Más de 250 jóvenes aprendieron nuevas formas de emprender

La semana pasada se realizó la primera “Jornada sobre herramientas para emprender”. La propuesta es que se generen espacios propicios para el diálogo entre los emprendedores y los especialistas.

Organizada por la Secretaría de la Juventud de la Provincia, juntamente con la Fundación Impulsar y la Fundación Endeavor Argentina, la semana pasada, más de 250 jóvenes cordobeses participaron de la “Primera Jornada sobre herramientas para emprender”, que se realizó en la Sala Regino Maders y el Salón Protocolar de la Legislatura de la Provincia de Córdoba.

En esa oportunidad, se interiorizan sobre las herramientas propias de la cultura emprendedora, familiarizándose con los conceptos necesarios para iniciarse en el camino de emprender y de generar nuevas oportunidades laborales que les posibiliten a los participantes desarrollar su potencial, sus ideas y su protagonismo social.

Pablo Díaz Azulay, secretario de Juventud, puntualizó durante la apertura que “el trabajo de la Secretaría se centra en los siguientes puntos concretos: voluntariado, capacitación y emprendedorismo; entendiendo este último como autonomía, voluntad e iniciativa”; además, esta “primera jornada apunta a generar espacios que brinden los conocimientos y experiencias necesarias para apoyarlos en el proceso de inserción en el mundo laboral con proyectos propios”.

Por su parte, el presidente Regional de Fundación Impulsar, Fernando Scarpatti, destacó la iniciativa de la Secretaría de la Juventud de “lanzar políticas de Estado que permitan ayudar y propiciar la voluntad de emprender de los jóvenes”.

Más tarde, Nicolás Ramos, director de Operaciones de Endeavor Córdoba, resaltó el interés despertado en la juventud cordobesa por este tipo de actividades de formación.

Iniciando la capacitación, la directora ejecutiva de Impulsar, Eleonora Nóbile, comenzó la exposición sobre el proceso del emprendedorismo abordando, junto con miembros de organizaciones de la sociedad civil, temáticas referentes a:

– Las herramientas necesarias para emprender, tanto en el ámbito empresarial como en el ámbito sociocomunitario.
– Impulsar a las y los jóvenes a desarrollar y transformar sus ideas en proyectos sociocomunitarios y socioproductivos, promoviendo los valores de solidaridad y responsabilidad social.
– Las bases del espíritu emprendedor en la juventud con un marcado compromiso social.

Artículos destacados