Las micro y medianas son 93% de las firmas registradas

Las pymes abarcan más de 40% del empleo registrado en Argentina, Brasil y Uruguay, más de 30% en Colombia, México y República Dominicana y entre 25 y 30% en Chile, Ecuador y El Salvador.

Estudios realizados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en los últimos años constatan que las pequeñas y medianas empresas (pymes) son importantes agentes económicos para promover el desarrollo de la región.

Así, una parte significativa de la población y de la economía depende de la actividad y el desempeño de estas empresas debido a su reconocida capacidad para generar empleo y su participación en la producción.

Según este organismo, las pymes ocupan más de 40 por ciento del empleo registrado en Argentina, Brasil y Uruguay; más de 30 por ciento en Colombia, México y República Dominicana; y entre 25 y 30 por ciento en Chile, Ecuador y El Salvador.

Estos porcentajes resultan más elevados cuando se incluye la participación de las microempresas. Tan es así que el conjunto de las micro, pequeñas y medianas empresas representa más de 93 por ciento de los establecimientos registrados en la región.

Apoyo oficial

Según se desprende del informe, en los últimos 20 años los gobiernos de la región desarrollaron instrumentos y programas para apoyar las pymes y fomentar su crecimiento. Se pusieron en marcha iniciativas relacionadas con el acceso al crédito, la asistencia técnica para introducir mejoras en la gestión y la calidad, la ampliación y búsqueda de mercados, la participación en el comercio exterior, la capacitación de los recursos humanos y el desarrollo empresarial, entre otras.

Sin embargo, persisten problemas de información para la generación y el uso de bases de datos que den a conocer la magnitud y extensión del universo de las pymes en cada país. Además, hay una falta de evaluaciones de impacto que permitan comprobar la eficiencia y cobertura de los instrumentos de apoyo, como forma de medir los logros de la política pública.

En este marco, la Cepal recalcó que para avanzar en el diseño de políticas de apoyo de estas empresas es necesario contemplar alternativas complementarias para mejorar los sistemas de ejecución, establecer mecanismos de coordinación institucional, fomentar los vínculos públicos y privados y buscar la continuidad de los programas para generar mayores capacidades en las instituciones y acumular aprendizajes.

Así, mediante su División de Desarrollo Productivo y Empresarial, esta comisión regional de las Naciones Unidas publicó en los últimos meses varios documentos sobre las pymes en la región que revelan el amplio universo de iniciativas que se pusieron en marcha para apoyar su crecimiento, así como de los problemas y desafíos que persisten para su desarrollo.

Algunos de ellos son: Apoyando las pymes: políticas de fomento en América Latina y el Caribe, y Eliminando barreras: el financiamiento a las pymes en América Latina, en los que se entregan estudios sobre políticas e instituciones de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas en varios países de la región y se examinan los sistemas de financiamiento y los instrumentos financieros a los cuales pueden tener acceso.

Otras publicaciones analizan los encadenamientos productivos en México, las políticas de apoyo a las micro y pequeñas empresas en Brasil y los programas de innovación para las pymes en la región, con énfasis en Argentina, Chile y México.

También se aborda en otro estudio el uso y difusión de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en el tejido empresarial argentino y se presenta un compendio de experiencias exitosas de pymes en innovación, inserción internacional e inclusión social, preparado por la Cepal junto con la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Todas estas publicaciones pueden ser consultadas en el sitio web de la Cepal

Artículos destacados