Soluciones artísticas de unas “tipas” creativas

Agustina Beltrán, Lorena Crespo y Romina López crearon Las Tipas, un emprendimiento que asesora y brinda servicios que se adaptan a cualquier tipo de evento. Humor y espectáculos musicales es lo que más se busca.

“Presentar un producto, celebrar una convención, organizar un congreso, dar una fiesta, puede contar con un sello distintivo en clave de intervención artística que amenice la velada, le brinde una cuota de originalidad y permanezca en la memoria de los invitados”. De esta manera definen su emprendimiento tres amigas que decidieron, hace un año y medio, darle vida a  Las Tipas, una empresa que ofrece servicios artísticos para cualquier tipo de evento.

Las “tipas” en cuestión son Agustina Beltrán -comunicadora social-, Lorena Crespo -fonoaudióloga- y Romina López -cantante profesional-. Se conocen de “la vida” y estrecharon más aún la relación al formar parte de UPAS, una organización de músicos independientes. “Es en ese espacio donde empieza fuertemente nuestro trabajo de gestión cultural. Trabajamos juntas muchas veces en las mismas comisiones y ahí nos entendimos bien trabajando”, contó a Comercio y Justicia.

La génesis del emprendimiento surge empujado por las “ganas de gestionar y trabajar en algo propio”. “No se trataba de descubrir la pólvora sino de hacer algo para aprovechar el potencial que tenemos. Es decir, potenciar nuestros conocimientos adquiridos en trabajos anteriores para hacer algo que nos guste y darle una vuelta distinta”, indicó Crespo.

Básicamente, Las Tipas ofrece servicios artísticos para cualquier tipo de eventos, desde casamientos, fiestas familiares, eventos corporativos hasta congresos, convenciones e inauguraciones. La oferta cultural que ofrece es variada y siempre depende del gusto y las necesidades del cliente: música, danza, ambientación de lugares, artes escénicas y cualquier intervención artística profesional.

“Nosotras somos el nexo entre el cliente y los artistas. En Córdoba existen muchas empresas de organización de eventos o las que se conocen como wedding planners. Pero a diferencia de esos negocios, nos dedicamos netamente a la parte artística”, puntualizó Beltrán al tiempo que agregó que el “plus” de Las Tipas es el “acompañamiento” que realizan con cada persona desde que se entrevistan con el cliente hasta el momento en que se desarrolla el evento.

En este punto, Crespo expuso como otras de las fortalezas el hecho de que conocen “el detrás de escena” de los artistas, lo que ayuda a saber qué cosas son necesarias para montar una intervención y que quede todo impecable.

Un negocio estacional
Como sucede en la mayor parte de los negocios, existen temporadas altas y bajas que impulsan o retraen la demanda. En palabras de López, desde “agosto hacia fin de año” es cuando más se requieren los servicios. Y esto no es caprichoso sino que responde a  que en esos meses es cuando más se realizan festejos de todo tipo.

¿Qué es lo que más piden las personas para sus eventos? “Humor y música es lo más habitual. Pero también nos ha pasado de ofrecer algunos espectáculos que no son muy típicos: por ejemplo hay uno de ‘los susurradores’ que susurran poemas y se genera un clima muy diferente”, apuntó López y agregó que, de todos modos, la oferta se ajusta a lo que cada cliente elija.

“Todo el mundo espera que su evento sea distinto y deje una marca; que los invitados se vayan con una sensación distinta y eso nosotras lo podemos conseguir”, expresó Beltrán.

En lo que respecta a los proyectos a corto plazo del emprendimiento, en este momento Las Tipas se están lanzando “fuertemente” en distintas instituciones educactivas para aprovechar las efemérides como el Día del Niño o del Maestro, a la vez que se están vinculando con distintos salones para darse a conocer en ese segmento.

Artículos destacados