Informalidad y tasas altas, principales trabas para acceder al crédito bancario

Sólo 21% de las pymes y 14% de las microempresas se financian mediante el sistema. Por el contrario, la mayoría de estas firmas sobreviven con capital propio.

La principal fuente de financiamiento de las empresas argentinas es la reinversión de utilidades, lo que afecta principalmente las empresas de menor tamaño. Esto surge de la última encuesta realizada por el IeralPyme, de Fundación Mediterránea. Así, 68 por ciento de las empresas se financian con capital propio, 23 por ciento con crédito bancario y el 9 por ciento restante con crédito no bancario (mercado de capitales, proveedores).

En el caso de las microempresas – agrega la investigación-, 79 por ciento se financia con capital propio, 14 por ciento lo hace con crédito bancario y 7 por ciento con crédito no bancario.

Respecto a las pymes, 68 por ciento se financia con capital propio, 21 por ciento con crédito bancario y 11 por ciento con crédito no bancario. “Mientras menor es el tamaño de la firma, mayor importancia cobra el financiamiento interno a la firma”, explicó Luciano Crisafulli, economista de la Fundación.

En este marco, las entidades bancarias fueron consultadas por este medio sobre cuáles son los principales impedimentos que manifiestan los empresarios pyme al momento de acceder a un crédito. “Señalan diversas trabas, pero la principal es el armado del Legajo de crédito, barrera que se supera sólo una vez y luego se trata de mantenerlo actualizado”, indicaron en el Santander Río.

Para el Banco de Córdoba, el problema de las pymes y el financiamiento ocurre porque “conviven necesidades concretas de inversión para aumentar la capacidad productiva con un importante nivel de informalidad por parte de las empresas, que les dificulta el acceso al crédito y, desde el sector financiero, plazos y tasas que no son suficientes para encarar un proyecto de ampliación de la capacidad instalada”.

Otras de las causas que se advirtieron están relacionadas con que “muchos empresarios todavía son reacios a endeudarse a largo plazo. En otros casos, no cuentan con la información y documentación requerida”, explicaron en el banco Hipotecario.

“Existe una falsa idea en muchos empresarios pyme respecto a su capacidad para poder acceder al crédito. Es fundamental que estas empresa confíen en su potencial, ya que todas tienen la posibilidad de acceder a un crédito que se adapte a sus necesidades y capacidad de pago”, agregaron en el Credicoop.

El Galicia consideró que hay diversos factores macroeconómicos entre los cuales los bancos deben ajustar tanto en líneas de asistencia como en la operatoria de los bancos en Argentina. “Por el lado de las pymes, muchas deben mejorar o poner en orden sus papeles de trabajo, armar un plan de negocios o presentar garantías para el financiamiento de mediano/largo plazo, temas inherentes a la evaluación crediticia que la entidad realiza con base en la normativa del BCRA”.

Respecto a las tasas -que son uno de los obstáculos que señalan las pymes-, el Banco Francés indicó que en el marco que presenta el mercado de financiamiento, las tasas a las que acceden, en función del costo de fondeo, son sumamente competitivas. “En lo que respecta a los requisitos, siempre dentro del marco normativo del BCRA, se están revisando constantemente los procesos a efecto de facilitar el acceso a una calificación crediticia”.

Artículos destacados