SmartFran, primera empresa que ingresa al régimen de Economía del Conocimiento

El gobernador Juan Schiaretti, junto al ministro de Ciencia y Tecnología, Pablo de Chiara, otorgó ayer un reconocimiento a los titulares de SmartFran, la primera empresa local que se incorporó al Régimen Provincial de la Economía del Conocimiento.

La firma, dedicada al desarrollo de soluciones informáticas, está en la ciudad de Córdoba, nació hace 10 años y actualmente emplea a 47 personas. Tiene clientes en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, con proyección de alcanzar más países de la región.

“Me alegra muchísimo que hoy le hayamos entregado a la primera empresa de la provincia los beneficios de la Ley de Promoción de la Economía del Conocimiento. Seguramente es una de las primeras del país que se aplica. Y esto augura, a través de lo que recibió está pyme, un gran futuro”, dijo Schiaretti.

La promoción de las actividades que componen la economía del conocimiento cordobesa es una política de Estado que tiene como propósito crear las condiciones legales y administrativas para el desarrollo de estas empresas, una de las más dinámicas dentro de la economía provincial.

Una pyme con proyección

De Chiara indicó que SmartFran es una pyme “liderada por jóvenes cordobeses oriundos de Huinca Renancó, que exporta a varios países de la región. Fue muy interesante poder compartir con ellos la visión que tienen y las oportunidades que genera una ley como ésta para poder desarrollar más talento y mucho más nuestras pymes locales”.

Por formar parte de la promoción de la Economía del Conocimiento, la empresa accedió a incentivos como Estabilidad Fiscal; exenciones por 10 años, de 100%, de los impuestos sobre los Ingresos Brutos, de Sellos e Inmobiliario sobre inmuebles en los que se desarrolle la actividad.

Además, la firma recibirá una asignación estímulo por cada nuevo empleado o empleada que incorpore para el desarrollo de sus actividades promocionadas, por el lapso de seis meses.

Por su parte, Pablo Marinangeli, uno de los dueños de SmartFan, destacó que este régimen provincial es fundamental “porque nos da sobre todo las bases futuras para construir la empresa. La estabilidad fiscal nos da la tranquilidad para planificar, crecer y seguir desarrollando esta pyme desde interior hacia Córdoba y el mundo, generando oportunidades con un montón de talentos que tenemos por desarrollar”. Del encuentro también participó Mario Bernasconi, otro de los titulares de la empresa.

Ésta desarrolla soluciones informáticas para cadenas de franquicias. Sus productos brindan toda la información concentrada en un sólo lugar y diversas herramientas de análisis para darles solvencia a sus clientes, pudiendo reconocer nuevas oportunidades de mercado y ayudándolos a cumplir sus objetivos comerciales, a través de los softwares ERP y de Gestión y de fidelización. 

Entre sus clientes se encuentran Helacor SA (Grido), Vía Bana, La Melería, La Vienesa, Aton y Zenit.

El sistema se encuentra en más de dos mil puntos de ventas distribuidos en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay; y utiliza sistemas y servicios que generan ágiles y rápidas transacciones para más de 260.000 consumidores por día.

Economía del conocimiento

Córdoba entiende a Economía del Conocimiento (EdC) como un conjunto de actividades caracterizadas por la generación y aplicación de conocimientos y tecnologías para la creación o transformación de productos y/o servicios con alto valor agregado.

En este sentido, la Provincia es la primera del interior del país en actividades vinculadas con ella. A partir de su inscripción en el Régimen Nacional, las empresas pueden participar en el Registro Provincial de Economía del Conocimiento (Recor) y, luego de la aprobación de la Secretaría de Nuevas Tecnologías y Economía del Conocimiento, se incorporan al Régimen Provincial para gozar de los beneficios previstos en la ley.

Sé el primero en comentar en "SmartFran, primera empresa que ingresa al régimen de Economía del Conocimiento"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados