La Bolsa y la UIC lanzan SGR por $20 millones

Será una sociedad comercial que tendrá por objeto otorgar garantías a las pymes para facilitar y mejorar el acceso al financiamiento, permitiendo condiciones más ventajosas de tasas y plazos, entre otras ventajas.

La Unión Industrial de Córdoba (UIC) y la Bolsa de Comercio de Córdoba lanzan hoy la Sociedad de Garantía Recíproca Avales del Centro SGR por un monto de 20 millones de pesos. Será una sociedad comercial que tendrá por objeto el otorgamiento de garantías a las pequeñas y medianas empresas (pymes) para facilitar y mejorar el acceso al financiamiento, permitiendo condiciones más ventajosas de tasas y plazos, flexibilidad en los requerimientos de las garantías y una evaluación crediticia especializada, entre otras ventajas.

“Si bien en principio no formará parte de la sociedad, también tenemos el acompañamiento en esta primera etapa del gobierno de la provincia de Córdoba. Por el momento, esta sociedad estará conformada sólo con aportes privados”, adelantó a Comercio y Justicia, Fernando Sibilla, director ejecutivo de la UIC y explicó que una vez reunidos los socios necesarios, la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa de la Nación (Sepyme) da la aprobación final de la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR).

Básicamente, una SGR consiste en una asociación entre empresas grandes o inversores y pymes en la cual ambas reciben determinados beneficios. La integran dos tipos de socios: los “protectores” (que aportan dinero al fondo de riesgo y tienen beneficios impositivos) y socios “partícipes” (que obtienen garantías para sus créditos y se benefician con mejores condiciones de tasa y/o plazos y/o montos).

En este marco, Sibilla remarcó que además de la exención total del impuesto a las Ganancias, las empresas protectoras que integran la SGR tienen la posibilidad de financiar a su cadena de proveedores y, de este modo, agregrar valor. “Los fondos de las grandes empresas deben permanecer durante dos años como mínimo dentro de la SGR”, agregó.

Otro requisito que hace a la conformación de una sociedad de este tipo es que una empresa no puede tener más de 40 por ciento de los fondos, por lo que, como mínimo, esta SGR debe contar con tres socios aportantes.

Por otra parte, se necesitan 120 empresas pyme para conformar la SGR, según la reglamentación. “En este momento estamos en el proceso de búsquedas de empresas. Una vez que tengamos la sociedad conformada, la presentaremos en la Sepyme para su posterior aprobación. La idea es que tengamos todo constituido a fin de año para ponerla operativa a principios del año que viene”, proyectó el directivo.

Cómo funciona
La SGR no es la entidad que presta dinero sino que funciona como garantía, mediante avales, para que las pymes puedan acceder a financiamiento (ver: Los beneficios). “Cuando una pyme va con ese respaldo, los bancos no le piden nada ya que la garantía es la SGR y es ésta quien, en el caso de que la empresa no cumpla con los pagos, se hace cargo de la deuda.

Por eso es que la SGR también tiene que realizar un análisis de riesgo, aunque es mucho más ‘amigable’ comparado con el que realizan las entidades financieras”, indicó Sibilla.

Según el ejecutivo, este instrumento viene a solucionar uno de los reclamos más recurrentes del sector que es el acceso al financiamiento: “Últimamente esta problemática se da por la accesibilidad efectiva al crédito, más que por las líneas existentes propiamente dichas. En este último tiempo existen opciones interesantes para las pymes en diferentes entidades financieras públicas y privadas, con tasas bastante convenientes. El problema es que la empresa que necesita el préstamo difícilmente puede reunir con todos los requisitos y garantías necesarias. Por esto, creemos que la SGR es un excelente instrumento”, concluyó.

Los beneficios

– Para el acreedor desaparece el “riesgo pyme”. Las garantías de una SGR son más líquidas que cualquier garantía real.
– La evaluación crediticia se hace teniendo en cuenta las características propias de las pymes y las de cada una en – La SGR – Las SGR ofrecen soluciones alternativas: financiamiento bancario, crédito comercial, negociación de cheques de pago diferido, obligaciones negociables pyme, fideicomisos, etcétera.

Artículos destacados