Home  >   Egresados   >   Materia pendiente: más articulación entre ciencia y necesidades sociales

Materia pendiente: más articulación entre ciencia y necesidades sociales

El cordobés Gabriel Rabinovich se destaca por sus aportes para las terapias contra el cáncer y otras enfermedades autoinmunes. Este graduado en la Casa de Trejo, es investigador superior del Conicet y vicedirector del Instituto de Biología y Medicina Experimental (Ibyme), profesor de la UBA y miembro de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos. Su análisis de materias pendientes en ciencia.

– ¿Qué reformas vinculadas a investigación considera siguen pendientes de aquella demanda reformista de otorgarle un carácter científico a la universidad?
– La Reforma de 1918, movilizada desde una concepción de una universidad democrática, de libre pensamiento y comprometida con la sociedad, promueve principios que fueron construyéndose a lo largo de la historia de la universidad, y aún hoy tenemos que seguir construyendo. Respecto a la investigación científica, alrededor de 75% de la investigación que se realiza en nuestro país, se desarrolla en el ámbito universitario. Sin embargo, la situación de cada universidad no es la misma, y no sólo en este aspecto. Sin duda, el escenario social que impulsó la reforma hace 100 años ha sufrido cambios. En el escenario actual, la gestión del conocimiento tiene diversos actores, respecto a quiénes participan y con qué recursos se produce el conocimiento, así como en su distribución y uso.
Muchas de las universidades han caminado un largo trecho respecto a la importancia de la ciencia, de cuidarla y promoverla, en el contexto de las facultades, así como de valorizar el conocimiento básico por sobre todo, el conocimiento original para poder hacer docencia y poder integrarlo entre la educación universitaria y la ciencia. Falta un poco más de articulación entre la ciencia básica, que muchas veces se desarrolla en las universidades, y la necesidades sociales. En estos términos, la universidad -que tiene tanta responsabilidad social para poder eliminar las inequidades que existen en la sociedad y, por otro lado, promover también la ciencia y el conocimiento- tiene la obligación de ligar estas dos cosas.

– ¿De qué manera ligarlo, por ejemplo?
– Faltan oficinas y gente preparada para poder interpretar qué es lo que necesita la sociedad y que esas necesidades se lleven a proyectos de investigación básica y que éstos redunden en aplicaciones tecnológicas o aplicaciones sociales, en una mejora en la sociedad. Esto significa que los interrogantes en los cuales trabaja la universidad para hacer ciencia sean basados en las necesidades sociales.
En el marco de la Reforma, Córdoba tiene el honor de ser sede de la III Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe (CRES 2018), un espacio de debate muy importante para la educación superior, en cuya organización participa, entre otras instituciones y organizaciones, la Unesco. La CRES se propone reflexionar y diseñar un plan de acción para el próximo decenio, en torno a diferentes ejes temáticos, uno de los cuales es qué ciencia y tecnología queremos en el marco de que el conocimiento es un derecho universal de la humanidad.

– Si hubiera vivido en 1918, ¿habría sido un reformista o en qué rol se vería?
– La Reforma es un hito en la historia de la universidad, incluso una impulsora de cambios que trascendieron nuestra región. Por supuesto, me hubiera gustado ser protagonista de esa transformación. Creo, sin embargo, que tenemos que construir continuamente espacios de reflexión, de debate, incluyentes, que nos permitan identificar qué acciones necesitamos llevar adelante para lograr nuestros objetivos. Y es desde ese aspecto que me siento identificado a participar en la construcción de nuestra sociedad en comunión con la educación y la ciencia.

Artículos destacados

  • Enrique Barros, la voz de los estudiantes 14 junio, 2018 Enrique Fausto Barros no encajó desde su primer instante...
  • La importancia de una universidad cooperativa 14 junio, 2018 Un proyecto educativo de este tipo también es fundamental...
  • ¿Podemos imaginar una sociedad en la que la diferencia sexual no implique desigualdad? 14 junio, 2018 En los últimos años, cada vez es más notoria...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *