La Nación estudia desgravar de impuestos a pymes de jóvenes

Economía, se comprometió a analizar la reglamentación del capítulo tributario de la Ley de Emprendedores que prevé una reducción de la presión fiscal.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, analiza una desgravación del impuesto que pagan las pequeñas y medianas empresas encabezadas por jóvenes que tienen entre 18 y 35 años. Lorenzino prometió avanzar en este sentido durante una reunión que mantuvo hace unos días en el Palacio de Hacienda con Nicolás Morelli, el presidente de la Federación Argentina de Jóvenes Empresarios (Fedaje).

Durante la entrevista, que duró casi una hora, el ministro dijo que iba a conformar un equipo técnico para trabajar de forma conjunta con la Fedaje para reducir la presión impositiva de las nuevas pymes y en otras problemáticas que afectan al sector.
Concretamente, señaló que iba a tratar de acelerar la reglamentación del capítulo tributario del Programa Nacional de Apoyo al Empresariado Joven que promulgó con carácter de ley (Nº 25872) el Congreso Nacional en el año 2004.

Esta normativa prevé la creación de un programa dirigido a estimular y favorecer el desarrollo de emprendimientos de negocios entre los jóvenes de hasta 35 años, pero su puesta en marcha ha tenido algunas dificultades porque aún no se reglamentó uno de los capítulos más importantes referidos a los mencionados beneficios impositivos que obtendrían estas empresas.
En el artículo 2, la ley 25872 subraya la necesidad de “fomentar el espíritu emprendedor en la juventud: promoviendo la creación, desarrollo y consolidación de empresas nacionales”.

En otro de los incisos también destaca la importancia de “promover la inserción en mercados nacionales e internacionales de bienes y servicios industriales elaborados o prestados, que incorporen innovación tecnológica”. Sin embargo, la ley establece un círculo de beneficiarios claros porque se cincunscribe a las personas físicas o jurídicas que desarrollen tareas productivas, industriales o de investigación científica que tengan su domicilio en Argentina y un mínimo de 51 por ciento corresponda a ciudadanos argentinos de entre 18 y 35 que posean el control de la empresa.

Artículos destacados