Inquieta a la UIA un proyecto que reduce beneficios

Se trata de una iniciativa impulsada por Héctor Recalde, que busca derogar ciertas flexibilidades que tienen las pequeñas y medianas empresas en sus relaciones laborales.

La reunión de la junta directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA) concluyó en una negativa hacia un proyecto de ley del presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados, Héctor Recalde. Esta vez la inquietud llegó de la mano de una iniciativa que busca derogar ciertas flexibilidades que tienen las pymes en sus relaciones laborales.

En este sentido, el órgano que agrupa a más de medio centenar de industriales expresó “su gran preocupación por el proyecto aprobado en comisión parlamentaria que propone la derogación del estatuto para las pequeñas y medianas empresas por considerar que una medida de tales características va en contra de la competitividad del segmento de empresas más dinámico en cuanto a creación de puestos de trabajo”.

Según medios nacionales, durante la reunión -presidida por Juan Carlos Sacco- los representantes de las pymes y de las asociaciones empresariales del interior alzaron su voz contra esta iniciativa parlamentaria, que tiene por objeto derogar la ley 24467 (sancionada en 1995) y el decreto reglamentario de 1999.

“La corriente internacional es clarísima a favor de la micro y pequeña empresa. Ahora la derogación total implica una pésima señal, que tiende a rigidizar las relaciones laborales y no contemplar la realidad laboral de la pequeña empresa”, explicó Daniel Funes de Rioja, uno de los vicepresidentes de la UIA.

Los beneficios existentes
Además de contener la definición de pyme, la ley 24467 dispone un registro único para todo el personal, permite que el preaviso cuente desde el día siguiente (y no luego de un mes), habilita al fraccionamiento del pago del aguinaldo, reconoce regímenes de indemnización diferenciados por convenio colectivo y hasta estipula que se pueden modificar las condiciones formales del período de vacaciones, entre otros puntos.

Por su parte, consultado por medios nacionales, Recalde defendió el proyecto (que ahora debe ser tratado por el plenario) por considerar que “no hay trabajadores pequeños, medianos o grandes, así que no se puede diferenciar entre derechos de los trabajadores sino que hay que diferenciar entre las empresas y ver cómo ayudar a las pymes para distinguirlas de las grandes”. Además, el diputado kirchnerista cuestionó que la ley permite definir como pyme un amplio número de empresas de hasta 79 trabajadores.

Artículos destacados