Moratoria impositiva: más de un millón de pymes podrá acceder a quitas de 42%

A partir del 17 de febrero, micro, pequeñas y medianas empresas, autónomos, monotributistas, cooperativas y entidades sin fines de lucro tendrán la posibilidad de optar por planes de pago. Se puede incluir deuda vencida hasta el 30 de noviembre de 2019. La tasa de interés en el primer año será fija, de 3%

 

La moratoria impositiva y previsional anunciada ayer por el Gobierno nacional -que alcanza a empresas pymes, autónomos, monotributistas y entidades sin fines de lucro- contempla quitas de 42% sobre el monto total de la deuda y plazos de pago de hasta 120 cuotas.

El anuncio fue realizado en Casa de Gobierno por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

Al plan podrán adherirse aquellas pymes que obtengan previamente el certificado Mipyme que tengan deudas al 30 de noviembre pasado e incluso quienes tengan planes de pagos a la fecha.

El plazo límite fijado para adherir a este beneficio es el 30 de abril próximo.

Marcó del Pont destacó que los deudores -estimados en alrededor de un millón de potenciales contribuyentes- tendrán mayores beneficios cuanto más temprano se sumen al plan.

«El ingreso podrá hacerse desde el 17 de febrero y van a tener tres meses, hasta el 30 de abril, para adherir a esta moratoria», anunció Marcó del Pont.

Además, detalló que los beneficios dependerán de la condición de cada empresa.

A modo de ejemplo, dijo que «las microempresas no van a tener que pagar anticipos», que estarán sujetos al momento en entren en la moratoria y a la característica de la deuda, si es previsional o impositiva.

Agregó que el plan permitirá financiar «no sólo deuda exigible sino deuda que actualmente esté en planes vigentes y establece la condonación parcial de intereses y de multas. Esto habilitaría una reducción promedio de la deuda del 42% sobre el total», agregó.

Marcó del Pont aclaró que, con el ingreso a la moratoria, se suspenderá la orden judicial de embargo que pueda existir sobre compañías que cuenten con deuda acumulada con la AFIP.

Estos embargos se encuentran suspendidos en la actualidad hasta el 30 de marzo próximo.

La moratoria tiene como objeto «liberar excedentes líquidos para capital de trabajo», aseguró la funcionaria.

Marcó del Pont indicó que la tasa de interés será fija de 3% para el primer año. “En los años siguientes pasará a variable de Badlar bancos privados. La forma de amortización va a ser bajo el sistema AFIP que lo que busca es que se pague menos en las primeras cuotas y vaya subiendo a lo largo del tiempo».

Asimismo, aclaró que se permitirá utilizar las devoluciones pendientes ya sea de saldos de exportación o reintegro de IVA, para achicar la de deuda que puedan tener las pymes.

En tanto, precisó que la tasa será igual para todos los que adhieran al plan y que lo que cambiará será el porcentaje de anticipo y la cantidad de cuotas.

Por otro lado, explicó que «las microempresas que entren en febrero tendrán un plazo de pago de 120 cuotas, con cero de pago a cuentas y la primer cuota a abonar en marzo» y acotó: “Una pyme que entre en febrero deberá pagar el 1% y tiene 120 cuotas, pero si entrara en abril tendría que pagar el 3% de tasa y el plan de pago baja a 90 cuotas».

«Una empresa mediana que entre en febrero tendrá que hacer un pago a cuenta del 2%, si entra en abril será del 5% y las cuotas bajan también de 120 a 90 cuotas en cada caso respectivamente», agregó.

«Esto cubre aproximadamente lo que es el 70% del universo de deuda que hay con la AFIP», concluyó Marcó del Pont.

Por su parte, el ministro Kulfas subrayó que «las empresas pymes necesitan refinanciar sus deudas para volver a crecer» y destacó el esfuerzo que está haciendo el Gobierno nacional en pos de reactivar el proceso productivo.

«Las pymes tienen dificultades de pagos por la situación económica», dijo el ministro, quien afirmó que «es fundamental detener la caída» ya que «no podemos seguir perdiendo 48 pymes por día».

Expectativa de reactivación
Apyme y CGERA expresaron alivio ante la medida

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) respaldó la moratoria impositiva para pymes al considerar que aportará a «quitar el ahogo a las mipymes» junto a otras medidas que esperan trabajar con el Gobierno nacional.

Apyme expresó que «celebra que se haya tenido en cuenta la opinión y la necesidades del sector» que fue «uno de los más golpeados por la crisis resultante de cuatro años de políticas que privilegiaron la especulación financiera y a unos pocos sectores concentrados por sobre la producción, la agregación de valor y la industria nacional».

Mediante un comunicado difundido por la entidad, los empresarios destacaron que «el beneficio incluya también a monotributistas, autónomos, cooperativas y entidades sin fines de lucro».

En tanto, para la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), la moratoria permitirá reactivar a las pymes. “Celebramos y apoyamos esto, y esperamos que la medida recorra el país para que todas las pymes entren en posibilidad de pago”, afirmó el presidente de Cgera, Marcelo Fernández, en un comunicado.

Asimismo, señaló que “es lo que veníamos pidiendo desde la entidad”, y celebró que “por fin les sacaron el pie de encima a las pymes”.

«Por fin tenemos un gobierno que lo que le pide a los acreedores externos lo traslada a los deudores internos, que son las pymes, que se han atrasado por las políticas aplicadas durante los últimos años y no porque han querido”, concluyó.

 

Artículos destacados