Nación Leasing: $1.000 millones para las pymes

Beneficio. El leasing es un instrumento financiero que tiene muchas ventajas para el tomador, asegura la entidad.

La cartera del mercado nacional, que en 2004 era de apenas 640 millones de pesos, pasó de 4.728 millones de pesos en 2010 a 10.800 millones de pesos a fines del año pasado.

Las pequeñas y medianas empresas son el objetivo primordial del negocio de Nación Leasing, una empresa cuya cartera creció exponencialmente en los últimos diez años, al igual que el conjunto del mercado que opera con este instrumento financiero.

“Actualmente, el volumen de negocios de Nación Leasing, una empresa que funciona de manera independiente del banco, alcanza hoy 1.000 millones de pesos frente a los 98 millones de 2004, lo que significa haber multiplicado nuestra cartera por diez en 10 años años”, dijo la titular de la compañía y directora del BNA, Cecilia Fernández Bugna. La funcionaria destacó que el desarrollo y expansión del leasing deben ponerse en el contexto “de la positiva evolución de la economía argentina en la última década” y, en el caso del sector, en los últimos cinco años. La cartera del mercado nacional, que en 2004 era de apenas 640 millones de pesos, pasó de 4.728 millones de pesos en 2010 a 10.800 millones de pesos a fines del año pasado y, en el caso de Nación Leasing, hubo un salto de 81% de las operaciones entre 2012 y 2013.

Por sectores
Fernández Bugna explicó que los sectores con mayor participación en la cartera de la empresa son: empresas de transporte (21%); maquinaria agrícola (16%); servicios (13%); industria (10%); construcción (8%) e industria naval (7%).

“Nación Leasing trabaja sólo con empresas productivas y no incursiona en el negocio, por ejemplo, del leasing para la adquisición de vehículos para particulares, como es el caso de otros bancos privados y financieras dedicadas a este sector”, dijo la directora.

Fernández Bugna agregó que el “leasing es un instrumento financiero que tiene muchas ventajas para el tomador, y es muy interesante también para la empresa financiera que lo da porque ésta, ante un eventual incumplimiento, puede rescatar el bien entregado ya que éste es, al mismo tiempo, una garantía”.

Asimismo, para el tomador el leasing es “un contrato de alquiler con fuertes ventajas impositivas, ya que no paga el IVA de todo el bien que está adquiriendo, sino que va pagando ese IVA en cada cuota, al tiempo que esta cuota es deducible del impuesto a las Ganancias, todo lo cual le resta puntos a la tasa de interés implícita que se está pagando”, explicó la directiva.

Las tasas de interés promedio de los contratos de leasing para pymes que ofrece Nación Leasing oscilan entre 19,5% y 20,5%, fijas. “El contrato de leasing promedio otorgado por Nación Leasing está en los 600.000 pesos, lo que indica que nos concentramos en pymes, y eso también tiene su correlato en la cantidad de operaciones que realizamos”, destacó Fernández Bugna.

Con opción a compra
Cómo funciona el leasing

El contrato de leasing es un instrumento que permite comprar un bien con un plazo de pago por determinado tiempo y por el cual, al finalizar ese período y tras el pago de la última cuota, el cliente puede optar por abonar el monto remanente y quedarse con la propiedad del bien.

En el caso de Nación Leasing, el foco está puesto en la financiación de las pequeñas y medianas empresas, las cuales se benefician no sólo por las tasas de interés y los beneficios impositivos que supone este mecanismo sino de la prioridad que la compañía le otorga a sus solicitudes.

Las ventajas del leasing han llevado a los bancos privados que fueron incluidos por el Central al otorgamiento de créditos a la producción, aplicando una tasa de 15% y un plazo mínimo de tres años. Esto explica, en buena parte, el fuerte salto experimentado por este tipo de contratos a lo largo del año pasado, explicó Fernández Bugna.

Artículos destacados