Pyme cordobesa apuesta al diseño en carros hospitalarios

Se trata de la empresa SIEC, que diseñó y fabricó una nueva línea de producción 100% cordobesa. La firma está en todo el país y mira al exterior.

SIEC SRL es una pyme cordobesa que comenzó comercializando equipamientos e insumos médicos y, con el tiempo, se introdujo en la fabricación de mobiliario hospitalario con el objeto de complementar su oferta de productos. Se inició fabricando camas de internación, de terapia y, más tarde, fueron incorporando otros muebles para consultorios. Hoy producen tres grandes líneas: camas, camillas, carros y mesas.

Sin embargo, a pesar de estar bien posicionados en el mercado, esta pyme fue evolucionando en su visión a lo largo del tiempo y entendió que para incorporarse a este mundo cada vez más global y exigente, con una gran competencia, la clave estaba en trabajar en la diferenciación de sus productos. En este proceso de cambio, es que la empresa dio vida a Singularis, una línea de carros hospitalarios hechos ciento por ciento en Córdoba, que se destaca por su utilidad, innovación y diseño. Tan es así que, a pocos meses de ser presentada en el mercado nacional, hoy ya tiene presencia en importantes clínicas y hospitales argentinos.

“Después de hacer un profundo análisis de mercado sobre cuán competitivos son los productos existentes, la proporción de productos importados por sobre los nacionales, entre otras cuestiones, elegimos trabajar en una línea de carros que dé respuesta a las nuevas exigencias funcionales de las estructuras de salud y, al mismo tiempo, tenga calidad y estética que la convierta en exportable”, explicó a Comercio y Justicia Soledad Cafure, gerente general de la empresa, quien agregó que con esta incorporación es la única empresa que fabrica este tipo de productos en la Argentina.

La nueva línea Singularis, que quedó finalista en el concurso Innovar 2012 en la categoría diseño industrial, se destaca principalmente por la funcionalidad y calidad de sus materiales, lo que la distingue de productos similares fabricados en Argentina y la posiciona en el mismo nivel de productos importados. En este sentido, la principal competencia de la empresa con este producto son los carros que ingresan de Estados Unidos, Europa y China; aunque los carros Singularis siguen siendo más competitivos en el mercado nacional por la buena relación precio-calidad.

“A las soluciones de diseño se incorporaron soluciones tecnológicas para poder resolver el nuevo producto. Entendemos que elevar la calidad no es sólo incorporarle tecnología sino también adecuar toda la estructura productiva a ese nuevo concepto”, agregó Cafure. En palabras de la gerente, la nueva linea está teniendo muy buena aceptación y la curva de ventas viene creciendo en el ámbito nacional.

Con miras al exterior

“La línea Singularis ha sido pensada como un proyecto claro de exportación y estamos trabajando en ese sentido”, graficó la gerente de la empresa.

Asimismo aseguró que la firma ya está en tratativas con empresas de países limítrofes por este y otros productos.

Galardón
Producto cordobés está en la final de Innovar 2012

La línea de carros Singularis fue seleccionada -en la categoría Diseño Industrial- como finalista del concurso Innovar 2012. Detrás de la idea está el diseñador industrial Diego Mountford, quien -junto a un equipo de trabajo y bajo directivas de los dueños de la empresa- gestó la nueva línea. Según explicó Mountford, una de las razones por las que quedó seleccionado es que el producto promueve la sustitución de importaciones, un pilar fundamental en las políticas de Gobierno nacional.

La idea era que estos carros incorporen materiales de vanguardia, resistentes y lavables. Otra cuestión a destacar es que se fabrica con materiales ciento por ciento argentinos, una cuestión fundamental cuando se trata de productos de venta frecuente para los que no se puede esperar que abran las importaciones (en el caso de que estén cerradas). “La estructura conceptual del producto era trabajar una estructura metálica con la misma tecnología que se venían usando en los otros carros, pero darle, a través del plástico, la estética de diseño. Además, se trata de un material lavable y que se puede rayar, ideal para ámbitos en los que es de suma importancia la higiene”, aseguró Mountford y agregó que todo el desarrollo llevó aproximadamente dos años.

Artículos destacados