“Protocolizar la empresa familiar es la inversión más importante”

Ciento cincuenta firmas de la región centro (Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos) transitaron en 2010 el proceso de asistencia técnica para la implantación del protocolo de familia por medio de un programa del BID y de la UES21. Por Natalia Riva / nriva@comercioyjusticia.info

“Cuando empezamos a notar que había ciertos roces de convivencia dentro de la empresa y que se vislumbraban como posibles focos de problemas -tanto para la empresa como para la familia-, decidimos realizar un seminario sobre protocolización de empresas familiares. Hasta ese momento, no sabíamos de qué se trataba, pero ni bien comenzamos nos dimos cuenta que centralizaba un montón de cuestiones que ya nos habían tocado vivir dentro de la firma. Creo que el protocolo es una de las inversiones intangibles más importantes”.

El testimonio corresponde a Federico Uanino, uno de los cuatro integrantes de Carpal SA, una empresa de familia que se dedica principalmente a la fabricación de pallets de madera. Esta firma cordobesa forma parte de las 150 empresas familiares que decidieron transitar el proceso de asistencia técnica para la implantación del protocolo familiar y órganos de gobierno, pensando en el futuro de las próximas generaciones y planificando la trascendencia de su empresa.

El programa Empresas Familiares lo llevan adelante el Banco Interamericano de Desarrollo y la Universidad Siglo 21. A lo largo de su desarrollo han “sensibilizado” a 5.721 empresarios en 39 conferencias y 145 visitas, y 237 consultores capacitaron a 1.906 empresarios. “Impactar positivamente en la vida de la empresa y la familia es el objetivo que tiene el proyecto de Empresas Familiares. Estas empresas son el motor de la economía en Latinoamérica, trabajar en función del crecimiento y la supervivencia de ellas es trabajar en el futuro de nuestros países”, aseguraron en la universidad.

Protocolo en mano

La familia Uanino, de la empresa Carpal, cuenta con un protocolo de actuación desde agosto del año pasado.

Según relató Federico, el proceso de armado del documento se movió entre momentos fáciles y otros más complicados, dependiendo del asunto que se tratara. “En ese punto, cuando algún tema generaba conflicto entre los integrantes de la familia, fue muy importante la ayuda de consultores por medio de reuniones semanales. De esta manera llegamos a consensos sobre distintas situaciones que se pueden presentar en la empresa de familia”, puntualizó.

Básicamente, el protocolo es un manual de actuación para la empresa familiar que está confeccionado, consensuado y firmado por los miembros de la familia ante un escribano. A pesar de que existe una “guía” que proveen los consultores sobre qué temáticas abordar, queda a criterio de cada familia las cuestiones que deseen protocolizar. En líneas generales, los principales temas que se abordan son el ingreso de nuevos familiares a la empresa cuáles requisitos se les va a exigir-, la sucesión de la empresa, las remuneraciones tanto de los familiares como de los empleados que no forman parte de la familia, previsiones sobre posibles catástrofes, entre otras.

“Lo que se busca es anticiparse y estar preparados a eventos obvios que van a suceder: la familia crece inevitablemente, ya no están más los fundadores de la empresa, empiezan a aparecer las nueras o yernos; con respecto a las remuneraciones muchas veces se generan conflictos porque hay plata para la empresa pero no así para la familia. Con un protocolo la empresa no tiene por qué llevarse puesta a la familia, que es lo que ocurre muy seguido”, argumentó Uanino al tiempo que indicó que “se pueden realizar revisiones del documento a medida que crece la empresa”.

Aprender a diversificar

Un rasgo distintivo que caracteriza el modo en que esta empresa maneja el negocio familiar está relacionado con la diversificación mediante la creación de nuevas unidades productivas. Es decir, además de que cada integrante de la empresa forma parte de la comisión directiva de Carpal SA, Analía Prosdócimo (la madre) tiene un restaurante en la localidad de Colonia Caroya, Anabel (la hija) está al frente de una escuela de nivel inicial y Federico encabeza un proyecto de agro-turismo para el público general.

“Todos los proyectos surgieron un poco para no ‘meter todos los huevos en la misma canasta’ y fuimos invirtiendo utilidades de la empresa en otros emprendimientos. Más allá de que mi mamá y hermana están al frente de otros negocios, siguen cobrando dividendos y también participan del consejo de familia, que es el órgano que vela por el real cumplimiento del protocolo. Por su parte, mi padre y yo tenemos una participación dentro de esos negocios”, explicó Federico.

Para finalizar, el miembro de Carpal SA aseguró que con el protocolo “se profesionaliza un espacio de la familia para hablar de negocios, con el fin de preservar tanto la empresa como las relaciones familiares”.

Por buen camino

Noventa por ciento de las empresas familiares cordobesas manifestó estar de acuerdo con que el protocolo familiar puede ser una garantía de confianza para las entidades financieras al momento de otorgar una ayuda financiera a las pymes, según una encuesta realizada por el Programa Empresas de Familia UES21.

Según la UES21
Cómo distribuyen los fondos las empresas familiares

Según datos de un estudio realizado por el Programa de Empresas Familiares de la UES21 en la Región Centro, las políticas de remuneraciones y de distribución de utilidades en las empresas familiares (EF) son las siguientes:

– En 35% de las EF no existe equivalencia entre las remuneraciones de familiares que ocupan puestos similares en la firma.
– En 45% de los casos existen diferencias entre los salarios de los familiares y los no familiares que ocupan posiciones de similar responsabilidad en la firma.
– En 17% de las empresas existen familiares que no trabajan en la ella y de todas maneras reciben remuneraciones que exceden los dividendos o utilidades.
– En 52% de las firmas las remuneraciones de los familiares son decididas por el directorio. En 33% son decididas por las generaciones más antiguas.

Artículos destacados