Cómo queda la radiografía de los que generaron más y menos empleo

Los sectores comercio, industria manufacturera y actividad inmobiliaria tuvieron más registrados en 2018. Pesca se encuentra en el otro extremo. Los puestos ejecutivos, los menos demandados

Los sectores comercio y reparaciones, industria manufacturera y la actividad inmobiliaria fueron los que tuvieron un mayor número de empleados registrados durante 2018, aunque -en todos los casos- por debajo de los registros del año pasado.
Por el contrario, Pesca fue la actividad que menos empleó “en blanco”, pero con un incremento de 3,6%. Los números se desprenden del 3er. Informe Nacional Indicadores Laborales, realizado por la consultora Bayton.
El comercio empleó 1.156.000 de trabajadores, lo que representa una caída de 0,6% con respecto al año anterior. Pesca, por su parte, generó empleos registrados para 13.400 personas, un incremento de 3,6% frente a 2017.
Tomando el total de las actividades entre agosto de 2017 y septiembre de 2018, los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) reflejan una caída de 0,6%, aunque frente a 2016 es 1,5% mayor. Son unos 12.182 millones, incluyendo los del sector público y el privado. El salario medio registrado fue de 25.425 pesos.

Individualizando por puestos, los que más se generaron fueron en “operarios de la construcción”, “técnicos mecánicos”, “comercial”, “operarios de bodegas”, y “repositores y promotores de eventos”.
Como es de suponer, la mayor cantidad de empleos se centra en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires. Según los rangos etarios, la mayor cantidad de empleos registrados los poseen quienes tienen entre 30 y 64 años.
En general hubo un decrecimiento entre 0,1% y 0,3%. La caída más notoria se ve en el grupo de “hasta 29 años”, la cual ha decrecido 0,3%. El grupo de 30 a 64 años se ha mantenido entre 30% y 30,1%, mientras que los mayores de 65 años mantienen un porcentual de 2%.

El año de la peor demanda ejecutiva
Por su parte, la consultora de Recursos Humanos Ghidini Rodil informó estos días que en 2018 la demanda laboral ejecutiva sufrió su peor año en toda la última década.
Un año con marcadas diferencias sectoriales y algunas oportunidades laborales, pero muy específicas y sólo para algunos, indicó la firma.
«Poco y nada queda hoy de aquel optimismo que buscaba ver florecer los tan anunciados brotes verdes. A partir de abril muchas empresas pusieron un freno y decidieron esperar para ver qué pasa. A mitad de año, la desesperanza se apoderó de muchos y la caída en las búsquedas se hizo más intensa. Faltaba lo peor, en julio empezaron a aparecer algunas desvinculaciones, haciendo el panorama aún más preocupante», indicó el gerente General Matías Ghidini, también autor de Mi trabajo ahora.
Sin embargo, rescató al sector de la industria de los servicios informáticos y software (IT). “Más de 100.000 empleos aportados por sus casi 5.100 empresas registradas, 90% de éstas posicionales formales, un crecimiento promedio del sector del 12,5% en los últimos 14 años, un aporte anual al producto bruto de U$S 4.000 millones (43% por exportaciones), 11.000 nuevos puestos creados en 2017 y casi 10.000 en 2018.
Quienes trabajan en el sector de IT hoy gozan de pleno empleo. Allí están hoy –y lo estarán por muchos años más– las grandes oportunidades laborales, generando vacantes para tareas y funciones que hoy ni siquiera conocemos, pero serán necesarias en el futuro”, expresó la firma.

Artículos destacados