Pyme familiar: 70% reconoce problemas de competitividad

Los conflictos se originan por la falta de claridad en el manejo. También se aduce falta de comunicación y una extrema preocupación por la sucesión.

En la Argentina hay 1,2 millones de empresas familiares (EF), es decir 80 por ciento del total del tejido empresarial.

Representan 70 por ciento del empleo y 60 por ciento del PBI. La mayor parte de ellas son pymes, aunque existen grandes empresa familiares. Los datos anteriores fueron explicados por  Esteban Mancuso, MBA de la Universidad de Palermo y consultor especializado en empresas familiares, emprendedores y desarrollo de nuevos negocios, durante un encuentro organizado por la Fundación Endeavor.

En este marco, explicó que las “principales fortalezas” de las empresas familiares son su grado de compromiso y dedicación al negocio, orgullo, importante afán de superación y capacidad de progreso, mayor grado de autofinanciación y reinversión de beneficios para financiar el futuro crecimiento de la empresa, conocimiento que se transmite a las siguientes generaciones, flexibilidad competitiva y capacidad de ajuste en las fases depresivas de el ciclo económico.

Las EF en números
Así, Mancuso avanzó en su exposición fundamentándose en datos proporcionados por la Fundación Nexia que realizó encuestas a 661 miembros de empresas familiares latinoamericanas. Las principales conclusiones fueron: en lo que respecta al traspaso generacional, sólo 30 por ciento de ellas supera el pasaje de la primera a la segunda generación, que se da entre los 25 y 35 años de fundada la empresa. Más aún, sólo cinco por ciento de las empresas familiares supera el traspaso de la segunda a la tercera generación.

El origen de los problemas

Continuando con el informe, 70 por ciento de las empresas familiares declara problemas de competitividad originados en conflictos de familia por el gobierno de la misma. Además, 39 por ciento considera que lo que más le preocupa es la sucesión; y 18 por ciento teme perder la empresa o que deje de ser familiar.

En otro orden, 58 por ciento cree que los problemas más comunes devienen de la falta de comunicación entre los familiares, 53 por ciento aduce problemas de coordinación, 43 por ciento reconoce una falta de asignaciones de tareas y responsabilidades y 36 por ciento diferencias de formación empresaria. Otro dato relevante es que más de la mitad de los encuestados (57 por ciento) no está de acuerdo con incorporar socios ajenos como opción de continuidad viable.

Artículos destacados