Medio día dentista y la otra mitad diseñadora de moda

Tras superar ampliamente sus comienzos en ferias, bares y restaurantes, la creadora de “Lolitaponce”  sueña a lo grande: hacer de la línea de indumentaria femenina elegante sport una empresa multinacional.

Sandra Ponce se animó a hacer aquello con lo que muchas personas sueñan: hacer lo que realmente ama. Hace más de una década, Ponce trabajaba cómodamente como odontóloga y tenía su vida profesional resuelta. En ese momento, “crear y diseñar ropa” era sólo un cable a tierra, un hobby que la despejaba y la sacaba al menos por un momento del trajín diario.

“Siempre diseñé, soy autodidacta; al principio cosía para mí o mis amigas; tejía y vendía en ferias que se organizaban en bares y restaurantes”, recordó la emprendedora al ser consultada por Comercio y Justicia sobre sus comienzos como diseñadora. Es que hoy, Ponce está al frente de “Lolitaponce”, una línea de indumentaria femenina elegante sport y, con esto, trabaja medio día en su profesión y la otra mitad de la jornada se la dedica a su verdadera pasión: el diseño de indumentaria.

“Cuando era odontóloga a cien por ciento, mi escape o hobby era tejer, crear, pintar. Luego, decidí ganar menos dinero con mi profesión y descansar un poco tratando de vender algún producto que amaba hacer. Hoy me doy cuenta que mi mayor pasión es ‘Lolitaponce’ y si bien sigo trabajando de odontóloga -ya que me gusta hacerlo y además es de gran ayuda económica- sueño con que odontología pase a ser un hobby en mi vida y ‘Lolitaponce’ una empresa multinacional”, confesó la diseñadora.

El negocio

Concretamente, la firma nació hace 13 años con una pequeñísima inversión que sólo servía para comprar algún material y confeccionar una prenda para después venderla.
Esa rueda de trabajo en pequeña escala se mantuvo por varios años, hasta que Ponce decidió que quería apostar más tiempo y dinero en ese pequeño emprendimiento.

“La inversión real la hice cuando creí en mí misma. Decidí meterme de lleno en mi emprendimiento con una inversión inicial de cinco mil pesos en el verano de 2010.

Igual, desde 2008 venía invirtiendo en capacitación, cursos de moldería alta costura, bordados y confección”, contó la emprendedora y agregó que el dinero que percibía por la venta era reinvertido en la misma colección a medida que crecían los pedidos.

El salto de calidad

Como sucede en cualquier proceso emprendedor, llega un punto en el que es necesario buscar ayuda y profesionalizarse para que el negocio, finalmente, pueda dar un salto. Para esto, Ponce presentó su proyecto a la Fundación E+E (Fundación Empresarial para Emprendedores) y, después del análisis correspondiente, quedó seleccionado y obtuvo beca para realizar el curso de plan de negocios. “Esa capacitación me permitió ver mi emprendimiento ya no como un hobby o distensión, era posible transformar ese sueño en realidad, era posible vivir de lo que a uno le da placer y es lo mejor que a uno puede sucederle”, aseguró.

Así, uno de los primeros pasos fue formalizar la marca en registro y términos impositivos y, desde ese momento, “el crecimiento ha sido sorprendente”, enfatizó.

“Creo que el crecimiento económico ha sido de 50 por ciento con respecto al año anterior. Lo que más me satisface es que cada vez más gente lo pide, y ya no sólo en Córdoba Capital, ya que mis puntos más fuertes son el interior”.

La marca

Lolitaponce apunta a un mercado femenino de entre 25 y 45 años. Según cuenta su creadora, se trata de una línea de indumentaria elegante sport que le ofrece a la mujer “estar bien vestida de la mañana a la noche, según lo requieran sus compromisos: una línea de cocktail y para casos más personalizados una línea de atuendos sofisticados y exclusivos”.

Desde sus inicios, Lolitaponce formó parte de varias exposiciones de moda mayoristas y minoristas, ofreciendo productos que tuvieron muy buena repercusión.

“Actualmente estoy ubicando los productos en dos negocios de Córdoba Capital, en Villa Carlos Paz, Río Cuarto, Villa Totoral, Mendoza y Tucumán”, enumeró.

“El cierre de este 2011 fue sumamente positivo -celebró-, ya que no sólo adquirí nuevos puntos de venta, sino que también hubo muy buena aceptación por parte del público en general”.

Una muestra de esta consolidación es el hecho de que la marca cordobesa fue convocada para vestir a la conductora de un programa de Buenos Aires,”Show Beach”, la cordobesa Laura Loforte,  que se emite desde Villa Carlos Paz.

“Este 2012 se sumarán múltiples desafíos ya que, al ampliar el número de puntos de venta, se multiplicará la producción. Siento que estoy con los pies sobre la tierra y capacitada para responder, creo en los sueños, creo en ‘Lolitaponce’, y aunque los pasos sean cortitos, se que voy por el camino indicado”, proyectó con fuerzas.

Contacto E+E

–  Fundación E+E brinda asistencia integral a emprendedores incipientes, para el desarrollo de sus proyectos. Con aporte empresarial permite a aquellas personas que inician un emprendimiento, transitar su gestión con mayor solvencia en el manejo del negocio. Su misión es “transformar una idea en una empresa y un emprendedor en un empresario”.
– Datos de contacto: Entre Ríos 155, teléfono 5890824, info@fundacionemase.org.

Artículos destacados