda ola”.
“Si por indolencia o imprudencia no pudimos dominar la cepa que nos asoló el año pasado, inclusive hasta terminando con 13.000 casos diarios en los últimos días, va a ser muy difícil enfrentarnos a tres variantes que son las que están descriptas ya y que son mucho más contagiosas (70%) y mucho más letales, fundamentalmente la inglesa y la de Manaos, que tienen prácticamente 30% más de letalidad. Si no hay un cambio de actitud en la población, teniendo los mismos recursos, teniendo la misma población…. ”, deja abierta la reflexión.

Sobre la actitud de la comunidad, describe el comportamiento con los resultados de un relevamiento hecho en la provincia de Buenos Aires. Por medio de una encuesta a la población, se llegó a la conclusión de que “65% se portaba bien o por lo menos adhería a todas las medidas sanitarias, un 25% eran los jóvenes influyentes que carecían de sobriedad y moderación en todo su accionar y un 10% que era el núcleo duro de los antivacunas, que quemaban barbijos, que desenchufaban heladeras con vacunas”.

Firma digital

Ante este panorama, la inquietud de Pizzi en las reuniones de asesores tanto de Córdoba, Presidencia, La Rioja y Perú es ¿por qué falla la comunicación?
“Especialistas me decían: están fallando porque están usando medios clásicos, gráficos, radios, televisión. Ustedes tienen que insistir con lo novedoso, con lo que usan los jóvenes; entonces, vinieron los expertos en redes sociales, que hicieron lo que tenían que hacer y no logramos nada. Para dar una idea, en las últimas horas se desactivaron 24 fiestas clandestinas de las cuáles había entre 10 y 15 por ciento de personas contaminadas que eran asintomáticas pero que iban a saltar, cantar y bailar, por lo cual deduzco e infiero que deben haber aproximadamente 400 fiestas que se hacen en la provincia de Córdoba”, proyectó.

Además, agrega un condimento que, para él, cierra la cadena epidemiológica: “Toda esa gente carece de independencia económica y vuelve a dormir a sus casas. El último censo ha sido clarísimo en que el déficit habitacional es llamativo; muchos matrimonios viven con sus abuelos, sus suegros o sus padres. El indolente, indisciplinado, que incluso salió con la plata que le dio el padre -otro carente de sentido común- vuelve a la casa a dormir y tira la bomba ahí”.

Hizo un especial llamado de atención a los jóvenes no sólo por su actitud y comportamiento, sino porque advierte que el coronavirus los castiga más. Esta definición la sustenta con datos de un trabajo de forenses patólogos alemanes sobre 287 autopsias. “Cuando abrieron los cadáveres, 75% era jóvenes de 22 -35 años. Encuentran que la causa de muerte es en los grandes vasos: émbolos, trombos y coágulos, no tenían ningún tipo de patología previa, sin diabetes ni hipertensión, eran sanos. También les pegó a algunos niños de 11 y 12. Por eso en un momento en Europa cerraron las escuelas preocupados por esto”, describe. 

Finalmente, el catedrático concluye: “Estos virus que han venido ahora son mucho más contundentes que los anteriores. Creo que está fallando incluso hasta la brisa del pensamiento, la que describía Sócrates y Platón, cuando decía que el ser humano cuando estaba sólo discernía, sopesaba la situación y decía en su intimidad “esto es malo, esto es bueno, esto es trágico, esto es agradable”… hasta eso está fallando en la parte de la formación”. 

Variables epidemiológicas a tener en cuenta

1. El comportamiento. “Por lo menos tenemos 65% de la población que se cuidó el primer día y se sigue cuidando”, rescata Pizzi. 

2. El grupo que ya está contagiado. “A ese grupo hay que multiplicarlo por siete, porque hay subregistro y porque hay gente que ni siquiera sabe que está contagiada. Es decir, son 14 millones que ya tienen anticuerpos.

3. Vacunación. “Aquí es donde tropezamos. Nos prometieron muchas cosas y no están llegando en tiempo y forma. Entonces ahora la estrategia es que -visto y considerando que con una dosis cualquier persona vacunada se salva de morir y de ser internada- pongamos una sola dosis hasta que llegue la producción”.

Rusia tiene una vacuna contra el covid-19 para animales

En abril de 2020, la noticia de la tigresa del zoológico del Bronx en Nueva York que dio positivo por coronavirus recorrió el mundo. En ese momento, ese zoo informó que un cuidador asintomático pudo haber sido el que transmitió la infección a la tigresa Nadia.

Por estas horas, el infectólogo Pizzi celebra otra noticia que será presentada oficialmente el próximo 20 de abril en el Congreso Internacional de Médicos Veterinarios en Moscú (Rusia): una vacuna contra el covid-19 para animales. “Es una vacuna que está probada y lista para venderse, eso va a modificar el mundo de las mascotas. Es tan grande la estrechez entre la persona que duerme con su perro, con su gato, que me parece que es una excelente noticia. Así como la vacuna contra el moquillo, a las mascotas se las van a vacunar en el futuro contra el covid-19”, adelantó.