Home  >   Egresados   >   Cuidar las universidades públicas, el bastión donde se hace la ciencia

Cuidar las universidades públicas, el bastión donde se hace la ciencia

Gabriela González es una de las más destacadas científicas cordobesas, doctora Honoris Causa de la UNC, que le dio su título de Física. Reconocida internacionalmente por su rol protagónico en el Proyecto LIGO, que permitió verificar la hipótesis de existencia de ondas gravitacionales postulado por Albert Einstein, un fenómeno que abre las puertas de una nueva astronomía. Su visión prospectiva sobre los desafíos de la ciencia.

– En ciencia, ¿qué mirada prospectiva despierta el Centenario de la Reforma?
-Cuando ingresé en la universidad en 1983 se estaba reorganizando la estructura democrática, el cogobierno universitario, y ver esa organización, esas discusiones, me parecía maravilloso y natural. Lo veía como algo que se había interrumpido en Argentina por la dictadura, pero que era el orden natural de la universidad. Pero cuando me mudé a Estados Unidos, donde seguí estudiando, el sistema es muy diferente, lo más cercano a las universidades públicas son las universidades estatales, pero aun éstas son costosas. Hay créditos, pero los estudiantes necesitan trabajar y terminan la universidad con un montón de deudas. Entonces fue allí que me di cuenta que la universidad libre y democrática en la que yo había crecido no era el orden establecido en todos lados.

– Al comparar ambos países, ¿qué cosas encontró que hay mantener y cuáles cambiar?
– Una de las ventajas de tener una universidad pública subsidiada por el Gobierno es que tienen los mejores profesores en ciencia, los mejores científicos, la ciencia se hace en las universidades públicas. No hay universidades privadas que hagan investigaciones en física en Argentina. En Estados Unidos se hace en universidades privadas, lo cual hace que las prioridades de investigación estén determinadas no por las áreas de profesores universitarios, sino por los subsidios federales que son los que determinan la dirección de la ciencia. En Argentina es todo bastante más distribuido, están los subsidios, están los científicos en la universidad enseñando y produciendo ciencia.

Eso me parece un sistema más eficiente. La contrapartida a la universidad gratuita es que muchos estudiantes empiezan y la gran mayoría no termina. Y los que terminan son los que tienen medios para ello, porque aunque sea gratuita son necesarios medios económicos para poder vivir cinco o seis años y eso no es tan fácil. Estos créditos económicos para ayudar a estudiantes universitarios no es algo tan común en Argentina, porque la universidad es gratuita pero lo que hace falta es un esfuerzo de las provincias y del país para que la gente termine una carrera. Esto es algo muy importante en ciencia.

– Y los recursos económicos también son necesarios para que se puedan concluir las investigaciones de largo plazo.
– Claro. Lo que hace falta, que se había empezado a hacer y se ha dejado, es el planeamiento a largo plazo a nivel nacional. El año pasado fue terrible la reducción en el número de ingresos de becas al Conicet, sin saber qué iba a pasar el año siguiente. La gente que está dirigiendo áreas de investigación lo hace pensando en que no va a tener que cambiar el año siguiente, pero en el sistema hay que elegir todos los años qué se va hacer, no se pueden pensar planes que lleven más de un año. Pero el progreso no se puede medir en meses o pocos años, por eso los subsidios, en general, son de varios años. El nivel de financiamiento en general, el número de becarios diferente en cada año, ha hecho y va a seguir haciendo mucho daño a la hora de reclutar gente para que trabaje en el área científica. No sólo pienso en esos becarios que tal vez estén pensando en irse del país, y en todo el dinero que se invirtió en esa gente sino también en los chicos que están en la escuela ahora que van a pensar si quieren hacer ciencia porque no saben qué va a pasar de ahora hasta que se reciban.

Sé que en otros temas el “gradualismo” es una mala palabra, pero yo creo que en ciencia es esencial el planeamiento a largo plazo, y si hay cambios en estrategias, en prioridades, hacerlo gradualmente, porque la educación de recursos humanos se hace gradualmente. Las carreras tienen cinco años, los proyectos duran tres, cinco, 10 y 100 años, y no se pueden cambiar sin tener un plan. Si se hubiera cambiado diciendo que en vez de hacer este plan se hará este otro plan que también tiene 10 años en el futuro, hubiera sido una cosa, pero no fue ése el caso. En ciencia el planeamiento a largo plazo es esencial y me parece que no es tan natural para los políticos pensar de esa manera, porque por supuesto los períodos políticos son más cortos, pero no es así en educación y ciencia; se sabe que en ambos casos es una inversión a largo plazo. Esto que parecería no tener que ver con la reforma universitaria, sí tiene que ver, porque la ciencia en Argentina se hace en las universidades públicas.

– Si hubiera vivido en 1918, ¿hubiera sido una reformista?
– Me gustaría imaginarme como una estudiante activista, eso fue lo que fui en mi paso en mi vida universitaria en Argentina. No sé si hubiera sido protagonista, pero ciertamente activista. Creo que las cosas se hacen en equipo, no importa tanto quién protagoniza. Si hubiera sido profesora, habría ayudado a que esos dilemas de cómo se eligen los cursos, cómo se planea la educación, si se planea en solitario o en grupo con no docentes, estudiantes y egresados, eso es algo que hubiera impulsado incluso más temprano que en 1918.

Artículos destacados

  • Enrique Barros, la voz de los estudiantes 14 junio, 2018 Enrique Fausto Barros no encajó desde su primer instante...
  • ¿Podemos imaginar una sociedad en la que la diferencia sexual no implique desigualdad? 14 junio, 2018 En los últimos años, cada vez es más notoria...
  • La importancia de una universidad cooperativa 14 junio, 2018 Un proyecto educativo de este tipo también es fundamental...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *