Home  >   Destinos   >   Viaje a Paraguay en clase ejecutiva

Viaje a Paraguay en clase ejecutiva

Un vuelo en la Business Class del nuevo Boeing 787-8 Dreamliner de Air Europa -que une Córdoba con Asunción en poco más de una hora- es ideal para visitar la capital del vecino país y elegir alguna de las diversas rutas turísticas que ofrece

Por Carolina Brenner – cbrenner@comercioyjusticia.info

En poco más de una hora, el Boeing 787-800 Dreamliner de Air Europa une Córdoba con Asunción. El nuevo avión comenzó a operar esta ruta a principios de noviembre, que tiene a la vez conexión directa con Madrid, y se luce por contar con varias ventajas diferenciales respecto a la flota anterior, como mayor espacio, comodidad y luminosidad. Más aún si el pasajero tiene la posibilidad de probar la clase ejecutiva, que ofrece asientos reclinables 180 grados, un menú saludable y bien servido, y entretenimiento a bordo en pantallas extra grandes con los últimos estrenos de películas, entre otros placeres.
A raíz de este vuelo directo, que se estrenó hace tres años, Paraguay emprende un proyecto de desarrollo y difusión de productos turísticos para captar a los visitantes de Córdoba, así como también incrementar el número de pasajeros corporativos.
“Del millón y medio de turistas que arribaron al país en 2018, 70% pertenece a Argentina. Muchos de ellos vienen atraídos por nuestra propuesta de compras, gastronomía y rutas temáticas como la jesuítica”, comentó a Comercio y Justicia, Javier Ramírez, director de la Dirección de Prestaciones Turísticas de la Secretaría Nacional de Turismo Senatur, en el marco del press tour organizado por esta dependencia y la compañía aérea española.

“Estamos armando productos para vender Paraguay en Argentina, dando valor a las ofertas de acuerdo al mercado, como por ejemplo ofrecer un show nocturno en las estancias y/o visitas a las comunidades indígenas”, agregó Doris Penoni, directora General del ente gubernamental de Turismo, de Paraguay.
Por su parte, comentó que -gracias a esta conectividad aérea- “el turismo (proveniente) de Córdoba se ha incrementado mucho” y agregó: “Estamos trabajando para ofrecerles mejores alternativas, como el golf que lanzamos hace un par de años y funcionó muy bien. Los cordobeses también se interesan por la buena gastronomía, la hotelería de categoría y el turismo cultural”, agregó Penoni.

Costanera de Asunción

Pasear, comprar y comer
Asunción es una ciudad cosmopolita pero con escala humana, que se extiende a lo largo de la costanera del Río Paraguay. Alberga a alrededor de 600 mil habitantes y su oferta hotelera de alta gama contempla algunas opciones como Sheraton, Bourbon, Palmaroga, Villa Morra Suites, Excelcior, Yatch Club y Dazzler, entre otros.
Entre sus edificios más emblemáticos figuran el Palacio de Gobierno, el Centro Cultural Manzana de la Rivera, la Casa de la Independencia, el Cabildo, las iglesias Catedral, de la Encarnación y la Santísima Trinidad, el Museo de la Estación Central del Ferrocarril Carlos Antonio López y el Teatro Municipal Ignacio Pane. Sus principales centros comerciales: La Galería, Del Sol y Mariscal reúnen marcas multinacionales y una amplia variedad de productos en cuanto a indumentaria, tecnología y deportes, entre otros rubros.
A la hora de comer, Paseo de las Carmelitas resulta un circuito obligado que se luce por su activa vida nocturna y la fusión de una quincena de restaurantes, bares y pubs como Capitão Bar, Kilkenny y Todos tus muertos.

Palacio de Gobierno

Rutas temáticas
Desde esta ciudad parten diversos circuitos turísticos dignos de visitar. Uno de ellos y quizás el más novedoso es la Ruta de la Caña, cuyo objetivo apunta a valorizar esta tradicional bebida paraguaya, muy apreciada en el mundo por la materia prima que utiliza y por el impacto socio-económico favorable que genera.
El proyecto, que propone incluir las seis bodegas que producen esta bebida típica del Paraguay obtenida de la fermentación y destilación de la miel de caña, tiene a la localidad de Piribebuy (ubicada a 74 kilómetros de Asunción) como escenario principal y se caracteriza por paisajes muy bonitos de los cañaverales, además de las sierras y lagos que se extienden en el camino.
“La caña paraguaya podría incluirse dentro de la clasificación genérica del ron; sin embargo, existe una particularidad que la hace diferente y viene desde los tiempos de la colonia española cuando no existían aún medios mecanizados para transportar los mostos hasta las destilerías, por lo que los productores se vieron obligados a encontrar una alternativa que permitiera un mayor tiempo de conservación de la materia prima. La solución fue cocinar el mosto y condensarlo a punto de lo que conocemos como miel de caña o miel negra y es desde donde hoy se extrae la caña paraguaya”, explica María Irene Gonzalez, directora Técnica de Fortín, una de las empresas productoras de caña más importantes del país y la primera en integrar la Ruta de la Caña.

La excursión al Fortín dura poco más de una mañana y contempla un recorrido por los cañaverales donde se aprecia cómo se cosecha la caña y el transporte en carretas tiradas por bueyes que desde antaño era utilizado para la entrega de la cosecha a la destilería, y cuya modalidad sigue vigente hasta la fecha.
El paseo continúa con el acceso a la sala de destilado que se realiza en columnas de cobre y es donde se separa el alcohol hasta alcanzar una caña fuerte o caña blanca de hasta 70% de alcohol, bastante menos que otros destilados que alcanzan incluso 90 grados.
“La caña fuerte es reducida con agua tratada, para luego añejarse en barricas de roble o en pipones de incienso en el caso de las cañas más jóvenes. El aporte de madera da a la caña paraguaya todo su cuerpo, bouquet, color y aroma. Como en el caso de los whiskies y otros destilados, mientras más tiempo permanece en contacto con la madera mejores resultados se obtienen”, explica Gonzalez.

El paseo concluye en la bodega con una degustación y cata de rones/cañas, entre los cuales se destacan algunos ganadores de medallas de bronce y plata en concursos internacionales, y uno de los mejores del mundo.
“Somos la única marca paraguaya en la historia de la categoría en obtener estos logros”, concluye la especialista.
De regreso a Asunción, vale la pena detenerse en Luque y recorrer el mercado de artesanía en barro, que exhibe en la mayoría de las tiendas, pesebres y motivos religiosos.
Además de esta ruta, la secretaría Nacional de Turismo de Paraguay ofrece otras alternativas turísitcas como la ruta jesuítica, la ruta de la yerba mate, la visita a Ciudad del Este, el Salto Monday, la Reserva Itaipú y el circuito del Ñandutí, entre otros.
Un sinfín de propuestas a solo una hora de viaje y con la posibilidad de hacerlo en un avión cinco estrellas.

Agenda de viaje

Cómo llegar. Vuelo directo Córdoba-Asunción con Air Europa.

Tarifa ida y vuelta desde US$215 con tasas incluidas sin maleta. Más info: www.aireuropa.com

Dónde dormir. Hotel Palmaroga, ubicado en un edificio que data de 1900 a pocas cuadras de la Casa de la Independencia y la Bahía de Asunción. Tarifa desde US$80 habitación doble con desayuno. Más info: www.palmaroga.com

Qué hacer. Ruta de la Caña. Visita a la bodega Fortín. www.fortin.com.py

Más info. www.sernatur.gov.py
www.visitparaguay.travel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *