Pymes, claves para reforzar las economías latinoamericanas

Consolidar la clase media precisa de reformas que pasan en gran medida por las pymes, que representan 99% de las empresas de la región y 67% de los puestos de trabajo, según especialistas.

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) de América Latina son claves para lograr un crecimiento que permita atajar las desigualdades y una excesiva dependencia de las materias primas que hace a la región vulnerable a la crisis.
Pese a un importante crecimiento económico, que este año debería superar 3 por ciento y alcanzar 4 por ciento en 2013, “no hay lugar a la complacencia” en Latinoamérica, según advirtió el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el mexicano Angel Gurría.
“La región afronta importantes desafíos para su desarrollo a largo plazo”, aseguró en la presentación de un informe sobre perspectivas económicas en el continente, elaborado con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), de Naciones Unidas.

“La menor demanda externa” debida a la crisis amenaza unas economías latinoamericanas con “excesiva dependencia de la exportación de recursos naturales, que tienen que ir moviéndose hacia la manufactura, hacia los servicios, hacia un mayor valor agregado y un contenido de conocimiento”, subrayó.
En este esfuerzo, “las pymes son los jugadores estratégicos”, consideró, por su parte, la secretaria ejecutiva de la Cepal, la también mexicana Alicia Bárcena, quien señaló que “la única forma de cerrar la brecha entres los ricos y los pobres, entre los que tienen y no tienen, es un cambio estructural”.

En este marco, mantener y consolidar esas clases medias precisa de reformas que pasan en gran medida por las pymes, las cuales representan 99 por ciento de las empresas de la región y 67 por ciento de los puestos de trabajo, pero sólo 20 por ciento del producto interno bruto (PIB), aseguró Bárcena.
Este dato pone de manifiesto un grave problema de productividad en este tipo de negocios, señaló Gurría. “La productividad en las grandes empresas en América Latina es casi seis veces más grande que en las pequeñas empresas”, aseguró.
Además, “la región tiene déficits en tecnología, en infraestructura, que se agudizan en las pequeñas y medias empresas y eso hace muy difícil su internacionalización”, advirtió, por su lado, el colombiano Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Cerca de 54% del comercio en Europa se da en torno a las pymes, mientras que en América Latina es apenas de 18%, subrayó.

Entre los problemas que enfrentan, destaca el acceso al crédito, cerrado a 30% de las pequeñas y medianas empresas de la región debido a los altos intereses -8% en promedio en Latinoamérica frente a 2% en Europa- o a que no cumplen los requisitos impuestos por los bancos.

Artículos destacados