Industria nacional: 96% de las empresas son mipymes

Además, este segmento emplea la mitad de la mano de obra industrial del país. El principal obstáculo de las pequeñas industrias es soportar los altos costos laborales y la presión tributaria.

Del total de establecimientos industriales en Argentina, aproximadamente 96 por ciento son micro, pequeñas y medianas empresas industriales (mipymes). Además, estas empresas de menor tamaño emplean a 50 por ciento de la mano de obra industrial del país y generan35 por ciento del valor agregado industrial argentino.

Los datos anteriores surgen de un trabajo realizado Luciano Crisafulli, María Constanza Demmel y Gabriel Baralla, economistas del Ieralpyme de Fundación Mediterránea, en el cual se analiza en primer término la participación que tienen estas empresas en la economía argentina.

Según destaca el informe, en Argentina los locales industriales mipymes se concentran principalmente en las provincias de Buenos Aires (37 por ciento), Santa Fe (11,6 por ciento) y Córdoba (9,2 por ciento). Lo mismo sucede con la concentración de la mano de obra industrial empleada por este sector: Buenos Aires (40,1 por ciento), Santa Fe (10,6 por ciento) y Córdoba (8,3 por ciento). Además, el producto industrial generado por las mipymes se concentra en Buenos Aires (44,6 por ciento), Santa Fe (9,5 por ciento) y Córdoba (6,9 por ciento), al igual que el caso de locales productivos y empleo generado.

Obstáculos por vencer
El estudio analizó -además- cuáles son los principales obstáculos externos e internos para las firmas que han de removerse con la intención de generar un entorno económico que brinde mayor competitividad a las mipymes industriales argentinas.

En este marco el estudio puntualizó que durante 2009, último dato disponible a la fecha, la tasa de natalidad de empresas iguala la tasa de mortalidad para las grandes y pequeñas firmas, mientras que para las micro y medianas empresas, la tasa de mortalidad supera la tasa de natalidad, siendo la tasa de crecimiento vegetativo de -4 por ciento y de -1 por ciento, respectivamente.

Resultados de la Encuesta sobre la Realidad Empresaria del Ieral realizada durante el mes de enero de 2011, muestran que el obstáculo indicado en mayor medida como “muy alto” para las microempresas fue el de costos laborales, con un 6 por ciento. Otras dificultades consideradas “muy altas” o “altas” para el crecimiento de las microempresas fueron la presión tributaria, 32 por ciento, y la legislación laboral, con 40 por ciento.

Financiamiento
Las empresas más afectadas para conseguir crédito son las de menor tamaño, debido a problemas de garantías, carpetas, costos de transacción, entre otros. De allí la importancia de estimular el crédito mipyme, para elevar la productividad de estas empresas y por ende contribuir al mayor crecimiento de la economía. También es importante considerar que, al ser el financiamiento propio la principal fuente de financiamiento de las mipymes, se vuelve primordial implementar políticas que tiendan a ampliar los márgenes de rentabilidad empresarial destinados a reinversión. En este sentido es una buena medida pensar en exenciones impositivas sobre las utilidades reinvertidas.

Promover la formalidad
Según destacó el informe, es importante generar políticas que permitan a las empresas informales ingresar al sector formal y crecer en productividad. En este sentido, uno de los aspectos determinantes, por ejemplo, hace referencia a la complejidad que enfrentan las empresas para cumplimentar con todas las regulaciones exigidas.
“Datos del Banco Mundial permiten cuantificar este problema: la cantidad de días promedio que debe destinarse para la obtención de licencias de operación es de 176 en Argentina, cuando el promedio para América Latina es de 55 días”, puntualizaron en el Ieralpyme.

Artículos destacados